Jhan Marcelo Jiménez Moncada: “La radio es un medio muy bonito”

Updated: Aug 3

Recientemente en Colombia la agencia ECAR en sus siglas -Estudio Continuo de Audiencia Radial- designó las emisoras más escuchadas y la Organización Radial Olímpica con sus estaciones ocupó las primeras posiciones en varias ciudades del país. Lo interesante es que el éxito de esta empresa viene repitiéndose durante los últimos años.

En Ibagué, Olímpica Stereo 94.3, no fue la excepción y volvió a repetir con el número uno consolidándose como la más escuchada sumando más de 90 mil oyentes. Jhan Marcelo Jiménez Moncada es su director y feliz con la noticia no ha dudado en otorgarle a su equipo de trabajo todos los méritos por su excelente desempeño que los sigue manteniendo como los reyes de la sintonía en esta ciudad.

Lo curioso en la carrera de este hombre de medios que tuvo sus inicios en la radio juvenil, es que terminó siendo el director exitoso de una emisora de música tropical, género que no le gustaba como el mismo lo admite. Jhan Marcelo es hombre de retos, elocuente y sosegado. Sorprendido me dejó el día de la entrevista porque nunca interrumpió nuestra charla mientras aguantaba desde un doceavo piso el remesón de un temblor de tierra que en ese momento sucedía.

A continuación una breve síntesis de lo que ha sido la productiva carrera de este locutor que pese a su juventud ya cuenta con una vasta experiencia en la delicada función de dirigir exitosamente una emisora y mantenerla con un óptimo nivel de sintonía.


Jhan Marcelo Jimenez Moncada. Estudios Olímpica Stereo Ibagué.



Por: Germán Posada

Antes de tomar clases de locución cursó algunos semestres de electrónica. ¿Qué lo hizo cambiar de profesión?

Si estudié electrónica pero en realidad desde mis trece años ya hacía radio. Comencé como asistente en Radioactiva en Manizales, siempre fui muy apasionado con el tema de la radio pero mi papá todo el tiempo me sugería estudiar otra profesión a la par. Alcancé a estudiar tres semestres de electrónica pero volví a buscar la radio y esta vez mi papá me respaldó.

Algo muy importante es que en Manizales yo escuchaba bastante Veracruz Estéreo que había llegado primero que Radiactiva. Así fue comenzando mi apasionamiento por la radio. Mi papá me había regalado una grabadora y me hablaba de una nueva estación que había salido que era Veracruz y comencé a escucharla día y noche y dormía con la grabadora puesta en el rincón de mi cama. Me sabía todos los programas, llamaba a la emisora, quería participar, pero nunca pensando que yo fuera un locutor.


¿Qué tan importante ha sido en su carrera haber estudiado en una escuela de locución?

Yo estudié en el IME en la ciudad de Pereira y fue una buena experiencia. Lo que pasó es que yo entré con una ventaja grande porque ya pertenecía a los medios por lo cual ya tenía experiencia en muchas cosas.

Referente a este tema tengo una anécdota muy particular. Mis papás siempre me insistieron que debía estudiar y no solamente enfocarme a ser locutor. Estando en Manizales me presenté en dos oportunidades a la universidad para estudiar Comunicación Social. En la primera no pasé y en la segunda iba a ser admitido pero yo ya estaba matriculado en la ciudad de Pereira en el IME.

En Manizales a mi mamá le comunicaron de la universidad que yo había sido admitido pero ella por alguna razón nunca me dijo y prefirió que siguiera con mis cursos en el IME en Pereira.


¿Y cómo fue ese primer acercamiento con Radioactiva?

En 1991 llegó Radioactiva a Manizales y en algún momento la estación ofreció posibilidades de llevar una agrupación musical a los colegios de la ciudad y nosotros quisimos aprovechar esto para recaudar unos fondos y nos pusimos en la tarea de averiguar en donde quedaba Radioactiva y saber detalles con el asunto de la agrupación.

Tres amigos y yo nos dirigimos al municipio de Neira (Caldas) en donde estaban sus instalaciones y nos entrevistamos con los locutores. Todo lo que vimos allí nos gustó tanto que les dijimos que queríamos ser parte de la emisora. Nos respondieron que podíamos ser asistentes realizando algunas labores como contestar los teléfonos, en algún momento darle ‘play’ a las canciones, sacar comerciales y que con el tiempo podíamos hacer locución. Para la época se dificultaba el transporte para ir hasta allá y nos propusieron de ir uno por semana y fue así como empezamos a aprender un poco sobre el mundo de la radio.


¿Algún locutor en especial qué admirara para la época?

Dos personajes. Uno es Mario Jiménez, de hecho algunos dicen que mi voz se parece a la de él. Mario trabajó en Veracruz Manizales y ha sido voice over a nivel nacional representando muy buenas marcas y ha trabajado con buenas empresas. Me gustaba mucho su estilo además la manera como presentaba televisión porque él estuvo en Bogotá como presentador de un programa para Coca Cola.

El otro es Gabriel Posada Gálvis. Lo he admirado muchísimo. El fue una de las personas que me dio la oportunidad dentro del medio. Ellos han sido mis referentes en la radio aunque he conocido a muchos locutores.

Parece que tuvo un paso fugaz en Veracruz Estéreo. ¿Qué pasó?

Gabriel Posada era en ese momento Director de Radioactiva y él creyó en mí para darme la oportunidad de ser un locutor. Como asistente el me guiaba, me permitía sacar los comerciales y me dio la oportunidad de salir al aire. Además me dejó hacer un programa de 9:00 pm a 10:00 pm.

También me permitió grabar comerciales, algo que como asistente fue algo incómodo para los locutores de planta pero Gabriel confiaba mucho en mí. Cuando terminé mis estudios de locución yo me iba a regresar a Manizales y a Gabriel lo habían trasladado a Medellín y me preguntó si quería quedarme en la emisora pero no acepté.

Instalado en Manizales estaba estudiando artes plásticas y un día recibí una llamada en donde me propusieron ser el Director de Veracruz en donde Ricardo Andrés Holguín, la dirigía. Con el aval de mi papá dejé mis estudios de artes plásticas y acepté el reto de dirigir Veracruz Manizales que en otras palabras era Veracruz Internacional. Yo quería hacer cambios al estilo de Radioactiva, le presenté mi proyecto a Donnie Miranda quién lo aprobó.

Para mi sorpresa, a los tres meses Ricardo Andrés Holguín regresó a su cargo y yo salí. En tres meses logré hacer muchas cosas. De hecho me tocó celebrarle el séptimo aniversario a Veracruz.

La verdad lo admito. Yo no tenía experiencia en la dirección de una emisora pero me fui para Caracol en donde había tenido la experiencia con Gabriel Posada en Radiactiva y preguntaba cosas y allí muy amablemente varias personas me ilustraron.


Comenzó como asistente en 1991 en Radioactiva Manizales y siete años después fue Director en Veracruz Estéreo Manizales función en la que ha permanecido hasta la actualidad en su carrera en la radio. ¿Qué considera ha sido lo que lo ha mantenido en sus funciones cómo Director de emisora?

Los resultados. Si tu trabajo no da para que la emisora esté posicionada en los primeros lugares de sintonía corres el riesgo de salir de ese puesto. Esto ha sido también el hecho de entender lo que la gente quiere.

Por ejemplo en Manizales con Veracruz hice lo que a la gente le gustaba y aún con inexperiencia dejé en esos tres meses la emisora en el primer lugar pero esos aplausos no me los gané yo sino la persona que acababa de recibirme. Esto fue algo muy frustrante dentro de mi carrera no solo para mí sino para mi papá que tanto me estaba apoyando y por eso decidí en esa época hacer una pausa en mi carrera en la radio.


Ha tenido experiencia como presentador en televisión. ¿De preferencia cuál de las dos?

Las dos me encantan y las dos se manejan de una manera completamente diferente. La radio es espontaneidad. En mi época hacer televisión era todo grabado salvo algunas excepciones. Esto me sirvió mucho para mi imagen en el eje cafetero. Pero en conclusión considero que me gusta más la radio que la televisión.


¿De sus experiencias en televisión de cual conserva más grata recordación?

A varios profesores del IME les gustaba mucho mi trabajo y me quisieron dar la oportunidad en los medios y a través de ellos me conecté a una productora en Pereira que hacía trabajos para Telecafé y se llamaba Tevecentro de Caldas. Allí realizaban un programa que se llamaba ‘Habitat’ y yo fui la voz en off de todo lo que hacían, además de voice over grabando todos sus comerciales.

Luego para Telecafé, hacía ‘Top 5’ que siempre era pregrabado y un día lo hice en vivo. Esto fue para mí de lo mejor que me ha pasado.

También alcancé a presentar unos tres reinados de las fiestas de la cosecha de Pereira. Todos los detalles, referentes a esta experiencia fueron sumamente enriquecedores.


La radio es el medio que me ha dado todo lo que tengo

Jhan Marcelo Jimenez Moncada. Estudios Olímpica Ibagué


Sus primeros años en la locución fueron en un formato de música juvenil pero con el tiempo resultó animando música tropical. ¿Qué tal el cambio?

Cuando estuve en Radioactiva aprendí bastante de esta clase de música. Y la verdad ni me gustaba la música tropical ni la popular. Recuerdo que mi papá me decía que tenía que saber de todo porque no sabíamos lo que llegaría en el futuro y resulta que tenía toda la razón.

Entre el 95 y 96 estuve trabajando en Radioctiva y en el 98 resultó una vacante en Pereira para Tropicana en donde estaban haciendo ciertos cambios enfocados a una programación más juvenil.

Los hermanos Carlos y Lizandro Mota, ambos locutores y que actualmente trabajan en RCN me recomendaron con Rodrigo Salazar, director de Tropicana en ese entonces. Literalmente -yo me le pegué al lado a Rodrigo Salazar y le aprendí mucho- es por esto que siempre vivo agradecido con ellos tres por todo ese soporte y esa ayuda que me dieron en aquel momento.

Con el tiempo logré encajar en Tropicana. Era un estilo completamente distinto, más alegre y más dinámico. De hecho hasta me tocó cambiar mi manera de vestir que era generalmente de negro.

Hacíamos un programa en la mañana que se llamaba ‘Música pa mi Pueblo’ y empecé auditivamente a memorizar esas las canciones. Lo mismo me pasó con el programa ‘Lo maravilloso del ayer’. Me tocó cambiar por completo el chip y volver la locución más ágil y más alegre. Me costó bastante porque yo no entendía como era pero terminé haciéndolo tan bien que me dieron la oportunidad para dirigir ‘Oxigeno’ una emisora en Pereira y así combinaba mi trabajo en ambas emisoras.

En esta nueva etapa de mi carrera que recién comenzaba me ayudó mucho los recuerdos de la música que escuchaban mis papás y mis suegros.


En 2012 incursionó como locutor de Olímpica Stéreo Cali para luego pasar en 2015 a dirigir Olímpica Stereo Ibagué 94.3, emisora que se ha mantenido a nivel local en los primeros lugares de sintonía durante los últimos años. ¿En Ibagué específicamente qué considera ha sido el secreto de su éxito como emisora?

Primero que tenemos un jefe que más que jefe es un líder que sabe muchísimo de radio. El es Rafael Páez. Para él no hay un número dentro de una empresa sino un talento que está al mando y los talentos de cada ciudad somos los responsables de responder a esta filosofía. La idiosincrasia de cada localidad en donde esté Olímpica Stéreo es un tema vital en nuestra empresa.

En el caso mío no soy de la ciudad de Ibagué pero ya llevo viviendo cinco años en la ciudad y aprender a conocerla es algo difícil pero gracias al trabajo de todo un equipo logramos sacar adelante las cosas y eso ha favorecido mucho a la empresa. Las decisiones locales son clave.

En Olímpica Stereo contrario a Caracol y RCN en donde también he trabajado hay jefes para todo. Aquí el único jefe es Rafael Páez y con una gran ventaja porque tenemos contacto directo con él. Su experiencia y panorama frente a la industria de la radio es genial. Otra cosa es que la empresa nos deja trabajar, nos da plena confianza y esa es una de las cosas que nos favorece mucho.

¿Y a nivel nacional en qué se ha basado el éxito de Olímpica Stereo?

Definitivamente al liderazgo, experiencia y conocimiento de Rafael Páez y que en cada ciudad se trabaja de acuerdo a la idiosincrasia local. Por eso es que nos posicionamos tan bien a nivel local y esto se refleja a nivel nacional de la misma manera.

Con la incertidumbre generada por la pandemia muchas empresas siguen su desempeño con sus empleados trabajando desde sus casas. ¿Cómo han sobrellevado esta crisis para mantener su sintonía? ¿Usted en particular cómo se siente?

Hemos aprendido a cuidarnos porque obviamente nuestras familias dependen de nosotros. En cuanto al tema con el contacto directo en la emisora, en cabina, con la gente, ha sido todo un reto manejarlo de manera virtual.

No podemos ser ajenos a esto que está sucediendo. Nos ha tocado digamos que reinventarnos y aprender en cuanto a las redes sociales. Ahora están de moda todos los que están utilizando las diferentes plataformas y a nosotros nos ha tocado fortalecernos para estar presentes de esta manera.

En este momento con el tema de la pandemia las cosas han cambiado bastante y muchas cosas son distintas pero sin dejar de lado lo que es estar pegado a la antena. La antena es lo que sale en vivo al aire a través de nuestra estación de radio. Estamos constantemente generando buenos contenidos. Un ‘Playlist’ sin contenido no tiene vida y eso es muy importante para nosotros.

Nos ha tocado hacer teletrabajo. Nuestro jefe siempre nos motivó a salir adelante. Hemos cambiado los turnos de los locutores e implementado el tema del teletrabajo utilizando el mínimo de personal dentro de la emisora como tal.

Ustedes como Organización son una muestra fehaciente de qué la radio sigue viva y con fuerza. Sin embargo otros siguen considerando que la radio esta en sus últimos suspiros. ¿Qué opina del estado actual de la salud en la radio colombiana?

Yo creería que en el caso de Colombia todavía le queda vida. Hay países en donde la radio ya no es lo mismo. La vida de la radio se la ponemos los locutores con la información local, las cosas que se producen de momento en cada lugar.

Digamos que la radio en la actualidad ha sido maltratada porque la publicidad entra casi que en un plano diferente sin ocupar ese espacio tan importante que requiere la radio para su subsistencia.


Para animar formatos musicales y en especial del género tropical se necesita una locución muy divertida y amena pero hay quienes se quejan de la ‘chabacanería’ empleada por algunos locutores. ¿Ustedes por ejemplo cual es su método de trabajo?

Es un equilibrio. Para poder sacar adelante una emisora como estas necesitamos humor realmente divertido y que lo haga una persona que sepa. Información veraz y a la vez rápida. Pero no podemos rayar en la vulgaridad. Nosotros en Colombia utilizamos mucho el tema del doble sentido pero esto hay que saberlo manejar sin ser groseros ni grotescos.


Una de las falencias actuales de la radio es su mala administración y se supone que algunas personas que la están administrando no tienen mayor conocimiento en esta industria. ¿Qué opina al respecto?

La radio es un negocio. Los empresarios están en busca de dinero y eso es lo que hay que hacer. Nuestra misión como locutores es conquistar oyentes que es cada vez más difícil.

Mientras haya talento, mientras haya un ser humano con compromiso, el negocio va a poder seguir creciendo e ir más allá. Obviamente toca reinventarse.

En este negocio hay gente que entra supuestamente con toda la experiencia del mundo como a ver qué pasa y esto no es tan fácil incluso si se quiere es algo complicado.

¿Estos años de tanto éxito en Olímpica que representan en su carrera?

Gratificación. Que la gente lo quiera a uno, que le guste lo que uno hace, que nos podamos identificar con nuestros oyentes, ver que tu trabajo lo estás haciendo bien y verlo representado en esos resultados es lo más grande que hay en radio. Toda mi vida ha estado enfocada en los medios de comunicación. Aprender de diferentes idiosincrasias, del comportamiento de la gente, es muy enriquecedor.

La radio es un medio muy bonito. La radio es el medio que me ha dado todo lo que tengo. Mi pasión es viajar y gracias a la radio he podido hacerlo. He estado en Europa, Estados Unidos y algunos países de Centroamérica. Me gustaría vivir en el exterior es otra de las cosas que siempre he tenido en mente.

Me gusta la fotografía, los videos, la producción, he sido voz comercial para el futbol aunque no me gusta y es mi pasión y quiero hacerlo por muchos años más.


¿A propósito de sus viajes le ha quedado tiempo para escuchar radio en donde ha estado?

En Europa me impacto ‘Los Cuarenta Principales’. Estando en Nueva York escuchaba La Mega, para la época trabajaba para Tropicana y recuerdo que allá escuché música de ‘Aventura’ que aún no había llegado a Colombia.

También recuerdo la emisora AMOR que era muy chévere y el programa ‘El Vacilón de la Mañana’. Para ese entonces escuché a ‘Glory B’ un referente importante en los inicios en los que el reggaetón recién comenzaba en Colombia.

Muchas gracias.

Gracias a vos. Sigo tu página y tus entrevistas y es muy chévere e interesante. He visto entrevistas de unos personajes que han sido referentes muy importantes como Tito López y Andres Nieto Molina y que me hayas incluido dentro de esos personajes es muy grato para mí.


Mi pasión es viajar y gracias a la radio he podido hacerlo

Jhan Marcelo Jimenez Moncada en Monument Valley (Arizona-Utah) Noviembre 2018.

235 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin