Ximena Botero: “Mi verdadera felicidad es dar.”

Updated: Mar 19


Ximena Botero




Entregar es uno de los tantos sinónimos que encontré de la palabra dar. Y para la introducción de esta entrevista, me gustó el de entregar. ¿Por qué? Porque a través de una conversación telefónica pude percibir la entrega con la que se da en lo que voluntariamente le nace hacer a Ximena Botero, fundadora y directora de Goticas de Amor, fundación desde donde ella trata de aliviar las dificultades, por las que pasan otras personas.


Ximena Botero fue reina de belleza, pero su encanto no es sólo físico, ya que a través de sus palabras se describe la belleza y la gracia de su interior, por aquella labor que, según ella, se apodera de su ser para trabajar a través de la grandeza de Dios.


Su vida es plena e intensa y cada día es único. El cine y la televisión también forman parte de su existencia y de manera lúdica ha representado diversos personajes que distan de la realidad, pero la figura que realmente representa, es su propia personalidad, aquella que descubrió en un sueño y el cual cristalizó heredando el legado que su madre le enseñó.


Para Ximena Botero la fe es la fuerza que la mantiene viva, por eso su vida, según ella, es una sucesión de milagros de Dios, gracias a su fundación Goticas de Amor.






Por: Germán Posada




¿Qué despertó desde niña en su vida ese deseo de ayudar a los más necesitados?


Resulta que mi madre murió cuando yo tenía 13 años, pero fue el suficiente tiempo para aprender de una mamá que me dejó el gran legado del amor, ella visitaba a los ancianos y acudía a los niños de la calle y nos llevaba para que presenciáramos esa otra realidad. Desde muy niña he sentido la necesidad de poder suplir de alguna manera las emergencias de las catástrofes, de los más vulnerables, de los niños pobres, los ancianos, los enfermos.


Por mi, ojalá tuviera una barita mágica y ayudar en esas causas que ameritan tanta ayuda. Me siento privilegiada porque descubrí que la misión que yo tengo en este mundo es servirle a los demás por medio de mi vocación que es dar Goticas de Amor de mil maneras y que no solamente es suplir una necesidad básica en el momento sino emocional, espiritual, de hecho, soy coach de bienestar y vida.



¿Por qué el nombre de su Fundación Goticas de Amor?


Cuando mi mamá murió yo tuve un sueño muy hermoso y fue tan real que se plasmó en mí.


Soñé que caía una gotica de amor del cielo a la tierra y que se convertía en un corazón de amor que se iba difuminando como las olas que van hacia el mar. El logo de mi fundación es tal cual como yo se lo describí a la persona que me lo hizo.


Cuando me desperté me levanté muy feliz con la idea de algún día crear una fundación que llevara el nombre de Goticas de Amor y ya hace más de 25 años que fue fundada en Colombia y también la tengo constituida y aprobada por el gobierno de los Estados Unidos, país desde donde ayudó a Colombia, nuestro amado país.



¿En dónde más extiende sus servicios Goticas de Amor a parte de Colombia?


Un día sentí la necesidad de solidarizarme con otros países y me he extendido a otros países como Perú, Venezuela, Chile, Haití, África, México, inclusive aquí en Estados Unidos en donde también existen necesidades de la gente, así muchos no lo crean. Empezar de cero como inmigrante es muy difícil y hay historias increíbles.

En Perú estamos trabajando haciendo unas iglesias en la selva, en Haití hemos ayudado en diversas ocasiones con varias campañas, este año suministramos útiles escolares y mochilas a niños de una región de ese país. En Venezuela hemos ayudado con algunos utensilios como camas y sillas eléctricas. En Cartagena hemos ayudado a niños con parálisis cerebral y cáncer.

No importa de donde venga una persona, si podemos tenderle la mano -desde Goticas de Amor- lo haremos con mucho amor.

Yo me siento como la hacedora, como la herramienta del trabajo de Dios aquí en a tierra.


En algún momento usted fue reina de belleza y uno no se magina que una reina de belleza prefiera dedicarse a labores humanitarias, de alguna manera tienen puertas abiertas para sobresalir en el mundo del espectáculo. ¿Usted por qué lo hace?


En 1988 yo fui súper modelo de Caldas, Quindío y Risaralda y me nombraron señorita Caldas al Reinado Nacional del Mar, que se realizaba en Santa Marta. En este reinado quede de segunda princesa y en 1989 me enviaron como representante de Colombia a un reinado llamado Miss Asia Pacífico que fue realizado en Hong Kong y en Filipinas. Pero resulta que cuando estaba participando en el reinado en Asia y conocí Manila, pude ver la pobreza absoluta, y me dije que nada más me podía hacer feliz en la vida de ayudar a los más necesitados, que ser una embajadora de la belleza rodeada de periodistas con muchas oportunidades para canalizarme en el mundo del espectáculo.


Algún día una de mis hijas me dijo: “Mamá te imaginas si a cualquier trabajo le pones el amor, el valor, la magia, ese entusiasmo, y sobre todo esas ganas de hacerlo, así sea un poquito, como se lo pones a Goticas de Amor, tu fueras multimillonaria” y yo le contesté:


“A mí no me hace más feliz otra cosa que poder ser útil para las personas que me estén necesitando y en esto es actuar y plasmar, no es hablar por hablar”.

¿Es cierto que estudió actuación cine, teatro y televisión?


Así es, estudié en esas tres áreas y tuve la oportunidad de estar en televisión y de continuar ese camino. Estuve un año en Televisa preparándome para una producción histórica e interpretar el papel de una emperatriz en una telenovela histórica.


En Televisa el señor Ernesto Alonso, uno de los productores más importantes hasta finales de los noventa en México, confiaba en mi para hacer ese papel, me puso dos maestros de dicción y vocalización, pero al año de estar preparándome se murió el propietario de Televisa, razón por la cual un hijo suyo lo sustituyó en su cargo y comenzó a realizar cambios y lo primero que hizo fue recortar nuestra producción que era muy costosa. Ernesto Alonso me aviso que había sido cancelada la producción y yo me puse en la tarea de tratar de participar en otras producciones, una de ellas tenía que ver con la actriz Verónica Castro, pero esto no le gustó al nuevo propietario de Televisa, todo esto me decepcionó de este mundo y decidí irme para Miami.


En Miami he participado en papeles pequeños. Fui parte de El Cartel de los Sapos junto a los actores Manolo Cardona y Diego Cadavid, participé en la novela Betty en Nueva York, saldré en la novela La Mujer de mi Vida, me acaban de llamar para la serie Bad Monkey de la Warner Bross de Disney y también participo en la película Love of the Reef. Todo esto es mi pasatiempo, pero mi pasión real es esta vocación que descubrí hace años que es dar Goticas de Amor.



¿Qué personalidades la han inspirado en su misión?


Te podría decir que la Madre Teresa de Calcuta, de pronto por su humildad, por la paz que transmitía, por ser tan pequeñita pero tan grande con esa alma espiritual. También la princesa Diana de Gales, ella tenía un poder tan grande y adquisitivo y así se comprometía con los más vulnerables, pero definitivamente mi inspiración fue en mi casa, porque había una mamá con cinco hijos, comprometida, que lloraba y abrazaba a los abuelitos, que iba a donde los niños de la calle y los cuidaba, yo creo que más inspiración que esta no puedo tener. Mi mamá fue quién me dejó este hermoso legado.



Sus propias hijas han pasado por pruebas fuertes de salud en donde uno pensaría que usted más bien se dedicaría a ellas y no continuar con su Organización. ¿Ha sentido desfallecer en algún momento seguir con esta tarea?


Esta pregunta es muy fuerte porque a mis tres hijas les ha tocado pasar por diferentes pruebas de salud muy difíciles como diabetes tipo 1, Addison y tumores cancerosos. Cuando estuve cuidándolas como deber de mamá, la fe fue la que me mantuvo de creer que tengo un Dios al lado que me ayuda a soportar todas las pruebas.


Nunca paré mis actividades. Aun cuidando a una de mis hijas en momentos muy dolorosos si debía acudir a suplir una necesidad sacaba fuerzas y me iba a ayudar a quien lo necesitaba. Nunca dejé de dar Goticas de Amor. Ha sido algo increíble.






Figuras públicas como reconocidos futbolistas se han unido a su causa. ¿De qué manera le han ayudado?


Cuando James Rodríguez jugaba para el Real Madrid me mandó tres camisetas firmadas por él para mi fundación y a mí se me ocurrió tener más camisetas de otros jugadores, y me di a la tarea titánica de buscar que otras figuras del fútbol de talla mundial me enviaran sus camisetas y así lo hicieron jugadores del Barcelona y del Real Madrid, entre ellos, Messi, Totti y Fábregas, en total conseguimos 50 camisetas firmadas.


En un famoso partido de fútbol acá en Miami llamado El Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, yo aproveché la oportunidad y buqué la manera de meterme en ese evento e hicimos la subasta de los reyes del futbol mundial. Mucha gente me ayudó, el cantante Juanes me ayudó a traer al ex futbolista Víctor Aristizábal. También invité a 14 países, representados por un artista de arte y cada uno debía hacer una obra alegórica al fútbol para subastarlas con las camisetas. Se hizo una sinergia espectacular con todo esto y con mucho éxito y

una cantante colombiana me ofreció componerme la letra de la canción Goticas de Amor.




“Mi vida es una sucesión de milagros de Dios gracias a mis Goticas de Amor.”

Instalaciones de la Fundación Goticas de Amor.



¿Qué es lo más gratificante de su misión y quizás lo más frustrante?


Lo más gratificante definitivamente es la sonrisa y la alegría de la persona que recibe una ayuda y que tuvo una solución.


La frustración, no tener una varita mágica que de verdad me haga magia, porque me duele muchas situaciones no solamente de los niños pobres, de los ancianos, de los enfermos, de tantas catástrofes, sino de tanta gente que tiene el corazón tan duro como una piedra que sabemos que tienen tanto, pero al final no tienen nada.


Me duele que sean tan fríos en su alma. Yo soy de las convencidas de que los gobiernos tienen mucha responsabilidad, pero tienen igual mucha lastra atrás y la gente cree que llegando al poder van a hacer milagros y eso no es así. Con mi fundación lo que hago es buscar a estos mandatarios y ofrecerles mi ayuda para que ellos de manera reciproca ayuden a mi fundación. A la gente hay que buscarla y mostrarle la necesidad.



¿Sabe que ha pasado con el futuro de alguno de los niños de su organización?


La Fundación Goticas de Amor suple la necesidad en el momento inmediato y va cambiando de sitio o de personas. Yo pienso que hay que darles oportunidad a todos. En realidad, nosotros no hacemos esa clase de seguimiento, lo de nosotros es el impacto que creamos en el momento.



¿Cómo han sido esos encuentros con el Papa Francisco?


Eso ha sido maravilloso. He tenido la oportunidad de estar dos veces con el Papa Francisco. Primero en la ciudad de Filadelfia, en donde fui su voluntaria por espacio de ocho días, tuve el privilegio de ser una de las pintoras que hizo parte del grupo que pintó el mural más grande que se le ha hecho a un Papa, cuya duración fue de 24 horas y registrado en los Guinness Records. Fue una obra colectiva inspirada por el maestro mexicano César Viveros.


La segunda, el embajador de México en la santa sede me hizo una invitación para ser la madrina de la obra escrita por el santo Papa Juan Pablo II. Cuando él ejerció, el país del exterior que más visitaba era México porque amaba mucho a la Virgen De Guadalupe. En vida él siempre quiso ver recreada su obra El Taller Del Orfebre. Unos actores mexicanos se dieron a la tarea de hacer este homenaje al Papa Juan Pablo II, pero en la Santa Sede como homenaje y necesitaban una madrina y un padrino. Como madrina me invitaron a mí y como padrino invitaron al príncipe Lorenzo de Medici.


Allí, aproveché y le mandé a hacer un cuadro al Papa Francisco con una paloma espectacular en su mano y al Papa Juan Pablo II, un cuadro como si él estuviera dirigiendo su obra desde el cielo. Los dos cuadros fueron pintados por el pintor español Benny de la Coba. Amboscuadros están firmados por el maestro Benny de la Coba y por mí, y él Papa Francisco los tiene en la Santa Sede del Vaticano.



¿Es verdad que está escribiendo sus memorias?


Así es, estoy próxima a lanzar mi libro que narra mi vida contada en historias. Mi madre se suicidó cuando yo tenía 13 años y mi familia está marcada por tragedias horribles.


Personalmente he tenido cuatro accidentes muy peligrosos de los cuales me he salvado milagrosamente. Todo esto lo cuento con una enseñanza muy grande de fe, esperanza y del valor de muchas cosas junto con los impactos que he tenido a través de mi vida a las personas que yo ayudo.


Mi vida es una sucesión de milagros de Dios gracias a mis Goticas de Amor y precisamente su título es: Historias de Goticas de Amor.



¿Se vio muy afectada su organización con la Pandemia?


Aún en la pandemia continuaba mi labor social. En el libro hay un capítulo en donde narro que precisamente fui afectada por el COVID-19.


Durante ese tiempo tuve el tiempo suficiente de estudiar y certificarme como coach internacional de bienestar y vida, precisamente por la necesidad que yo a futuro veía. Ayudar no es solamente dar algo material porque la gente emocionalmente también está mal. La gente necesita ayuda espiritual y para eso me estuve preparando.



¿Ha sido premiada por su labor social?


Me han condecorado como una de las 22 colombianas más exitosas de los Estados Unidos, en Washington, con el embajador Juan Carlos Pinzón. He sido nombrada como una colombiana estrella en el exterior y voy a salir en el libro de los 100 colombianos más exitosos en el exterior y junto a la embajadora Carmenza Jaramillo ganamos la distinción Senior Hispanic Coalition U.S.A, como colombianas destacadas.



¿En qué proyectos en especial está trabajando?

Ninguno. Todos los días estoy continuamente en una labor social y no paro.



¿Cuál es la ayuda más especial que puede recibir su organización en estos momentos?


Me hacen donaciones de utensilios muy necesarios como sillas de ruedas y caminadores, y a veces es muy difícil enviarlas a Colombia porque se dificultan las alianzas con las compañías de carga, por eso siempre estamos necesitando fondos. Aquí en Miami tenemos que pagar el arriendo de camiones para ir y recoger las donaciones.


Recientemente estuve en contacto con el presentador Hernán Orjuela para unirnos a través de la campaña Servientrega Internacional y enviar provisiones a los damnificados por los deslizamientos en Pereira.



¿Cómo se define Ximena Botero?


Ximena Botero es una persona demasiado egoísta con ella misma pero esplendida para el mundo y sus necesidades. Ximena Botero sabe reconocer que es tan pequeña y vulnerable, pero sabe que la grandeza de Dios se apodera de ella para trabajar.


Siempre digo que soy la herramienta de Dios en esta tierra porque yo soy Goticas de Amor y él un océano de bendiciones. Yo toco puertas y él toca corazones. Yo voy y toco y no me importa que me digan que no tienen, porque con más ganas voy y pido más para el necesitado.


Siento que Dios me utiliza de una manera espectacular porque yo soy la hacedora de los milagros del amor de él. Soy una privilegiada de descubrir mi verdadera felicidad que es dar Goticas de Amor.



Muchas gracias.


Muchas gracias por esta conversación que me llena de pasión y alegría porque mi verdadera felicidad es dar.


“Mi mamá fue quién me dejó este hermoso legado.”

288 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).