Mis 70 calendarios.


Luis Fernando Jaramillo.




Por: Luis Fernando Jaramillo



El arribo a mis 70 calendarios, me hizo pensar que esa edad solo la cumplen los ancianos, pero de pronto se abren las puertas del recuerdo, y me encuentro mirándome al espejo, y encontrando un señor de pelo gris, profundas entradas, muchas arrugas, y ojeras pronunciadas


Revivo entonces momentos de infancia y proyecciones de vida, reviso un transcurrir lleno de alegrías, algunas penas, mucha incertidumbre y dudas... siempre dudas.


Con suerte, algunas decisiones bien tomadas otras no tanto, pero concluyo que me siento vital, agradecido con la vida, orgulloso de mi familia, dispuesto a mantenerme vigente y a servir.


Con mi fiel compañera construí una yunta de amor, y el legado para mis hijos y nietos, que ha sido darles unas raíces sólidas y profundas para sostener un alma grande, que despliegue sus alas y los eleve en pos de sus sueños.


Ya sabemos que ellos serán capaces de enfrentar tanto las adversidades, como los triunfos, con realismo y honestidad.


Sé que aumentar en edad sin amarguras, es hacer que la razón haga sobreponer el gozo de disfrutar las facultades que se conservan, a la nostalgia por las que se han perdido, que esa edad es el descubrimiento de nuevos horizontes, es valorar mucho más la capacidad de dar apoyo a quien lo necesita, es apreciar los años con que se cuenta, y que se deben gastar completamente, porque ya no son tantos como para desperdiciarlos, es profundizar en el conocimiento de los valores humanos que se tienen cerca, apreciar y agradecer a los que aportan, y no reprochar ni sentir rencor por los que restan, y es más que todo mantener con firmeza un permanente búsqueda de la felicidad personal, familiar y de la comunidad.


En fin, llegar a los 70 años, es llegar en paz con uno mismo y con los demás, y entender que se vive para servir, y que todo esfuerzo por nuestra familia y nuestros semejantes, nos hace pensar que vale la pena haberlos vivido.



(Esta columna es de estricta responsabilidad del autor y no representa la opinión de este portal)

65 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).