“Kike Álvarez”, un eterno enamorado de la radio

Enrique Álvarez Alfaro o ‘Kike Álvarez’ como lo conocen en la radio, nació en Bogotá y desde muy pequeño sus experiencias de vida lo condujeron al mundo mágico y fascinante de la locución.

Quizás como pocos, tuvo la fortuna de ver en acción las actuaciones de Gaspar Ospina, otrora, figura prominente de la locución y de la actuación colombiana. Más adelante se ilustraría con las enseñanzas de distinguidos maestros de la locución y con humildad supo entender en su momento que no sólo la cátedra era suficiente para hacerse locutor. Luego como una recompensa la vida le brindó las oportunidades para realizar ese sueño que creía inalcanzable.

‘Kike Álvarez’ pudo disfrutar de aquellas cabinas de radio que desde niño conoció y abrazó la compañía de figuras que admiraba, pero tal vez lo mejor fue regocijarse acompañando por años a aquellos fieles oyentes de su estilo y de su voz.

Actualmente ‘Kike Álvarez’ sigue viviendo su sueño con entusiasmo adaptándose al cambio que las nuevas tecnologías ha impregnado a la radio tradicional en la cual se cultivó.


'Kike' Alvarez en los estudios de Latin Radio. Foto Archivo Personal.


Por: Germán Posada

G.P.: ¿Cuántos años resumen su carrera radiofónica?

K.A.: Arranqué tarde porque generalmente casi todos empiezan muy jóvenes. Yo tendría unos 23 años. Resumiría esa pasión por la radio en unos 25 años.

G.P.: ¿De qué manera percibió su gusto por la radio?

K.A.: El bichito de la radio vine desde muy niño, tanto así que me metía a los radios teatros de Todelar para ver como el maestro Gaspar Ospina hacía de Kalimán, me robaba las cuartillas y me las llevaba para la casa para tratar de interpretar como ellos lo hacían, tarea difícil (jajaja).

Lo curioso es que jamás había pensado trabajar en radio, primero porque le tenía un respeto casi que de culto. Tuve la oportunidad de estudiar la primaria y parte de la secundaría en el Liceo Cervantes de Bogotá. Allí conocí y me hice amigo de Jhonny Greiffestein, el hijo menor de Otto Greiffestein la gran figura de la radio Colombiana. Allí nació este gusto por la radio. Lo acompañábamos a los estudios de las diversas emisoras, así fue como conocí a Armando Plata Camacho y a Willian Vinasco cuando realizaron la primera maratónde la radio en Todelar Radio Tequendama.

En ese orden de ideas acompañábamos a Otto Greiffestein a Caracol Estéro cuando coordinaban con Enrique Paris las programaciones de la primera FM del país. Allí me encontré años después al mismo Armando Plata Camacho grabando en estudio el ‘Unicornio en la Noche’.

G.P.: Usted realizó estudios en la Academia Arco ¿Qué opina del papel de las escuelas de locución en la formación de nuevas generaciones de comunicadores?

K.A.: Antes era muy difícil entrar al mundo de la radio, eso fue cambiando gracias a la incursión de institutos que fueron formando en el medio a aquellos que queríamos la radio.

Considero vital ese aporte tanto que viendo la importancia de la formación de nuevos talentos creamos hace años el primer curso de radio de la región Popayán Cauca, y hoy en día arranca un nuevo proyecto denominado COSMO RADIO el mundo Infinito de la Radio encaminado a orientar los temas radiales entre la juventud.

G.P.: ¿De quién guarda buenos recuerdos cómo profesores de locución?

K.A.: Jimmy García Camargo y Gabriel Muñoz López entre otros.

G.P.: En algún momento usted me dijo que las nuevas generaciones están perdiendo el contenido de la buena radio, de aquella en particular de los 70s, 80s y 90s. ¿Por qué considera que las nuevas generaciones no están haciendo buena radio?

K.A.: La radio de antes tenía forma y contenido, si se quiere estéticamente hablando era muy bien lograda, con gusto, armonía, y en forma porque sus contenidos eran interesantes, formativos, didácticos. Hoy la radio ha ganado un espacio muy grande dentro de la juventud, pero ha perdido el respeto al oyente, cayendo en una forma vulgar de presentar y animar programas y espacio, no todos, pero si gran parte.

G.P.: ¿Una vez terminó sus estudios de locución cómo fue enfrentarse al mercado de la radio?

K.A.: Inicié de la manera más difícil leyendo noticias en una emisora de Todelar en la ciudad de Barranquilla, sinceramente no estaba preparado para ello, pero asumí el reto. Fue vital para aterrizarme a la realidad el compartir con esas grandes voces de la arenosa, cuando mi voz todavía no estaba suficientemente educada. Con el tiempo se fue recogiendo esa experiencia que es vital en el medio porque la teoría no te alcanza.

G.P.: ¿Cuál es el balance que hace de su paso en la Voz de Colombia?

K.A.: Los 80’s fueron marcados por una onda romántica en Bogotá y una de las emisoras iconos de ese género musical era La Voz de Colombia. Yo era fanático de esa emisora. Con el cambio de dirección llegó Gilma Velásquez a dirigir la emisora romántica de Caracol. Logré una cita con ella que me pareció una gloría. Hablé y le manifesté mi interés de trabajar con ellos, no me conocía, no me pidió demo, simplemente nos tomamos un café y reímos, al final me dijo……’yo te llamo si sale algo’.

Triste y dispuesto a claudicar entró un día una llamada a las 11:30 de la mañana, al otro lado de la línea me decían señor tiene turno al medio día lo esperamos 5 minutos antes sea puntual. Los nervios y la alegría no tenían límite. Allí trabajé por espacio de dos años.

G.P.: ¿En cuales otras emisoras experimentó la magia de hacer radio?

K.A.: Resumiendo, algunas emisoras en las que labore están Radio Reloj de Caracol, Radio Ciudad de Bogotá del G.R.C. Radio 24 G.R.C. Antena 2 de R.C.N. Rumba Estero 97.5 Cali. Colmundo Radio Cali, Amor Estéreo Popayán.

G.P.: ¿Qué locutores conoció y qué tanto aprendió de ellos?

K.A.: En el Grupo Radial Colombiano conocí al que podía denominar como mi mentor Constantino Arias. Allí mismo conocí al fantástico Guillermo Díaz Salamanca Pache Andrade y Carlos Antonio Vélez.

En R.C.N. Raúl Escalantea quien le ponía a grabar los comerciales que vendía cuando fui Director de una emisora de R.C.N en el Sumapaz llamada Radio Galaxia.

Conocí a Manolo Bellon y a Gustavo Niño Mendoza durante mi paso por La Voz de Colombia y Radio Reloj en la antigua 19 de Bogotá. Me permitía hablar con ellos y verlos trabajar cada uno en lo suyo.


La radio de antes tenía forma y contenido

'Kike' Alvarez en los estudios de RCN (2003). Foto Archivo Personal.

G.P.: ¿Qué personalidades admiraba por aquella época?

K.A.: Era fanático de Armando Plata Camacho toda vez que era el camino de lo que sería el mundo dj música e información de artistas, mi mejor recuerdo era la puesta en escena del Unicornio en la Noche programa de Caracol que impactó mi gusto por la radio. Posteriormente conocí a Manolo Bellón y de él conocí la magia del pop.

G.P.: ¿Consideró que podía haber hecho una reconocida carrera en la radio colombiana o por el contrario desistió de ello?

K.A.: La familia es lo más importante que hay. A veces nos frena de meternos en proyectos que nos impliquen restarle seguridad al núcleo familiar por eso después de terminar en Rumba Estéreo 97.5 de Cali, me ofrecieron una plaza para Popayán en Amor Estéreo 100.1. Se puede decir que aquí anclé y durante 15 años presté mis servicios a esta radio romántica del Cauca, publico agradecido y muy querido.

Considero que lo que se hizo se hizo, pero hoy las cosas están cambiando de tal forma que es posible reinventarse, y en eso estamos.

G.P.: ¿Hace cuánto que se lanzó con su proyecto personal de radio virtual?

K.A.: Cambiar el chip en ciudades muy tradicionales como en la que estoy no es fácil, sin embargo, vi hace seis años que la radio y los medios apuntaban a lo digital arranqué con un formato de farándula internacional para después enfocarlo más a un nicho regional y local.

G.P.: Por lo que he podido observar la información principal de su página está enfocada a nivel local. ¿Estoy en lo cierto?

K.A.: Después de descubrir que el -agua quema- me di cuenta que a la gente no le interesa lo que pasa en otras partes del mundo, para eso están las paginas especializadas y reconocidas. La gente quiere que le cuenten lo de su pueblo, su ciudad, su entorno, sus mandatarios, su actualidad regional y local. Por eso el formato editorial priorizó ese enfoque.

G.P.: ¿Maneja una programación musical en especial o puede escucharse de todo tipo de género musical?

K.A.: El formato de la Emisora es Crossover y se puede escuchar de todas las baladas clásicas, salsa, pop nuevo y baladas de los años 2000.

G.P.: ¿Acaso tiene algún segmento de locución hablada?

K.A.: Latín Radio hace en vivo a las 9:00 de la mañana un magazín periodístico llamado Notas & Café. Por ahí desfilan los personajes de la actualidad municipal, departamental y nacional.

Entre los proyectos de radio esta potenciar los espacios para estudiantes de comunicación social, academias de locución y periodistas independientes que busquen espacios de difusión, brindándoles espacios que difícilmente tendrían en la radio comercial.

G.P.: ¿Cómo le ha ido con el sostenimiento de su emisora a nivel comercial?

K.A.: Cuando no eres una marca con músculo financiero suficiente la tarea se convierte en algo entre comillas quijotesca. Pero la constancia determinación y convicción marcan el camino a seguir.

G.P.: En una dedicación hacia usted en uno de su cumpleaños lo describieron como un luchador incansable del movimiento de antaño. ¿Acaso se refieren a la radio de antes?

K.A.: Creo que lo más bonito que pueda haber más allá de lo económico es que después de 15 años de haber terminado mi ciclo por Amor Estéreo, es que la gente te diga “Enrique Kike Álvarez “, eso indica que la marca y su contenido con el público que al final es lo más importante, logró algún reconocimiento. Indica además que algo bueno hiciste en tu aporte a los medios locales.

G.P.: Muchas gracias

K.A.: Mi estimado Germán muy amable por tu entrevista.


'Kike Alvarez' y la periodista Mabel Lara en una de las celebraciones de La Noche de los Periodistas. (2007). Foto Archivo Personal.



La Noche de Periodistas

Kike Álvarez creó un evento en el año 1998 que se llama 'La Noche de los Periodistas’. El año pasado llegó a los 21 años continuos de realizarse.

“La Noche de Periodistas es un concepto traído de los premios de Bogotá del CPB, pero yo le coloqué una variante que fue la rumba, premios en efectivo, placas, condecoraciones y orquestas invitadas. Es como una especie de Oscares del periodismo local que con el tiempo se ha convertido en un referente donde el periodismo caucano se reúne sin envidas ni celos periodísticos.‘Kike’ Álvarez.

127 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin