top of page

Germán Tobón Camelo: "Creo que la radio tiene que transformarse."


Germán Tobón Camelo.




No importa en que archivo o registro que proponga leer o escuchar acerca de la historia de la radio de Colombia, deberá aparecer imprescindiblemente, la marca Todelar, en la que su fundador, Bernardo Tobón de la Roche, acolitado por sus hermanos Jaime y Jairo, y por sus hijos Bernardo y Germán Tobón Martínez, dejaron una excelsa herencia radial a lo largo y ancho del país.   

 

Germán Tobón Camelo, administrador por excelencia y apasionado hombre de radio, forma parte de la tercera generación de esta notable familia radiofónica.

 

Su padre, Germán Tobón Martínez, impregnó en su hijo, la entrega, dedicación y rigurosidad, que él aplicaba en la industria de la radio. Pero su legado se ha hecho más notorio, en la gran capacidad que siempre demostró el padre para generar negocio, y la que ahora, su hijo igualmente manifiesta con creces.

 

Muy joven, Germán, asumió el mando en la administración del patrimonio que su padre, a manera independiente, había consolidado en la industria de la radio, antes de su muerte. "Es satisfactorio. Nosotros heredamos cuatro frecuencias y en este momento ya suman diez.", comenta con juicio Germán, para quien administrar y revisar estrictamente que sus emisoras suenen con excelencia, es casi que una fiel copia de lo que hacía su padre.

 

Germán Tobón Camelo escucha y analiza la radio, la actual y la de antes. Aquella en la que fueron pioneros sus predecesores. Y aunque está muy orgulloso del legado radial que ellos dejaron, considera con aplomo, que, a la radio de hoy, es deber transformarla y adecuarla a las nuevas tecnologías, pero sin dejar de lado, los buenos contenidos.   

 

 

 

 

Por: Germán Posada

 

 

Cinco décadas atrás una gran mayoría de niños en Colombia crecíamos escuchando la radio, pero usted creció viendo como la hacían. ¿Qué recuerda de esa época de niño?

Son muchos recuerdos. Haber nacido y vivido en una familia de radio. Efectivamente jugaba por los pasillos de las emisoras, en el escritorio de mi padre, iba a transmisiones, veía cables, transmisores, tubos, eso obviamente generaba mucha curiosidad y yo creo que fue en esos momentos en los que empezó a alimentarse en mí ese gran negocio que es la radio y esto ha sido vital para el crecimiento interno y el futuro que hoy en día tenemos nosotros como familia con las empresas que tenemos.

De los recuerdos que tengo muy presentes es que siempre mientras íbamos en el carro se tenía que oír Todelar. Mi padre taba siempre revisando que efectivamente estuvieran las emisoras sonando, que no hubiera baches.

Yo creo que eso fue una gran escuela a una edad muy corta al lado de mi padre.  

 

 

¿Y de aquella época, recuerda alguna voz en especial de algún locutor que le causara gran admiración?

Indiscutiblemente Manolo Villareal. Una voz que siempre me marcó. Un gran señor y caballero. Lo conocí, pero a muy temprana edad.

También Gonzalo Ayala, otra gran voz que tuvo Todelar y que también conocí.

 

 

¿Qué es lo que más recuerda de su papá, en específico, en sus actividades con la industria de la radio?

Mi papá definitivamente era un apasionado de la radio. En la casa no se podía dejar de escuchar ninguna de las emisoras de Todelar y lo mismo ocurría dentro del carro como lo dije anteriormente. Recuerdo muchísimo en la casa cuando chequeaba las emisoras y si había un bache, automáticamente se comunicaba a la emisora y hacía el llamado de atención al control. Siempre muy metido en la calidad del sonido, en la cobertura de las emisoras y siempre tratando de tener los mejores equipos, de estar a la vanguardia con los equipos de radio de aquel momento.

Muy querido por su equipo de trabajo. No solamente los locutores, también los controles y trasmisoristas. Fue un gran jefe, creo yo, porque todavía inclusive, hay personas con las cuales yo trabajo y que también trabajaron con él y reconocen esa gran personalidad que fue mi padre.      

 

 

¿En qué momento de su vida se le nombró cómo la persona responsable para dirigir el patrimonio radial que su papá cimentó?

Mi historia es algo larga, pero trataré de ser breve. Mi padre murió en el año 94 y en ese entonces ya se había separado de la Cadena Todelar y ya había tomado la decisión de hacer su propio proyecto de radio que reunía una emisora llamada Radio Capital 1250 AM en Bogotá y TOCA STEREO que funcionaba en Tocaima Cundinamarca y posteriormente con un estudio alterno autorizado en Fusagasugá en el 89. También dos emisoras más en compañía del señor Gustavo Garay, gran persona de radio y subgerente en su momento de Todelar y muy amigo de mi padre. En San Sebastián de Mariquita, 1300 AM Radio Lupi y en Ibagué Tolima FM Estéreo.

Nosotros heredamos estas emisoras y mi madre siendo una ama de casa, tomó la decisión de manejar el control de la compañía. Pienso que fue muy valiente en tomar esa responsabilidad y sacarnos adelante. Desafortunadamente en el año 2005 ella falleció. Por aquel entonces yo ya me había graduado y había tenido una experiencia laboral de unos tres años en las emisoras, pero mi mamá siempre hizo mucho énfasis en que debería explorar otros caminos y es por esta razón que en el año 2003 incursioné en el sector financiero y entré a una firma comisionista de bolsa en donde trabajé por más de 14 años.

 

En el 2005 entré a tomar control de todas las emisoras y es así como comienza una estrategia clara de expansión de nuestro Sistema TOCA STEREO.

Mi experiencia de trabajar unos tres años en TOCA STEREO fue clave para esta decisión. En vida mi madre me animó a conocer el negocio en Cundinamarca. Conformamos un equipo interesante con Juan Carlos Rueda. Inclusive con Todelar de La X hicimos un buen proyecto. Continuaba trabajando en el sector financiero, pero nunca dejé de lado esa responsabilidad de sacar adelante esta emisora. Por más de que estuviera ocupado en mi trabajo, estaba muy al tanto de esa frecuencia.            

 

 

¿Cómo analiza el momento actual de TOCA STEREO?

Es satisfactorio. Nosotros heredamos cuatro frecuencias y en este momento ya suman diez, de las cuales ocho son FM y dos AM. Todo esto ha sido gestión de mi administración. Participamos de la licitación del año 2009 en donde nos ganamos tres licencias, Bucaramanga, Villavicencio y Sogamoso.

Luego la estrategia cambió a compra de frecuencias y en el 2017 tuvimos la oportunidad de comprar una emisora FM en Neiva la cual Caracol Radio la tuvo alquilada en su momento y en ese mismo año, a mediados, logramos otro negocio con Jorge Barón con la emisora Entusiasmo Estéreo en San Sebastián de Mariquita, que hoy en día es una TOCA ESTEREO Tolima. Finalizando ese año cerramos con otra negociación con Eduardo Robayo, presidente de Kokoriko, y nos quedamos con La Joya de la Corona, que es la emisora en Medellín 89.9 FM. 

Esta fue una licitación privada que hizo Eduardo Robayo y fue una ardua competencia en la que nosotros ganamos. Es nuestra mejor frecuencia con capacidad de 15 kilovatios y en la que mantenemos con el señor Rafael Páez de Olímpica Estéreo una excelente relación comercial.  

 

 

William Vinasco Ch, guarda un agradecimiento muy especial hacia su padre porque lo considera como el punto de apoyo en su vida para haber despegado su exitoso camino empresarial en el mundo de la radio. ¿Qué opina al respecto?

William Vinasco es una gran persona y siempre le he hecho saber ese agradecimiento por parte de nuestra familia de resaltar a mi padre en todas sus entrevistas relacionadas en su historia en la radio. Creo que es un gran empresario. Una persona que toma decisiones y se proyecta con desafíos y los saca adelante. El resultado de su trabajo es que tiene una gran cadena con más de 10 frecuencias en Colombia.   

 

 

Muchos están a la expectativa de lo que va a acontecer con el resultado del litigio que protagonizan los herederos de la familia Tobón Martínez, fundadores de Todelar y la familia Kaim, actuales apoderados de dicha empresa. ¿Usted está al corriente de eta situación?

Esto ha sido un proceso largo y desgastante en especial para mi tía Mercedes y mi tío Bernardo y de hecho para nosotros también. Mis tíos son los herederos directos y a quienes más ha afectado. Digamos que ha sido un proceso largo que tiene sus días buenos y sus días donde se frenan algunos procesos y toca volver arrancar desde otro juzgado.


Tristemente lo que te podría decir de este proceso es que nos hemos dado cuenta después de más de 12 años de la muerte de mi abuelo, del deterioro de esta Cadena.


Vemos como en Colombia, Todelar ya no es lo mismo, que era anteriormente. Se quedaron con sus frecuencias en FM, dos en Medellín, dos en Cali y dos en Bogotá y algunas AM, que entre todas no suman más de 10 emisoras operando.

Seguimos consistentes y apoyando el proceso y como bien le manifesté en algún momento a Carlos Arturo Kaim, nosotros lo que queremos es abrir la sucesión y entender si aquí hay un micrófono, un cable, o una emisora. Creo que lo más sano mentalmente para mis tíos y para todos, es abrir la sucesión y entender que hay en ese acervo, pero tristemente lo que hemos visto es toda una estrategia para dilatar todo el proceso.     

 

 

Digamos que El Circuito Todelar de Colombia ya es historia. ¿Acaso existe algo rescatable de lo que es hoy en día Todelar?

Todelar siempre tuvo ese gran reconocimiento en la industria con unas emisoras con un gran sonido, con un buen cubrimiento y creo que esto es un gran legado en la industria de la radio y obviamente toda la historia de estos contenidos que se creaban en los años 70s y 80s que marcaron una historia importante en la radio colombiana.

 

 

¿Y qué nos dice de La X?  

Es un gran proyecto y creo que es lo que hoy todavía le da vida a Todelar. Aunque siento que ellos no se identifican como Todelar sino como la marca de La X.  Me parece que este proyecto liderado por Alejandro Marín ha sido muy exitoso. Respeto a Marín. Me parece que es una gran persona, un gran conocedor de radio y gran conocedor de artistas, que le genera un valor impresionante a esa frecuencia.   

 

 

En momentos actuales, gente con trayectoria en la radio, opina que los días de esta empresa están contados y vaticinan un futuro incierto y vago de esta. ¿Usted siendo un administrador en esta área qué opina?

Yo siempre he sido un gran apasionado y defensor del negocio de la radio no solo en Colombia sino en el mundo.

Especialmente en Colombia tenemos un país radioescucha donde hay una cultura todavía muy fuerte en oír la radio. Me parece que los radiodifusores tenemos una gran ventaja y es que Colombia por su geografía es muy quebrada, con muchas montañas y zonas donde todavía no hay internet y a manera regionalmente el medio que todavía acompaña a los campesinos, a las personas de las regiones definitivamente es la radio.

Creo que la radio tiene que transformarse y el que no se transformó poca cabida tiene en el negocio de la radio. Hay que adaptare al medio digital, al streaming, al contenido que uno genera en el día a día no solamente por la radio, por el RF, sino al contenido de video. Soy un convencido que toda empresa de radio es una generadora de contenido y hay que saberlo administrar haciendo énfasis en el esquema digital.

 

 

 

"El negocio de la radio hoy en día es estar en la calle, mostrando nuestros estudios y nuestra marca."

Germán Tobón Camelo.

 

 

Para conocedores, uno de los problemas de más peso y por lo cual la salud de la empresa radial se ha resquebrajado tanto, es la incursión de administradores que no tienen idea de hacer radio. ¿Qué nos dice sobre esto?

Si. Hay personas que han llegado a la radio que personalmente creo que no la llevan en la sangre y no los hace vibrar. Mientras que uno no esté apasionado por lo que está haciendo, en nuestro caso la radio, los resultados con seguridad no van a ser los adecuados. Me parece que uno debe tener esas bases de radio para entender como transforma este negocio un poco más, generando buenos contenidos enfocados hacia el mundo digital. 

 

 

Leyendas de la radio en Colombia y público oyente de la época dorada de nuestra radio, coinciden en decir que todo tiempo pasado en la radio fue mejor. ¿Cree que están en lo cierto o, todo lo contrario, no han sabido acoplarse a los cambios generacionales que trae el tiempo?

Definitivamente no han sabido acoplarse. No es fácil dar ese paso o cambiar ese chip mental. Las personas que tienen una gran experiencia en radio y que hicieron radio, el entrar hoy a entender esta nueva era digital que de hecho incluye la inteligencia artificial, tienen muy poco conocimiento sobre el tema. Yo no soy un experto, pero si hay que tratar de hacer el deber de entender estas nuevas tecnologías, insisto, comprendiendo que la industria de la radio es una generadora de contenido.

En Estados Unidos según las últimas encuestas de Nielsen la radio sigue marcando unas cifras importantes de crecimiento de audiencia.

 

Creo que, si en algún momento uno percibía este fantasma, digamos de la amenaza en lo digital, hay que reconocer que, frente a los medios tradicionales, llámese radio, televisión y prensa, con el cual se ha logrado complementar mejor ha sido con la radio.

 

 

Frente a este tema, Oscar Tito López, un experimentado y apasionado hombre de radio, insiste en que la radio sigue más viva que nunca. ¿Está de acuerdo? 

Yo soy más de la línea de Tito López, a quién respeto. Es una eminencia en la radio. En definitiva, la radio no va a ser la misma que estábamos acostumbrados o que vivieron las personas en los años 70s, 80s y 90s. Yo creo que el negocio va a seguir funcionando, pero acoplándonos y acomodándonos al nuevo esquema de radio en el mundo. 

 

 

Siempre hay momentos difíciles y complicados en todo. ¿Quién ha sido su apoyo en su carrera dentro de la industria radiofónica?

Mi familia, mis hermanos. Ellos me apoyaron desde un principio para que liderara el plan de expansión de esta cadena. De otra parte, el señor Gustavo Garay que es socio nuestro, es una persona que ha dejado un legado en la radio muy importante en el Tolima, pero también en Bogotá cuando estuvo con Todelar. De la mano con él han venido muchos aprendizajes luego de la temprana muerte de mi padre.

Otra persona es Carlos Franco que también trabajó muchos años en Todelar, y que nos acompaña en la parte administrativa. En este proyecto, ha sido muy gratificante contar con su ayuda. El hecho de no tener que vivir en el día a día con las gestiones del personal que de alguna manera es desgastante, me liberan para dedicarme en lo mío. Yo siempre estoy enfocado en como logramos vender, en tener un buen sonido y contenido. Ese es prácticamente mi día a día y lo que me apasiona. 

 

 

¿En definitiva, el buen sonido en la radio parece ser la consigna que usted entendió como legado de su papá?

En el tema técnico soy muy inquieto en estar actualizado, en entender todas las nuevas tecnologías, mantenimiento de equipos, buenas instalaciones. Precisamente en este mes estamos trasladándonos de sede en la que estuvimos por 35 años en Bogotá con Radio Capital y desde donde manejamos toda la parte administrativa de las FM. Pasamos de una casa de más de 500 metros a una oficina de 200 metros en un edificio con los estudios hechos con toda la tecnología para lo que necesitamos, pero sin excesos.

 

Algo muy importante, que es una de mis teorías en esta industria, es que me gusta mucho oír a mis equipos de trabajo. Es decir, como yo la llamo, a mi Familia TOCA. Hay que rescatar las buenas ideas, ponerlas sobre la mesa y llevarlas a feliz término. Insisto, si no hay contenido en una emisora y si vamos a seguir haciendo radio desde la consola el negocio con seguridad no va a ser rentable. El negocio de la radio hoy en día es estar en la calle, mostrando nuestros estudios y nuestra marca. El modelo de la radio décadas atrás fue enmarcado en la sede a donde llegaban los clientes a pautar, ahora toca salir, no solo comercialmente sino a generar contenido. A estar cerca del oyente, acompañándolo y escuchando sus necesidades.  

                     

 

¿La payola en la radio es a la corrupción en el mundo?

Eso es un virus. Un cáncer para la radio. Yo creo que en el último año y medio ha tenido un gran cambio. Ya los artistas no le están creyendo a ese negocio.

Dentro de nuestra organización la forma de combatirlo fue tener sistemas de grabación 24/7 de las frecuencias, que es Monitor Latino, y así podíamos entender si efectivamente había o no, payola.

Con estos controles transformamos esa payola en el sentido de que si un artista quería sonar un mayor número de veces tenía que negociar con la empresa y llegar a un acuerdo. No con los directores o Disc-jokeys de las emisoras.      

 

 

Tengo entendido de que escucha La W, recientemente se anunciaron cambios en su mesa de trabajo que buscan recuperar audiencia que ha venido perdiendo últimamente. Imagínese a Julio Sánchez Cristo perdiendo audiencia. ¿Qué opina?

Sinceramente, yo creo que el problema de La W ha sido en los últimos dos años con este gobierno. La W, sin duda tiene un gran contenido y respeto y admiro muchísimo el trabajo de Julio E. Sánchez Cristo, pero sí creo que definitivamente se han acercado mucho al gobierno actual y sus oyentes que creo yo, son estratos un poco más altos, le han cobrado en parte ese acercamiento, afectándolos bastante en la audiencia.

Sigo siendo fiel oyente de La W, me gusta su contenido, pero si considero que tienen que hacer cambios para recuperar, digamos, esos pasos perdidos en la audiencia.      

 

 

¿Qué palabras dedicaría en esta entrevista al legado que dejó su abuelo Bernardo Tobón de La Roche, para la historia de la radio colombiana?

Aquí yo traería tres palabras que son Trabajo en equipo o como digo yo, el trabajo en familia. Y me refiero a familia a todos los colaboradores que están con uno en el día a día. Cuando hay trabajo en equipo uno logra llegar a sacar adelante los proyectos. Ser muy perseverante con una estrategia clara y martillarla en el día a día hasta que se vea un buen resultado. Es clave para el éxito, la pasión que se tenga por el negocio en el que uno esté. Para nosotros, la radio.    

 

Jaime y Jairo, hermanos de mi abuelo hacen parte de la historia de la radio en Colombia. Ellos tenían esa pasión por la radio y respiraban radio en el día a día. Cada uno con una especialidad diferente o con unas fortalezas muy marcadas.

 

Recuerdo mucho a Jairo que tuve la oportunidad de conocerlo y de compartir con él algunas conversaciones antes de su muerte, era un apasionado y muy estricto por el sonido de las emisoras con un gran oído para cuadrarlo. Creo que eso en parte lo rescaté y es un tema cotidiano en mi vida. A mí siempre me gusta tener un buen sonido y si yo siento que la emisora no está sonando bien lo identifico rápidamente. Tengo entendido de que Jaime si estuvo muy activo en la narración y locución. Mi padre en cambio siempre fue una persona esquiva del micrófono pero que le apasionaba la radio. No era amigo de salir al aire, incluso se nota lo tímido que era en las entrevistas.    

 

 

¿Qué sentimiento le produce ser parte de ese inmenso legado que dejó Todelar en Colombia?   

Definitivamente el apellido Tobón tiene ese legado. Creo que de la tercera generación somos los únicos que estamos haciendo radio hoy en día. Es gratificante entender y ver toda esta historia de radio y todas estas personas que han hecho parte de ella y el amor que tenían por esa marca, por mi abuelo, mi padre German y mi tío Bernardo. Ese legado hay que rescatarlo y mantenerlo en el tiempo y eso es un poco lo que llevo internamente. Nosotros tenemos estas frecuencias, en FM y AM, tenemos que seguir trabajando a diario insistiendo en acoplándonos a esa generación de contenidos en radiofrecuencia y digital.

 

 

¿Alguna sugerencia para las nuevas generaciones que quieren hacer radio?

Es difícil ver a gente joven tratando de liderar el tema de la radio. La invitación es que deben tener muy presente que el negocio cambió y seguirá existiendo en el tiempo, pero acomodándose a esta transformación digital para llegar a esas audiencias que no solamente hoy te oyen por un radio transistor sino por un celular o una Tablet. La persona que logre entender ese cambio y llevarlo a buen término creo que va a ser exitoso.

 

Rescato el proyecto de Blu Radio, estoy convencido de que ha sido un gran proyecto en el que Carlos Arturo Gallego fue perseverante, insistió y hoy en día es una de las cadenas habladas más importantes en Colombia.

 

 

Muchas gracias.

Mucha gracias por la entrevista y queda cordialmente invitado a visitar nuestras instalaciones.    

 

          

"Soy un convencido que toda empresa de radio es una generadora de contenido y hay que saberlo administrar haciendo énfasis en el esquema digital."

Germán Tobón Camelo.

501 views

ความคิดเห็น


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page