top of page

Hernán Acevedo: “Ser DJ es tener pasión y sentir la música.”

Updated: May 27, 2023


Hernán Acevedo.



En la radio, no solo tienen talento, los locutores que por su voz hacen que un programa en especial o la emisora como tal, goce de reconocimiento. También es meritorio el trabajo que, en equipo, otras personas realizan.


En ese orden de ideas están los operadores de audio, controles, grabadores, productores, mezcladores, vendedores y hasta el personal que, bien, administra.


Hernán Acevedo, es un claro ejemplo, de aquellos personajes que, sin ejercer propiamente el papel de un locutor, aporta magistralmente con su talento para el buen desempeño que presenta una emisora. Su remoquete de “Hernán Mixx” como se le distinguió en sus inicios y durante su carrera en la ciudad de Medellín, ha quedado en las páginas que reúnen la historia de la popular e inolvidable, Veracruz Estéreo.


Actualmente, Hernán Acevedo, como se le reconoce artísticamente, en los Estados Unidos, en el Sur de la Florida, hace eco con su talento como un reconocido DJ que deleita con sus mezclas, a diversas generaciones, deseosas de alegría, baile, ritmo y buena música.


El amor por la música a Hernán Acevedo le llegó siendo un niño y su papá fue artífice importante de este descubrir, que, con los años y su madurez artística, ha podido compartir en diferentes escenarios, espacios y lugares de Colombia y en el exterior.



Por: Germán Posada



¿Cuántos años suman la carrera de Hernán Acevedo en medio de discos, consolas, escenarios, micrófonos?


Mi primer turno en radio fue finalizando el 84, amaneciendo 85, en Veracruz Estéreo 98.9. He sido muy gomoso de la música desde los años 70s desde muy niño hasta el día de hoy.



Al parecer se inició en la música desde muy niño por influencia de su papá quién le regaló su primer disco. ¿Nos cuenta al respecto?


Si a mi papá como a una mayoría de nuestros padres le gustaba los boleros y tangos, y coleccionaba. A mi papá toda la vida le ha gustado la música y coleccionaba vinilos.


En el Parque de Envigado, siempre ha existido el almacén La Corona. Allí venden misceláneas y otras cosas, entre ellas, música, y yo siempre acompañaba a mi papá a comprar sus vinilos. En alguna ocasión me preguntó si quería algún disco en especial y yo estaba engomado con la música en inglés.


El disco que elegí fue de M porque la canción de moda era Pop Muzic. Era un disco muy pegajoso y mi papá me lo compró. Fue un 45 RPM y todavía lo conservo dentro de mi colección personal de música. Ese fue el primer vinilo físico que tuve en mi vida y me lo regaló mi papá.



¿Qué emisoras escuchaba?


Para época la que mandaba la parada era Radio Disco. Cuando yo empecé a escuchar música en inglés estaba sonando de moda La Voz del Cine que incluso fue antes de Radio Disco.


En La Voz del Cine estaban Tito López, Donnie Miranda y Carlos Alberto Ríos. En mi generación no teníamos todavía acceso al internet y uno de los entretenimientos que teníamos después del colegio era escuchar música y yo en particular escuchaba mucha radio y aunque no sabía inglés me atraía mucho este tipo de música. La Voz del Cine fue un referente para mí y una escuela, luego fue Radio Disco. Todo esto va quedando en la memoria.



¿Cómo se iba manifestando en usted ese apego por la música?


Recuerdo que la película Grease llamada en Colombia Brillantina la pude haber visto una 15 veces y cada que la veía la disfrutaba más. También tuve el álbum y me lo llevaba a todas partes.


Yo tenía un familiar que me trajo de Estados Unidos un regalo, un álbum doble del Studio 54 una discoteca muy famosa en Nueva York a finales de los 70s. El álbum es muy lindo porque es negro con letras doradas y el logo grande de Studio 54 en la caratula con la bola grande de espejos de la época. Todas las canciones son mezcladas y eso a mí me fascinó. Me gustaba la idea de que no había bache entre las canciones si no que era continuo.


Esto me despertó la curiosidad de como hacían para empatar una canción con otra sin que se notara el cambio de ritmo. Ese álbum fue el que me metió en el mundo de la música dance. Este fue prácticamente el inicio de una vida musical que he tenido siempre.



¿Y cuánto suma su colección personal de música?

Mi colección puede sumar entre 6 mil y 6 mil quinientos vinilos. Para ti posiblemente sean muchos, pero para mí, son pocos. Yo conozco coleccionistas y lo que yo tengo, es nada, en comparación a lo que estas personas tienen.


Mi colección es una recopilación desde el año 78. Se me ha perdido música y otra que no me la han devuelto. Aquí si es válido aquello de que la música y los libros no se prestan.


Le cuento una anécdota: Yo tenía una colección de vinilos de 45 RPM y junto a un socio tuvimos una tienda de música. Mi socio me pidió prestada mi colección personal porque iba a pasar un fin de semana en una casa en el campo y quería grabarla. Lamentablemente en el camino se accidentó y murió y por consiguiente mi música se desapareció.



¿Antes de llegar a la radio ya había hecho algo referente a las mezclas?


Mi primer trabajo como DJ fue en una taberna en Envigado que se llamaba Leos. Envigado era una zona muy reconocida por sus bares, discotecas y bailaderos en aquella época. Su dueño estaba constantemente viajando a Estados Unidos y compraba para su negocio, vinilos en 45 RPM, de todos los éxitos de lista que estaban sonando en este país.


La taberna era muy famosa porque todo el tiempo estaba a la par con la música que sonaba en aquella época en Radio Disco ZH y posteriormente en los inicios de Veracruz Estéreo.


Recuerdo que en la taberna tenían dos tornamesas y dos caseteras dobles y era tanta la curiosidad que, sin saber mezclar, tratábamos como nos saliera, de empatar dos canciones tanto en casete como en los tornamesas.



¿Cuándo se da su llegada a Veracruz Estéreo?


Mi entrada a Veracruz creo que es muy similar a la de muchos de los que hemos pasado por allí. Yo era un oyente empedernido de radio y me ganaba muchos premios y me gustaba ir seguido a la emisora para ver como trabajaban. De esta manera comencé a empatizar con Carlos Villada, también con Arturo Álvarez, quién hacía las madrugadas de Veracruz. Entre mis amigos de colegio estaba el Negro Caro y éramos amigos de Arturo que estudiaba Ingeniería Civil.


Arturo nos dejaba entrar a la emisora y yo particularmente observaba lo que hacía durante su turno. Poco a poco nos enseñaba que hacer y una vez ganada la confianza nos encargaba algunas tareas pequeñas mientras tenía que ir al baño o cuando hacía deberes relacionados a sus estudios universitarios. Así comencé a empatar canciones y más y más a encariñarme con esto.


En algún momento, por sus ocupaciones, Arturo renunció a Veracruz, y yo traté de ocupar su lugar, pero no funcionó esa vez.


Mi abuelo paterno falleció un 30 de diciembre de 1984 y el sepelio era el 31, fecha en la cual estaba de cumpleaños mi abuela materna. Normalmente en familia nos reuníamos en esa fecha con la abuela para celebrar su cumpleaños y para despedir el año. Por el fallecimiento de mi abuelo, todo esto se vino abajo, yo estaba muy aburrido porque era muy apegado a mi abuelo.


A Carlos Villada le correspondía hacer ese 31 de diciembre el turno de la madrugada y yo para salir en parte de mi tristeza por la muerte de mi abuelo y no estar en casa, me ofrecí a reemplazarlo. Carlos Villada expuso la situación en la emisora y le dieron luz verde. Así, de esta manera, sin entrenamiento previo, debuté en Veracruz Estéreo.


¿Fue en Veracruz en donde se inventó “Flashback”?

No. Flashback, es un proyecto que he ido desarrollando hace varios años desde mi estancia en Estados Unidos y se trata básicamente de amenizar fiestas retro. Flasback es como un viaje musical que te lleva al pasado de los 70s, 80s y 90s, en versiones extensas mezcladas con dance, rock y otros géneros musicales.


Para la época en Veracruz Estéreo ya existía un programa parecido, que se llamó Disco-Mixx. No estoy seguro si así lo llamó Mauricio Pérez o Donnie Miranda. En aquel entonces solo mezclábamos los éxitos de la emisora que eran especialmente dance, lo que no les gustaba a todos. Por ejemplo, a Carlos Alberto Ríos nunca le gusto este sonido. Quién me apoyaba mucho era Donnie Miranda, él era más comercial en el sentido de que pensaba más en los oyentes y porque había que ganar audiencia.


La finalidad de Flashback, como tal, es mezclar no solamente música dance. Normalmente la gente piensa que cuando uno está mezclando es nada más música electrónica y música bailable. En lo personal me he dedicado a coleccionar mucha música y versiones extensas, adaptadas para DJS, de todos los éxitos que hubo en los 70s, 80s y parte de los 90s.


Cuando toco en la Discoteca 26 Degrees a la gente le gusta mucho la música retro, en su mayoría la clientela la compone el gringo adulto que no quieren escuchar reguetón o música electrónica. Grabo el set en vivo y luego hago ediciones para la presentación del programa con algunos promos y lo subo directamente a mis redes sociales. Mi esposa que es voice-over, me ayuda en la producción del programa.



¿Cómo define su paso en la recordada Veracruz Estéreo?


Veracruz fue una escuela maravillosa. Tuve el privilegio y la fortuna de trabajar con los más tesos de la época en formato anglo. Definitivamente Tito López, Donnie Miranda, Carlos Alberto Ríos, Mauricio Pérez, Jhon Jairo Muñoz, entre otros, fueron íconos en los 80s con la forma de hacer esta clase de radio.


Haber sido parte de la historia de Veracruz es un orgullo muy grande. Siempre he sido muy agradecido con ellos. Los quiero mucho. Me da gusto chicanear que trabajé en Veracruz. Admiro y respeto mucho a Tito López, a Donnie Miranda que fue un gran mentor, a Mauricio Pérez por ser una gran persona. El pasar por Veracruz fue un privilegio. Veracruz fue mi escuela, mi inicio, mi todo. Es lo mejor que me ha pasado en la parte musical


¿Trabajó para otras emisoras?


A finales de los 80s, trabajé en Súper Estéreo 92.9 FM, allí estuve alternando con Carlos Alberto Acosta, Jaime Piedrahita y Vicky Trujillo, cuando se inició el auge del rock en español en Medellín.


También estuve en Todelar Estéreo y en La X, en donde alterné con John W Gómez y el Clásico Herrera.


Terminado mi ciclo en Veracruz, recibí una propuesta para vincularme al proyecto de RCN llamado La Mega, en la ciudad de Cartagena. Allí trabajé al lado de Alejandro Nieto (Q.E.P.D.), quién fue mi jefe, un gran profesional, serio, organizado, buena gente y un excelente director.

Mi experiencia en La Mega fue corto. Un año de duración. Fue muy enriquecedor porque aprendí de géneros latinos que nos tocaba rotar los fines de semana en una programación más Crossover con ritmos de moda para aquel entonces como el Merengue House.


En total, fueron unos 10 años los que estuve trabajando en las principales emisoras anglo en la ciudad de Medellín, incluyendo mi experiencia en Cartagena con La Mega.


“Veracruz fue mi escuela, mi inicio, mi todo. Es lo mejor que me ha pasado en la parte musical.”

Hernán Acevedo.



Tengo entendido de que fue participe de un proyecto digital que buscaba el renacer de una nueva Veracruz. ¿Es así?


Así es. Y fue precisamente allí, en donde Flashback se hizo bastante popular con muchos seguidores y en donde sonaba dos veces durante el fin de semana.


En la versión de Veracruz digital participé alrededor de unos dos años y ahora estoy dedicado a desarrollar Flashback de manera independiente.


¿Cuál es la diferencia en la música que se hacía en sus inicios como DJ a la actual?


Bueno, primero tengo que decirte que a mi los 90s no me impactaron realmente en lo que salía en música en comparación a los 70s y 80s. Salvo algunas excepciones obviamente con música muy buena. Pero nada que ver con la música que salió especialmente en los 80s.


Nosotros tuvimos el privilegio de tener una cantidad de ritmos y de géneros musicales que si tu ves un listado de esta década en particular, por lo general esos casi 100 primeros lugares de Billboard, eran todos buenos.


Tuvimos Balada, Rock, New wave/Synth Pop, Soul, Funk, Disco, mejor dicho, de todo y de muy buena calidad y músicos extraordinarios. No es como ahora en donde la música urbana ha monopolizado las listas de la música en especial en el Top 40.



En sus inicios en Veracruz el propio Donnie Miranda lo presenta como mezclador. Para los que poco manejamos este tema ¿Acaso hay diferencias entre lo que es ser un DJ y un mezclador?


Lo que pasa es que hay dos clases de DJ. Uno es el que también es locutor, que presenta música, entrevista y anima un programa.


En la parte en la que yo me muevo es más combinado con la parte electrónica en donde a través de mezclas hacemos que la gente se mantenga alegre bailando.


Durante mi estadía en Veracruz tuve algunas participaciones en muchos turnos haciendo locución, pero no era mi especialidad. Yo me dediqué mucho a la parte de los programas especializados del fin de semana. En Veracruz tuve una época en la que permanecía en el estudio de grabación y me tocaba musicalizar los anuncios comerciales.



¿Para usted qué es lo básico para aprender a mezclar música?


Primero tener la pasión y las ganas. Esta no es una profesión por simple ‘goma’, beber o ver chicas. Esto va más allá. Es tener pasión y sentir la música. Es estudiar


Cuando uno hace un set frente a un público, lo que está haciendo es contar una historia. Hay que saber introducirse en el cerebro y en el oído de la gente para contagiarlos y engancharlos con la música que uno está proponiendo.



¿Quizás recuerde algún tema que usted haya lanzado y que posteriormente haya resultado en éxito?


A principios de los 90s en mi propio almacén de música, llamado Audio Digital, empecé a importar música de Europa y Estados Unidos. El almacén se especializaba en versiones extensas para discotecas, bares, emisoras de la época y coleccionistas. Alguna vez llegó un disco en 12'' y 45 RPM de un Trio europeo que, llamado, Bad Boys Blue, que incluía una de sus canciones titulada How I Need You.


Si tu observas un disco de grandes éxitos de esta agrupación, How I Need You, no aparece en la lista. Pero se promocionó tanto esta canción en aquella época que resultó ser todo un éxito en Medellín. No recuerdo exactamente a donde la llevé, si a Todelar o a Veracruz, pero la movimos de tal manera que esta canción es prácticamente un himno en la ciudad de Medellín.


Entonces referente a tu pregunta y a esta anécdota con esta canción, no puedo decir que fui yo quién lo lanzó, tampoco recuerdo exactamente quién lo hizo, pero si creo que aporté para que esa canción haya sido de tanto éxito en Medellín.


¿En dónde considera que están los mejores mezcladores de música y a quién admira en esta industria?


Es muy difícil responder a esta pregunta, porque en todas partes, existe mucho talento. En Colombia por ejemplo hay gente muy buena.


Yo le tengo una admiración enorme a Danny Tenaglia, a quién he tenido la fortuna de verlo en acción. Es un referente muy importante en mi carera con la música electrónica. Sigue vigente y llenando escenarios en el mundo. Es productor y en 2002 fue nominado al Premio Grammy por su participando en la canción I Feel Loved de Depeche Mode.


Otro que es muy bueno, en todos los géneros, es el inglés, Carl Cox, también lo he visto y es para quitársele el sombrero. Escucharlo tocar música clásica es una historia y otra muy distinta es escucharlo tocar música electrónica nueva.

También admiro el trabajo de DJ Chus, de España.


En Colombia hay productores muy buenos, por ejemplo, Obando, (Carlos Obando) es uno de ellos. DJ Wady, un bogotano que vive en Miami. Ramón Bedoya y Juanes Mesa son nuevos talentos y demasiado buenos en su estilo.



¿Algún proyecto en especial para trabajar en alguna emisora?


Si alguna emisora en Colombia quiere que Flashback sea de su repertorio sería genial. Me encantaría igualmente hacer un programa para una emisora en Colombia y ojalá fuera en Medellín.



Muchas gracias.


A usted muy amable por hacer conocer lo que hago y mi experiencia en las distintas emisoras en Colombia.



“Esta no es una profesión por simple ‘goma’, beber o ver chicas. Esto va más allá. Es tener pasión y sentir la música.”

Hernán Acevedo.


322 views

Comentários


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page