Joaquín Pérez Ramírez: “Soy un gomoso de la música”

Updated: Jan 6


Joaquín Pérez Ramirez.




Supe de Joaquín Pérez Ramírez cuando en el año 2017 inició el proyecto de MAÑANAS X en Todelar (Medellín) junto a Gabriel Posada Galvis con quien charlé para ese entonces de dicho programa. Y fue precisamente en esta conversación cuando me enteré del gran recorrido que tenía Joaquín en la industria de la radio paisa.


Charlar con Joaquín es de un gusto único. Los minutos pasan volando y se siente como estar escuchando radio. El cúmulo de experiencias profesionales que tiene es fabuloso y la facilidad con la que habla de música, personajes, libros, títulos de canciones y de películas, te entretiene de manera tal que no quieres cambiar de frecuencia.


Joaquín Pérez Ramírez no solamente se ha dedicado a hacer radio. La televisión y la prensa escrita también forman parte valiosa de su hoja de vida y en estas tres facetas como profesional de medios se ha deleitado compartiendo el gran caudal de información que tiene almacenado en su memoria y el cual viene recopilando desde muy temprana edad con una sólida disciplina digna de seguir y admirar.


Joaquín Pérez Ramírez es mi primer invitado en este nuevo año que recién comienza y es todo un gusto poderles compartir un poco de la vida y de la carrera de este polifacético hombre de medios paisa que vive con inmensa pasión todo lo que se propone hacer.




Por: Germán Posada



¿Por qué su amor, su pasión por la radio?


Somos una familia de melómanos, Mi papá era muy amante de los tangos, pero también le gustaban mucho las rancheras. A mi mamá toda la vida le ha gustado la música y soy hermano de Mauricio Pérez, quién arrancó en la radio antes que yo en Veracruz Estéreo.


Muy joven conocí La Voz del Cine y Radio Disco. A los 11 años ya era muy gomoso de la música y cuando salió el “American Top 40” anotaba todas las canciones y todavía conservo esos cuadernos.


Cuando estaba en bachillerato el dueño de la tienda del colegio me invitó a trabajar en ella. Me daba el “algo” y 500 pesos diarios. De esta manera cada viernes ajustaba dos mil quinientos pesos y mi hermano Mauricio ponía dos mil pesos más y comprábamos un vinilo cada semana. Juntos hicimos una colección de vinilos. Recuerdo que de los primeros vinilos que tuvimos fueron: Grandes Exitos del dúo Hall & Oates, Culture Club y Let´s Dance de David Bowie.



¿Quiénes han sido sus referentes como locutores dentro de su carrera en la radio?


Lógicamente Tito López por muchas razones. Por su voz, por su inglés, por el manejo al aire, por su conocimiento musical, era muy medido y muy pausado, muy estructurado, mejor dicho, Tito no salía al aire a decir bobadas. El otro es Carlos Acosta, quien fue el hombre que me permitió ingresar a la radio por primera vez cuando estaba en Súper Estéreo.9, un hombre muy conocedor de la música de Inglaterra, del tecno, del New Wave. Estos dos son mis referentes personales más importantes y que me marcaron mucho.


Obviamente hay más nombres, entre ellos Donnie Miranda a quien quiero mucho y quien me dio la oportunidad de ingresar a Veracruz Estéreo.


¿Cómo recuerda su primer turno en radio?


Un sábado Súper estéreo.9 hizo una rifa de un disco y gracias a mi hermano Mauricio que me dio la respuesta yo me gané la rifa. Cuando fui a reclamar mi premio hablé con Carlos Alberto Acosta y le manifesté que era un gomoso de la música y fue tanto mi ánimo de mostrarles que realmente era un apasionado por la música que me dejaron hacer un turno, ese día fue el 5 de diciembre de 1987 y estuve colocando música y pasando el “American Top 40”.


Recuerdo que Jaime Piedrahita, que luego pasó a Radio Activa, me dijo que cuando todos se fueran para la fiesta de transmisores que hiciera locución. Yo me puse muy nervioso, pero estaba tan acelerado que le hice caso y por eso me gané un llamado de atención del gerente. De hecho, recientemente hice un video recordando los 33 años de haber hecho mi primer turno en radio.



Veracruz Estéreo fue mi emisora de juventud y usted trabajó allí. ¿Qué representó Veracruz Estéreo para la ciudad de Medellín?


Cuando yo estaba en Súperestereo.9 le estábamos haciendo mucho contrapeso a Veracruz con el rock en español y a una gran mayoría de estos artistas los tuvimos en cabina promocionando su música y entrevistándolos, esto fue todo un fenómeno.


Las directivas de Veracruz lo que hicieron fue crear “92.9 Súper Internacional” y me invitaron a ser parte de Veracruz tras el final de Super Estéreo. Acepté, pero el tiempo que estuve fue muy poco, en total fueron unos 4 meses porque finalmente resulté fue trabajando en Veracruz Manizales, emisora que me fui a montar con Mauricio mi hermano.


Trabajar en Veracruz Medellín fue extraordinario, aún era número uno en Medellín y además Donnie Miranda me dio la oportunidad de hacer en Teleantioquia el programa “La Música de Veracruz”.




¿Cuáles son los géneros musicales en los que ha trabajado y por cuantas emisoras ha pasado?


Empecé en Super Estereo.9, luego pasé a Veracruz Estéreo Medellín, después fui a parar a Veracruz Estéreo Manizales, regresé a Medellín a RCN en donde trabajé 12 años e inauguré La Mega en el 94 hasta el 98, luego estuve en La FM en donde tuve la oportunidad de ser el corresponsal de Julio Sánchez Cristo y en el 2002 pasé a “Amor Estéreo” hasta el 2005.


Después me fui para “La Clásica” con Carlos Alberto Ríos y Mauricio mi hermano, allí solo estuve 11 meses. También trabajé en “Múnera Eastman Radio”, en “Ondas de la Montaña” y hasta junio de 2020 estuve en “La X de Todelar”.


En total fueron 10 emisoras. En todas a excepción de “Amor Estéreo”, he trabajado en música juvenil y anglo.



¿Cómo ha sido esa fusión entre radio y música dentro de su formación musical?


Yo quería estar en una emisora porque ahí estaba la música. En Colombia lo único que teníamos de música eran los casetes y los Long play que llegaban a Colombia meses después de haber sido lanzados en Estados Unidos. Por eso trabajar en la radio era tener la oportunidad de estar actualizado en la música.


Cuando yo llegué a Veracruz ellos tenían un convenio con la Compañía Lawrence Enterprises y les enviaban los videos musicales por eso Veracruz los pasaba en exclusiva. Ahora es muy diferente con toda la tecnología existente y el lanzamiento de una canción se puede escuchar en simultánea en todo el mundo.



Definitivamente usted es un melómano empedernido. ¿Qué nos cuenta de su colección musical?


Bien. Como te contaba, arranqué con mi hermano Mauricio con los Long play en el colegio y alcanzamos a tener unos 360. Luego los vendimos -por cierto muy mal vendidos- y arrancamos a finales de la década del 90 con una colección de Cd muy buena de la cual aún conservo muchos.


Como anécdota te cuento que cuando Tito López se fue a vivir a Bogotá me vendió una buena colección de música y hasta me regaló películas, videos y libros. Por el tema del espacio, con el tiempo yo he vendido mucha música, pero he digitalizado los cds. Aún no soy mucho de utilizar plataformas musicales y creo que ya no lo haré.



¿Es verdad que fue corresponsal de Julio Sánchez Cristo?


¡Sí! Yo trabajaba en la FM de RCN y en el programa que dirigía Julio Sánchez Cristo necesitaban a alguien que les contara las noticias de Medellín y me asignaron esa responsabilidad a mí. Entre mis funciones también estaba realizar contactos. Luego de la salida de Julio Sánchez Cristo pasé a ser corresponsal de la periodista Claudia Gurisatti quién lo reemplazó.


Fui corresponsal de Julio Sánchez Cristo más o menos un año. Recuerdo que el primer día no lloré de milagro, estaba supremamente nervioso y la voz me temblaba. Ojalá tuviera un registro de esa corresponsalía para demostrarte que no exagero. Cuando colgué era tanta mi frustración que me prometí hacerlo mejor en la próxima y mejoré tanto que terminé relajándome mucho. Yo no era irrespetuoso, pero perdí todo ese temor que a Julio Sánchez Cristo se le tenía y comencé a ser muy amigable, hacía chistes, cantaba y hasta formaba recocha y la pasábamos muy bien. Alberto Casas Santamaría era muy amable conmigo.


Una noche Julio Sánchez Cristo vino de visita a un evento en Medellín y lo conocí. Su personalidad fuera de los micrófonos contrasta con la que ejerce haciendo periodismo. Cuando de trabajo se trata su temperamento es muy rígido, pero en lo personal es mucho más relajado y conversador.


Años después nos encontramos casualmente en una feria de moda y con una excelente memoria se acordó de mí y fue muy agradable nuestro reencuentro.



Su última experiencia en radio fue en Todelar con Mañanas X acompañado de Gabriel Posada Gálvis. ¿Qué nos cuenta sobre esta experiencia?


A Gabriel lo conocí en 1990 en Manizales. Allí formamos un buen equipo con Felipe Arias Londoño, Mario Jiménez, Gabriel Posada y Julián Vinasco, entre otros. Volver a trabajar con Gabriel después de tantos años fue muy “bacano”. Recuerdo que en la cocina de mi casa empezamos a organizar el proyecto de radio y le propuse realizar un magazín con información variada y buena música al estilo como lo hacíamos antes en nuestros inicios. Funcionó muy bien con buen rating y muy buenos comentarios.


Lógicamente tenemos que ser conscientes de que Todelar no es Caracol ó RCN, que es una empresa más pequeña y con dificultades que no ayudaron a proyectarnos más, pero en resumen pasé muy bueno. Creo que todas esas madrugadas fueron hechas con mucho cariño, con mucho gusto. “Gabo” es un gran profesional y todos los que estuvieron ahí involucrados lo hicieron con gusto.


Siempre he dicho que si no vuelvo a la radio, cerré bien. Me gustó esta última etapa de lo que hice.



Obviamente la lista sería extensa. ¿Cuántos artistas ha conocido durante su carrera en los medios?


No tengo ni idea. Pero si ha sido una de las grandes alegrías conocer a artistas como Charlie García, Emanuel, José José, José Luis Perales, Margarita Rosa de Francisco, Carlos Vives, Miguel Mateos, la lista es larguísima pero ha sido una de las bendiciones de estar en los medios y conocer no solo cantantes sino actrices, actores, modelos, que mucha gente tal vez sueña conocer en algún momento.




¿A nivel personal cuál o cuáles son los artistas que lo han marcado de manera significativa?


Davie Bowie. Él es mi ídolo. Para mí el más grande. Tocaba todos los instrumentos y además hizo cine y teatro. En este mes se van a conmemorar cinco años de su muerte. En 2020 salieron tres de sus trabajos en vivo. Se le va a hacer un concierto virtual con Duran Duran en el estadio de Wembley que se llamara “A Bowie Celebration: Just For One Day”, También se le hizo un musical en Inglaterra llamado Lazarus que lo van a transmitir en plataformas.


Con él es como si no hubiera muerto porque siempre sale una canción inédita o un concierto, video ó presentación suya. Su muerte me dolió mucho. La muerte de mi papá y la de Davie Bowie han sido dos golpes fuertes en mi vida.


También soy muy rockero y para mí las agrupaciones Bon Jovi, Def Leppard, Scorpions, Black Sabbath, son únicas. El año pasado salió el álbum de Bon Jovi “2020” que lo presentó en directo a través de Facebook el 27 de noviembre, un día antes de mi cumpleaños, esto fue como un regalito para mí.


Me gustan el tecno, reggae, Disco, baladas, adoro a la agrupación Chicago. Otro de mis amores es el género que conocemos en Colombia como “música de plancha”.



¿Y usted que es tan melómano qué opina del reguetón?


Definitivamente es un producto para una generación.


Mal haría yo a los 53 años enfrentarme a este tipo de música ya que no está hecha para los de mi generación. Considero que es para gente mucho más joven. Me parece que hay cantantes “muy malitos”, casi todos tienen mala voz y esto es innegable. Su letra es muy floja y musicalmente es una fotocopia.


Casi que hay unos productores establecidos. Aquí en Medellín, por ejemplo, hay tres o cuatro que manejan todo el mercado con bases y variaciones mínimas.


No niego que a veces suena algo pegajoso, pero de ahí a decir que el género tiene algún valor, no. Lo que me extraña es que siga aún prevaleciendo. Muchos artistas pop han terminado grabando con representantes de este género precisamente buscando seguir vigentes y seguramente esto ha ayudado a su permanencia, pero para concluir en lo personal considero que es muy insípido el género.




“Creo que tenemos que estar más aterrizados y más conscientes y dejar de lado tanta banalidad y los lujos.”

Mauricio Pérez Ramírez y Joaquín Pérez Ramírez.




Ahora con la pandemia a falta de conciertos físicos el recurso con las plataformas ha sido bastante utilizado por los artistas. ¿Cuál considera ha sido la transformación en la realización de los conciertos con el paso del tiempo?


Lo primero que te digo es que el mejor concierto que he visto en mi vida fue con la Agrupación Kiss en Bogotá.


Un concierto tiene que ser un espectáculo inolvidable y no sólo por las canciones o lo buenos que sean tocando los instrumentos sino por todo lo que representan. El montaje, las luces, el sonido, los efectos, etc. Digamos que el concierto es el lugar para que el artista no solo haga su música, sino que se luzca con muchas cosas. En un futuro cercano creo que los artistas necesariamente van a seguir recurriendo a las plataformas. Recientemente el grupo mexicano RBD hizo un concierto y fue extraordinario ver como en el mundo sus seguidores se conectaron para escuchar sus canciones.


En 2020 vi a “Kraken” en concierto. También a “Culture Club” desde Wembley con un muy buen concierto de una hora y diez minutos de duración y así por el estilo estuve en muchos conciertos virtuales. Creo que es una muy buena opción y es la posibilidad desde cualquier lugar del mundo de conectarnos.


Independientemente de que volvamos a los conciertos físicos considero que la opción de la virtualidad será tendencia.



Usted hace hincapié entre un fan, un seguidor eventual y un verdadero enamorado de una propuesta musical. ¿Cuál en su concepto es la diferencia entre los tres y por qué los tiempos modernos estrechan estos lazos?


De las cosas que más admiro de los comentaristas deportivos es que tienen todo el conocimiento de los deportistas en detalle. En la música me parece que fallamos con esto. Nos falta más información detallada de los artistas. Mi opinión es que si a ti te gustó, por ejemplo, Rod Stewart ó Donna Summer (ya fallecida), por qué no seguirlos y enterarse que está o cómo están sonando. Yo soy de largo aliento. Es decir, me alegré muchísimo porque en 2020 Paul McCarney fue número uno en Estados Unidos y en Inglaterra con su nuevo álbum “III”. Él es toda una leyenda y continúa vigente a sus 78 años.


Para mí 2020 significó el regreso de las leyendas como de AC/DC, Kylie Minogue, Queen con Adam Lambert, Bob Dylan, cuando escuchamos la radio y suena una canción que nos gusta pero no nos enteramos más de quien la interpreta, nos convertimos en seguidores ocasionales quizás más de la radio que de la música, pero cuando por lo menos tenemos 1 o 2 álbumes ya somos un poco más fanáticos, pero cuando eres un seguidor acérrimo de sus carreras te conviertes en un enamorado de sus propuestas musicales. Yo soy así, especialmente con los que marcaron nuestra generación y fácilmente puedo responderte de las actividades de los que aún siguen vigentes.




¿En esencia cual ha sido su trayectoria en la televisión?


Arranqué en Teleantioquia con Veracruz por invitación de Donnie Miranda en 1989. He estado en Telemedellín, en Paisa Visión, Canal CNC y en Cosmovisión hice “Wazapiando” y “El Onceavo Mandamiento”, acompañado de Sandra Posada y Luis Guillermo Sosa “Pike”.




También ha escrito como corresponsal y ha tenido dos revistas propias. ¿Nos cuenta sobre ellas?


La primera se llamaba “SIGNOS” que la hicimos entre Javier Rodríguez, Santiago Ríos y Jairo Álvarez, manager de la agrupación Kraken. Alcanzamos a sacar unas cinco ediciones. Esto fue en la época de Súper estéreo.9.


En Teleantioquia cuando realicé un magazín llamado “La Brújula, la ruta del entretenimiento y la diversión”, también tenía su revista.


He escrito para los periódicos El Colombiano y El Mundo en Medellín y La Patria en Manizales, y en Facebook soy muy activo en mi Grupo llamado MUNDO RETRO.CO donde continuamente estoy contando noticias de música y cine.




Reconocido cinéfilo empedernido. ¿Es verdad que tiene la lista de todas las películas qué se ha visto?


Arranqué en 1990 a hacer la lista precisamente cuando llegué a Manizales. Siempre anoto el título, protagonista, fecha en la cual la vi y el puntaje que considero de 1a 10. Puedo decirte con propiedad que el año pasado vi 145 películas, siendo la última “La Mujer Maravilla”, que por cierto no me gustó.


Mi película preferida es “Highlander” protagonizada por Christopher Lambert, me la he visto creo que 33 veces. Soy un admirador y fanático de Silvester Stallone, por verraco y guerrero. Actúa, dirige, escribe, produce, ya debería estar retirado y sigue activo a sus 74 años.


Todo lo que tenga que ver con ficción me gusta. Películas como “Terminator”, “Robocop”, “Soldado Universal”, “Soldier”, son espectaculares. Es mi género favorito.


El tema de la inmortalidad me gusta mucho. De hecho, hay un libro de Simone de Beauvoir que se llama: “Todos los hombres son mortales”, es uno de mis favoritos. Así mismo he hecho la lista con los libros y lo hago desde que leí mi primer libro que fue “Cuando el hombre encontró al perro” de Konrad Lorenz.



Parece que es un asiduo lector. ¿Cuántos libros se leyó el año pasado?


Trece. El último fue un libro escrito en 1965 por Napoleón Hill y comencé el número 14 que se llama: “Con las manos en alto”, son unas crónicas del conflicto armado en Colombia de Germán Castro Caicedo.


Yo convino novelas, biografías, mercadeo, motivación y liderazgo. Trato de no leer dos libros seguidos del mismo género y finalizo uno por mes. Mi clave es que cuento las páginas del libro, cuento los días del mes y divido las páginas por los días y así hago mis cálculos de cuantas páginas tengo que leer por día para finalizar el libro durante el mes.


Me parece interesante resaltar frases o escribirlas en un cuaderno y soy muy afortunado de tener muy cerca a mi casa una librería que se llama “Al pie de la letra” la cual visito continuamente.



¿Nos comparte la lista de los libros que leyó en 2020?


Un mundo Feliz (Huxley, Aldous), La llave maestra de la riqueza (Napoleon Hill), Satán (Yehuda Berg), La vida de un negocio (Jose Archibold De Nicolo), Domingo Negro (Thomas Harris), Dinero, Felicidad, Tiempo Libre (Juverley Londoño), La Salamandra (West Morrist), Poder sin Límites (Anthony Robbins), La Ley del Monte (Alirio Bustos Valencia), La Búsqueda del Santo Grial (Walter Map), Aire de Tango (Manuel Mejía Vallejo), El Soñador (Lawerence Sanders), M. Night Shyamalan-El Cineasta de Cristal (Varios Autores), Con las manos en alto (Germán Castro Caicedo).



¿Cuáles son esas bandas sonoras qué más ha disfrutado?


Soy un fanático de las bandas sonoras y tengo una colección increíble. Esto me parece fundamental y si puedo me aprendo la banda sonora antes de ver la película. Hace poco me vi, “We Can Be Heroes”, la nueva película de Robert Rodríguez y me llamó la atención su música que es hecha por su hijo, un joven de 21 años.


El matrimonio de la música y el cine a través de las bandas sonoras es fantástico. Quien no recuerda “Purple Rain” o “Fiebre de Sábado en la Noche”, “Dirty Dancing”, “Flash Dance”. Mi recomendada es la banda sonora de la película “Monster Hunter” la última de Mila Jovovich, su música es toda instrumental.


Junto a un amigo que tiene un portal de bandas sonoras igual que yo, estamos continuamente discutiendo al respecto.



¿Por qué le gusta tener bares? ¿Cuántos ha tenido?


He tenido dos bares. Uno en Manizales y otro en Medellín hace unos dos años en sociedad con Carlos Serna y Alex Restrepo, con ambos trabajé en La Mega.


En radio sonamos una canción, pero no sabemos cuál va a ser la respuesta de los oyentes mientras que en un bar la reacción de la gente es directa y esa experiencia me gusta mucho. Lo que pasa es que es un trabajo agotador que demanda bastante y a cierta edad se hace difícil estar ahí a tiempo completo.



A mí me gusta mucho el boxeo y me he dado cuenta de que a usted también. ¿Qué tanto le atrae de este deporte? ¿Sabe que en Montreal hay dos colombianos que han hecho carrera en esta ciudad como boxeadores profesionales?


El boxeo me ha gustado toda la vida. Creo que me influenciaron mucho las películas de Rocky. En algún momento de mi vida quise entrenarme y fui a la Liga de Boxeo de Antioquia, pero aunque estaba muy joven, -en ese entonces tenía 21 años-, los entrenadores me dijeron que ya estaba muy mayor porque generalmente en este deporte se comienza como mínimo a los diez años. Mi boxeador favorito es Sugar Ray Leonard.


Efectivamente se de los boxeadores colombianos en Canadá. Me vi la última pelea que Eleider Álvarez, perdió y le escribí a su cuenta en Instagram en donde lo sigo, y le di mi mensaje de apoyo y se por las noticias que todavía no quiere retirarse. Conocí a “Mano de Piedra“Durán, a Miguel “Happy Lora“, recuerdo al “Huracán“ Palacio, a Irene Mambaco Pacheco.


Colombia ha tenido excelentes representantes en el boxeo lo que pasa es que es complicado que compita con deportes como el ciclismo y el fútbol. También conocí a Saúl” Canelo” Álvarez en 2019 cuando estuvo de visita en Medellín. El boxeo es tremendo, es el arte de la guerra.



¿Qué es la radio para Joaquín Pérez?


La radio fue una cosa y es otra cosa ahora. Para mí la radio ha evolucionado mucho. Antes era la compañía de toda la gente, ahora hay gente que no escucha radio. En la actualidad las plataformas suplen esa necesidad de escuchar la música sin comerciales y del “bla- bla- blá” que a veces aburre.


La radio sigue siendo una compañía que, según mi análisis, la de hoy, tiene que hacer el doble de esfuerzo por la mitad de los resultados porque ya no tiene el reinado que tenía antes. En Medellín por ejemplo en épocas pasadas para ser número uno las cifras tenían que oscilar entre más de un millón de oyentes, ahora se ha reducido a 300 mil. En el caso de la frecuencia AM, le está haciendo mucho daño la proliferación de espacios rentados por grupos religiosos y de brujos.


De otro lado me parece que la radio noticiosa con su carácter de inmediatez, no tiene fecha de vencimiento.



¿Cómo resume el 2020 y qué espera en 2021?


2020 fue un año de retos, muy complejo, de cuestionarnos mucho, de ser creativos.


Yo por ejemplo no manejaba ninguna plataforma existente y me tocó aprender para seguir conectándome con la gente. Leí muchísimo, vi muchas películas, hice ejercicio, disfruté de la familia y trabajé, no todo el año, pero fui productivo.


Me parece que aprendimos que tenemos que ahorrar y presupuestarnos para eventualidades como la que estamos viviendo. Creo que tenemos que estar más aterrizados y más conscientes y dejar de lado tanta banalidad y los lujos.


En especial en la música creo que fueron muy recursivos y se destacaron en los regresos muchos artistas de la vieja guardia.


Espero que por lo menos esta pandemia esté muy controlada para mediados de este año, continuaré con mis actividades como independiente que ejerzo desde hace 15 años haciendo lo que más me gusta. Tal vez me siente a dedicarme a escribir un libro sobre anécdotas de radio. Seguiré trabajando en mi Podcast que se llama “Archivos Retro” en donde ya tengo compilados 20 capítulos.



Muchas gracias.


Agradezco muchísimo que me hayas tenido en cuenta. Valoro mucho que se fijen en mi trayectoria.




“2020 fue un año de retos, muy complejo, de cuestionarnos mucho, de ser creativos.”

Joaquín Pérez Ramírez exhibiendo el logo del cantante David Bowie.

186 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin