top of page

TITO LÓPEZ (Memorias de Radio)


Oscar Tito López.






Por: German Posada




Recientemente el reconocido hombre de radio Alejandro Marín, invitó a Oscar Tito López a su Bilingual Podcast y bondadosamente se extendió con él, por espacio de 2 horas y 38 minutos, de soberbia conversación en temas de radio.


Tito López, para los que recién acaban de llegar, pero para los que también hace rato están allí, es sin duda alguna, una leyenda viviente de la radiodifusión colombiana siendo pionero indiscutible en los formatos de la radio juvenil musical y de los formatos de los Morning Shows en Colombia.


Es frecuente escuchar a diario opiniones diversas de como la radio en nuestro país ha cambiado de aquel estilo respetuoso y señorial que desde su nacimiento estábamos acostumbrados a escuchar, a la manera ruidosa y a veces hasta extravagante en el estilo de algunos de los que ahora la hacen. Pero creo que de alguna manera una gran mayoría hemos estado expuestos a ese fenómeno de olvidar que, en su momento, generación tras generación, hemos vivido y palpitado al ritmo de algunos, quizás más irreverentes que otros, que se han salido de aquel mandato de la regla mostrando otras alternativas menos clasistas.


Me sorprendió enormemente en esta entrevista, escuchar un Tito López haciendo recordación de sus inicios en la radio, con la inexperiencia, pero también con el furor y la pasión de aquella juventud que nada detiene, de aquella irreverencia que con el paso del tiempo se apaciguó y evolucionó aprendiendo a hacer radio. Menciono entonces algunos apartes que, frente a este tema, Tito López ha manifestado en algunas entrevistas que he tenido la oportunidad de hacerle:



“Ese ángulo de observador o analista lo he ido cultivando gracias a mi experiencia de más de 45 años en radio, trabajando con las principales cadenas de radio del país y montando emisoras en otros mercados. Ha sido un aprendizaje arduo y continuo, así que creo tener bases para hacer mis comentarios, advirtiendo que es posible que muchas veces no tenga la razón. Al fin y al cabo, siempre estoy dispuesto a aprender y a escuchar a los que saben.”

“Por eso hay que preparar lo que se va a decir. Hay que hablar lo justo. Hay que entretener y divertir. Hay que informar, pero todo lo más claro y conciso posible.”



A usted que sabe de radio o que de pronto no sabe tanto (como yo), lo invito para que disfrute de esta soberbia charla. No la escuche adelantándola, sírvase un buen café, porque no, unos buenos vinos, escúchela por segmentos o si es capaz de corrido, pero escúchela completa, le aseguro que, si realmente le apasiona la radio, no se arrepentirá.


Aquí les comparto algunas de las intervenciones de Tito López durante la charla:



…La radio era muy distinta…la radio era un medio muy feo, los locutores vivían borrachos, llevaban prostitutas a las cabinas, fumaban y tomaban trago dentro de las cabinas…


…era la época de los grandes locutores, estos que engolaban la voz y querían romper los parlantes con sus voces y nosotros con estas voces aflautadas y con otro lenguaje más coloquial sin frases preestablecidas, sin muletillas, simplemente abríamos el micrófono y decíamos lo que se nos ocurría, nos reíamos al aire, si había que estornudar, estornudábamos… eran cosas que en ese momento la gente decía Wow! Que pasa con estos locos…


…nadie nos paraba bolas, podíamos embarrarla y realmente no repercutía en mayor cosa, pero no sé, yo creo que eso nos permitió hacer una radio distinta a lo que ya existía porque ya había emisoras musicales de éxitos actuales muy posicionadas. Nosotros hacíamos lo que se nos venía a la mente y abríamos micrófonos y hablábamos, era una época de mucha creatividad de mucho invento y hacíamos barrabasadas. No estudiamos locución no nos metimos a una academia, no estudiamos comunicación social, yo no sé cómo nos abrieron las puertas y como nos dejaron ahí, pero la cosa funcionó de alguna manera…


…yo me quiero ir a Estados Unidos, a estar un tiempo allá, a ver cómo funciona la radio. Ya que esto me lo voy a tomar en serio, quiero hacerlo. Vendí todo absolutamente en Medellín y me fui para N. Y con mi esposa e hija de dos años, afortunadamente Alberto Vásquez veía esa pasión en mí y me siguió pagando una licencia remunerada…yo grababa mi voz en unos casetes mis intervenciones y en Medellín las metían como si yo estuviera haciendo turno…


…yo quiero mirar para fuera, saber que puedo adaptar aquí, en una época en donde no había internet…


…lo que uno hace en Medellín se queda en Medellín, lo que uno hace en Pereira se queda en Pereira y lo que uno hace en Cartagena se queda en Cartagena, lo que usted hace en Bogotá trasciende para todo el país…


…la radio en FM era muy aburrida, era supremamente aburrida y por lo menos nosotros llegamos a mamar gallo y a reírnos de nosotros mismos…


…para hacer radio solo se necesitan tres cosas, conozca los gustos de su audiencia, entréguele a la gente lo que le gusta, promueva profusamente lo que está haciendo…


...un test musical no estudia canciones nuevas...la recomendación para testear una canción es que por lo menos haya sonado cien veces al aire antes de estudiarla…


...hay que estar muy aterrizado con la realidad local porque si hay algo importante de la radio es la localía…”


“…en estados Unidos la penetración de la radio hoy en día está en el 90 por ciento, en el Reino Unido 93 por ciento, en Colombia más del 75 por ciento de la gente escuchó radio ayer, para que la radio se acabe falta mucho tiempo…lo que pasa es que la radio no ha sabido vender sus ventajas, ni sus cifras, ni sus números ni su importancia, se ha dejado apabullar por lo digital…”


“…la radio vende cifras, vende audiencias super masivas todos los días del año…

178 views

Kommentare


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page