John W. Gómez: “A mí la radio me encanta desde presentar hasta producir.”


John W. Gómez.



Como a una gran mayoría de personalidades de la radio, no ha sido sorpresa saber que al hombre de radio, John W. Gómez, el mundo de las ondas hertzianas lo maravilló desde que era un niño. Su papá, musicómano empedernido, fue pieza fundamental en su gusto musical, de ahí su inclinación por el formato de los programas musicales juveniles.

Para John W. Gómez, la radio es como un hijo más, por eso su compromiso, entrega y abnegación en el cumplimiento de esta profesión que ya se va acercando a las cuatro décadas de actividad ininterrumpida.


La música electrónica es protagonista dentro de su carrera, con ella ha bailado y ha hecho bailar. Su fama de Dj la ratifican los numerosos escenarios en donde se ha presentado y la industria de la radio reconoce su talento como productor.


Para John, es de valor incalculable la influencia que en él, han ejercido otras personalidades en el ejercicio de su profesión. Una de ellas es su maestro Albeiro Posada Martínez, quién no escatima palabras al momento de elogiar el gran desempeño que ha logrado su antiguo alumno.

Ha sido uno de los alumnos más avanzados en términos de querer aprender y profundizar en el conocimiento y en la práctica de la radio como tal. Dinámico, alegre, jovial y creativo. Se hizo a mi lado durante muchos años y me ha acompañado en proyectos exitosos. Es muy entregado a su labor, muy voluntarioso, calidoso total, perfeccionista a la hora de hacer producciones. Es motivo de orgullo decir que John W. Gómez haya sido mi alumno y hoy un fiel representante de una cultura radial buenísima que marcó la historia de nuestra ciudad y que a nivel nacional tuvo logros muy importantes cuando llegamos a Radioactiva 90.9 en la ciudad de Medellín. Yo lo admiro mucho. Hoy sigue siendo un gran amigo, maravilloso ser humano. Me parece que merece mucho más de lo que tiene actualmente. Si a mí me preguntaran hoy en día si yo necesitara un productor de radio de los buenos, no me cabe la menor duda, estaría John W. Gómez Ortiz. Gran señor y a todo señor, todo honor.




Por: Germán Posada



¿Cuántos años dedicados a la radio?

Treinta y seis años dedicados a esta labor. Mi papá era ingeniero de vuelo y gracias a esto llegué a conocer mucho la aviación y me encarreté mucho con eso, pero finalmente terminé en la radio.



¿Y cómo se inició en ella?

Toda la vida he sido muy oyente y siempre tuve inclinación por la radio musical. En la época dorada de Todelar yo recuerdo que escuchaba la radio en AM, las transmisiones deportivas, y las tradicionales: La Voz del Cine, Radio Disco y Radio Musical.

Me gustaba mucho esa magia de cómo manejaban y coordinaban el tema de las transmisiones. Alguna vez escuché a Jairo Barona, uno de los grabadores insignes de Todelar, haciendo una invitación a participar de un curso de locución y me inscribí. Se trataba básicamente para ser operador de audio.

A través del señor Barona conocí las instalaciones de Todelar que en aquel entonces quedaba en San Juan con la 67 al frente de la empresa Tejicondor. Fue la primera musical anglo en FM. Allí conocí a Albeiro Posada Martínez a quien considero mi maestro. Terminado el curso ya me había hecho muy amigo de Albeiro y lo acompañaba en sus turnos de 6 a 12 de la noche. Con él comencé a tener todo el conocimiento práctico de las clases que había recibido y así fui aprendiendo y empapándome de lo que era hacer producción.



¿Cómo resumiría su trayectoria de más de tres décadas haciendo radio?

En 1986 luego de terminar mis primeras experiencias en Todelar Estéreo, se dio el hecho de que Bernardo Tobón de la Roche padre de Bernardo Tobón Martínez le cediera unas emisoras en Medellín, entre ellas estaba el famoso dial de la frecuencia Colibrí estéreo en FM, Radio 1200 y Radio Disco, estas dos últimas en AM.

Un dato que saben muy pocos es que Radio 1200 fue la primera emisora en donde yo trabajé recibiendo un sueldo tiempo completo de 10 de la noche a 6 de la mañana. Era de formato popular y fui locutor relojero. Allí pasábamos desde una ranchera hasta una balada ó un disco tropical. Leía anuncios clasificados, los resultados de la lotería y ofertas de empleo. Luego pase a Todelar Estéreo de nuevo, para después incursionar en Radioactiva en el año 93. Posteriormente en el año 95 volví a La X, y en el 97 hasta 2005 estuve en La Superestacion.


Por solicitud de Henry Pava Camelo (qepd) estuve manejando el estudio de grabación de AM de Radio Súper hasta 2014. Por último estuve en Telemedellin y ahora en esta etapa con el renacer de Veracruz Estéreo en el Eje Cafetero.



¿Ahora que menciona la icónica Veracruz Estéreo qué opinión tiene sobre esta emisora no solo para los antioqueños sino a nivel nacional?

Fue para todos la universidad. Aprendimos mucho de los maestros como Tito López y Donnie Miranda, además de su equipo con Jhon Jairo Muñoz y Carlos Alberto Ríos, fue algo increíble.

En mis inicios aunque laboraba en otra emisora yo siempre escuchaba a Veracruz porque me encantaba. Digamos que ellos al viajar y estar en otros países y poder conocer emisoras y la radio de Estados Unidos tenían todo el conocimiento para aplicarlo acá, esto hizo que la emisora se convirtiera en algo que yo creo que los que vivimos la época nos marcó para siempre y quisimos estar en algún momento trabajando ahí.

Definitivamente Veracruz Estéreo fue una cosa impresionante en Medellín. Todavía se le recuerda. Ahora está en el Eje Cafetero, digamos que después de hace mucho tiempo ha vuelto a aparecer con otro personal en donde yo también hago parte.



¿Y ahora que tiene la oportunidad de ser parte de la nueva Veracruz cómo se siente?

En realidad varios años atrás yo tuve la oportunidad de trabajar en Veracruz Estéreo. En la época en la que Donnie Miranda todavía estaba allí me invitó a ser parte de su equipo como productor y yo acepté. Fui pero sólo duré un día. Por una razón en particular sentí que no tenía la misma autonomía que ya había ganado en Todelar Estéreo y decidí no continuar. Obviamente esto no tuvo nada que ver con Donnie Miranda, de hecho cada vez que recordamos aquel día, nos reímos.

En esta nueva versión de Veracruz Estéreo llegué en el año 2019.

Para 2022 voy a realizar comenzar dos programas. El primero es como uno de mis hijos radiales porque lo cree por allá en 2014 y ahora tengo la oportunidad de volverlo a hacer. Se llama La Década de los Ochenta donde el futuro comenzó y se transmitirá de 12 del día a 2 de la tarde los sábados. El otro es Retromix, programa con el que comencé en 2019 a las once de la noche, ahora regresa a las 10 de la noche hasta la una de la madrugada. Es un espacio con las mejores mezclas disco, pop y música muy apropiada para el fin de semana y ha tenido muy buena acogida a nivel nacional e internacional. También hago la producción de la emisora desde Medellín para el Eje Cafetero.


El objetivo del director es darle mucha vida a la programación del fin de semana.



Fue uno de los pioneros del proyecto Superestación 92.9. ¿Qué tal la experiencia?

En el año 93 recibimos un llamado de Radioactiva Caracol hasta finales del 95 y luego regresé a La X de Todelar Estéreo hasta el 97, año en el que el proyecto de La Superestación comenzó a gestarse. Hasta ese momento sólo era la emisora en Bogotá 88.9 Súper estéreo. La idea era abrir otras sedes en ciudades como Cali, Armenia, Ibagué y Medellín.

Esto fue una -historia bonita porque tal vez mucha no lo sabe- que llegamos en junio del año 97 a Radio Súper en la calle Colombia donde supuestamente iba a estar nuestro estudio y cuando llegamos no había absolutamente nada.

Lo único que encontramos fue una habitación vacía. Entre Albeiro Posada, Claudia Duque y Carlos Serna, empezamos a aportar lo que teníamos en equipos y música y con el ingeniero-técnico de la época empezamos a armar una consola que estaba prácticamente desechada para poder arrancar.

Nos reunimos con Fernando Pava, Hernando Romero El Capi y cuadramos la idea de lo que iba a ser la emisora hasta verle su inicio hasta el 2005. Cuando arrancó, la verdad es que no sabíamos para donde íbamos. Recuerdo que la primera persona que se sentó a poner música fui yo con el formato de minidisc en donde había muchos clásicos ya grabados y esto tuvo mucha acogida.

Pero pasa que las grandes cadenas absorben a las pequeñas y la frecuencia como tal fue alquilada a RCN.



Reconocido como un pionero de la música electrónica en Colombia. ¿Cómo se empezó a gestar este gusto por este género de música en nuestro país?

La gran pasión mía y eso si está intacto, ha sido la música Disco. Esta música me marcó desde los años 70s años en los que muchos teníamos bastantes limitaciones para acceder a la música pero por fortuna tuve un amigo que podía recibir mucha música ya que se la enviaba su papá desde los Estados Unidos y así comencé a escuchar artistas como Rod Stewart, Village People, Donna Summer, y más, todo esto me influenció muchísimo. Yo creo que desde hoy en día la música de la pistas de baile es lo que me encanta.

A principios del 91comenzamos con el auge de ser Djs y fue una experiencia muy tremenda. En una oportunidad fui a Cartagena a un evento de este tipo y con otros amigos empezamos a impulsar este movimiento en Medellín, que de hecho ya existía en las discotecas pero no se manejaba la música con el tema de las mezclas, creo que esto fue una novedad y por eso la gente nos recuerda.

He tenido la fortuna de realizar programas como Megamix, Súpermix y Retromix que está enfocado a esa música. Cuando recién comenzó la pandemia tuvimos un resurgir de la radio muy importante y la sintonía a través de la era digital con el internet ha sido espectacular.



Siento mucha adrenalina cuando estoy en vivo.

John W. Gómez.



¿Cómo se identifica más, productor, Dj ó locutor?

En las tres y creo que hasta más. A mí la radio me encanta desde presentar hasta producir. Si yo mismo puedo producir lo que voy a presentar me parece magnífico. Siento mucha adrenalina cuando estoy en vivo y la parte de la programación es un tema que me apasiona mucho también. En realidad siempre me ha gustado explorar muchos campos de la radio.



¿Antes había que tener mucha destreza en los tornamesas o tocadiscos, cómo es ahora con tanta tecnología?

Se ha perdido mucho la creatividad, la mística y sobretodo la concentración. En aquella época era muy importante estar concentrado, no había cabida para distracciones porque el tiempo era muy corto entre una canción y otra para hacer el cambio. Ahora la tecnología ha facilitado mucho las cosas y alguien con buen dominio de un computador puede sin mayor problema ejercer este oficio.


¿Cómo productor de radio se le reconoce su talento en la elaboración de promos inolvidables. ¿Alguno en especial, inolvidable para usted?

A partir del año 97 en la Superestación vi un mundo totalmente distinto porque escuché otras voces, algunas internacionales. Se jugaba mucho con la creatividad de los textos y eso me cambió el panorama y surgieron muchas ideas.

Un promo que me marcó y de muy grata recordación fue en el año 2002 en la Superestación cuando lanzamos la campaña de la banda australiana Men at Work, una presentación exclusiva en Medellín en La Plaza de Toros la Macarena.



¿Algunos nombres de DJs que lo maravillen?

En Medellín Hernán Acevedo que ha sido un compañero de batallas y aventuras y quién realmente me ha enseñado bastante. También están Diego Serrato, Jorge Ruiz y Javier Arcila. En Cartagena para todos es un referente a nivel nacional Jaro Pitro. Frutto Mejía en la ciudad de Bogotá. En Barranquilla Owy Dj. Todos nosotros contribuimos a impulsar la música electrónica en Colombia.

A nivel internacional David Tenaglia de Estados Unidos y Carl Cox, de Inglaterra. A ambos los he visto en Miami.

La música electrónica tiene una gran ventaja y es que día a día aparecen muchísimas canciones y muchos lanzamientos, así como productores. Este mercado se va renovando permanentemente.



¿Sigue asistiendo al Winter Music Conference?

Esto lo hice a principios de los años dos mil. Estuve asistiendo desde 2001 hasta 2004, a partir de ese año no volví. Estoy tratando de terminar mi carrera de Comunicación Social y por responsabilidades de estudios y horarios de trabajo me ha quedado muy difícil regresar ya que el evento se realiza entre marzo y abril. En las ocasiones en las que fui tuve la oportunidad de conocer mucha gente y de conocer la industria discográfica. Era un evento de mucha importancia por la cantidad de relaciones que se podían hacer dentro de este gremio.



¿Y en donde está estudiando?

Después de tantos años en los medios considero que ya es hora de tener mi diploma como Comunicador Social que es lo que he sido y he hecho durante estos años. Empecé en el año 2003 pero por motivo de tiempo y trabajo no he podido dedicarme de lleno a la carrera.

Me siento muy contento porque cada día aprendo más, estoy estudiando en la UPB de Medellín y será una gran emoción celebrar esto en algún momento. Las historias son distintas, normalmente la gente estudia para trabajar pero en mi caso he trabajado para estudiar.



La gente que lo conoce dice que es de muy buen gusto músical. ¿Usted qué opina?

Yo crecí con la parte de la música disco como lo he mencionado. Mi papá era melómano, escuchaba música llanera hasta ranchera, boleros y uno de los primeros discos que yo le vi fue el de un trío alemán llamado Silver Convention, que a mí me impactó, creo que desde ahí arrancó mi fiebre por la música. La tecnología de hoy curiosamente no permite que se haga música tan inolvidable como esa.

Es decir, es una música que pasa muy rápido y se echa al olvido. Estamos hablando de canciones de 40 años o quizás un poco más que todavía las escuchamos y las admiramos. Recordar esas orquestas grabando en vivo en estudios es espectacular.


Creo que el gusto depende en la medida que uno escucha bastante. Yo también me considero un seguidor de la música clásica, me gusta mucho el Jazz, la música adulta contemporáneas y las baladas en inglés. Últimamente he estado escuchando al desaparecido, Casey Kasem, otro de mis referentes, un maestro de la radio y una gran voz, en unos especiales que la popular emisora de Nueva York, Z100, ha estado pasando reseñando en su famoso Top 40, las canciones más importantes de los años 79, 81 y 84 que fueron años de muchas baladas muy bonitas. Creo que estas canciones no son para todo el mundo y yo he tratado en mis programas de hablarle a mi audiencia sobre estas canciones.



A algunas personas no les gusta mencionar nombres, no sé a usted. ¿A quienes considera papás de los pollitos en la radio juvenil en Colombia?

Realmente no es un misterio. Como lo sabemos acá en Medellín, Tito López, Donnie Miranda y el mismo Tuto Castro. Un maestro de maestros para mí en la radio AM de aquella época fue Guillermo Botero, el popular Palavecino, él era la competencia de Donnie y Tito López. Mientras Guillermo estaba en Radio Musical 1470 AM, ellos estaban en La Voz del Cine 1530 AM.

A nivel de la radio de Bogotá una institución radial ha sido Armando Plata Camacho a quien tuve la fortuna de conocer. Su programa de televisión Midnight Special me marcó mucho y aprendí bastante. En realidad, son muchos, un Fernando Pava Camelo, Hernando Romero Barlitza y Manolo Bellon, también están en mi lista.


¿Sigue con su programa en Telemedellín Radio?

El Canal como tal quería hacer una emisora por internet y a principios de 2014 me llamaron para ser parte de este proyecto. Esto fue muy bonito, los programas de radio son para uno como hijos y esta emisora para mí la considero como si fuera otro hijo más porque fue algo que arrancó con equipos prestados, no quedaba en la sede principal del Canal, fue arrancar de cero prácticamente. Fue algo en lo que no se creía mucho y hoy en día la emisora se dejó muy bien montada, con súper estudios y muy buenos equipos.

En Telemedellín Radio, entrevistaba personalidades de la radio, por allí pasaron muchas personalidades de la radio antioqueña y lo hacía en el programa La Década de los Ochenta, que ahora lo pasamos al programa llamado El Metro en Veracruz Estéreo. Lo realizo con Juan Diego Latorre Comunicador Social y docente de la UPB. Ya suman dos temporadas y estamos planeando lo que será la tercera entre los meses de marzo y abril.

Con este programa hemos querido que los nuevos comunicadores sepan de donde viene la radio musical, los orígenes de tantas personalidades de nuestra radio, guiarlos e influenciarlos para que tomen estas historias de vida como ejemplo para sus carreras.

Para uno tiene mucho valor el hecho de haber crecido con la televisión en blanco y negro con presentadores con voces increíbles con Hernán Castrillón, vivir la época dorada de Caracol Radio con personalidades como Gustavo Niño Mendoza y Juan Harvey Caycedo, escuchar a Hamer Londoño, Múnera Eatsman y Wbeimar Muñoz Ceballos, no tiene precio.


Dos años difíciles en muchos aspectos, la industria del entretenimiento no ha sido la excepción. ¿En lo personal qué le dejó el 21 y qué espera para el 22?

En el caso de nosotros que trabájanos en el mundo del entretenimiento ha sido complicado. La pandemia paró todo. Teníamos un ritmo en el que casi no descansábamos porque estábamos continuamente trabajando y produciendo.


Creo que el panorama todavía es muy incierto aunque de cierta manera se ha despejado. Lo ideal sería que todo se normalizara, pero la última palabra no la tiene uno y después de lo que estamos viviendo ahora, la pregunta no es cuando se termina sino qué sigue.

Algo que considero muy importante, es que en la pandemia la gente volvió a reencontrarse con la radio, la mejor compañía.



Muchas gracias

A ti muchas gracias por este espacio.



Siempre tuve inclinación por la radio musical.

John W. Gómez.

211 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).