top of page

Jorge Eusebio Medina: “Yo diría que la radio va a seguir existiendo.”

Updated: Jun 5, 2023


Jorge Eusebio Medina.



Entrevistar al periodista Jorge Eusebio Medina fue una experiencia muy particular. No se trataba solamente de indagar sobre su carrera en la radio colombiana, que incluye su paso exitoso como Director Regional de Noticias RCN en el departamento de Antioquia.


Era también tratar con un paisano. Con un hombre humilde que se perfiló desde su tierra natal, para salir a conquistar otros espacios como emigrante. Jorge Eusebio Medina, nació en el Municipio de Heliconia y allí permaneció hasta cumplir su edad adulta. A Heliconia también se le conoce como Guaca. Y de allí, asimismo provienen mis ancestros.


Para algunos, el origen del personaje ‘Cociaca, el famoso cuentero paisa del siglo pasado proviene de Heliconia. Pero el de Jorge Eusebio Medina, proviene sin duda alguna de la tierra de la Sal y del Retorno. Sus aspiraciones eran grandes y aunque en un principio el periodismo no era su primera opción, la vida le propuso elegirlo para forjarse en él, un camino exitoso que lo ha hecho reconocido y respetado como otro de sus ilustres personajes.


Hace muchos años viviendo en Medellín, en medio de mis curiosidades radiales, me acerqué a los estudios de RCN Radio, en el Edificio Coltejer, para conocerlo. Charlamos breve. Hoy después de más de tres décadas, en plena era virtual, nos reencontramos de nuevo para recordar aquel momento, traer a la memoria vivencias de nuestro pueblo y hacer un breve recorrido en su carrera profesional.


De sus inquietudes por los medios siendo un joven de provincia, de sus deseos de emigrar a la gran ciudad, de sus inicios en la radio, de su gran salto a RCN, de su breve paso por BLU Radio, de su experiencia en Múnera Eastman Radio, de sus proyectos como autor, y de sus inquietudes por el futuro de la radio, platicamos agradablemente por espacio de unos buenos minutos y hoy con gusto, les comparto el resultado de esta charla través de mi página web.




Por: Germán Posada




¿Cuántos años dedicado al periodismo?

Comencé a hacer periodismo cuando todavía era un estudiante en la emisora cultural de la Universidad de Antioquia en el año 87. Ya son 36 años haciendo periodismo.

¿En su momento qué lo motivo a estudiar periodismo?

Esto tiene que ver con nuestro pueblo Heliconia. Cuando cursaba el tercero de bachillerato recuerdo muy bien que el profesor de química, Adalberto Puche, comenzó un día en el salón de clase a preguntarnos que nos gustaría estudiar. Muy sutilmente el profesor me miró, diciéndome que no me iba a preguntar a mí, porque estaba convencido que lo que yo que quería estudiar, era periodismo. En ese entonces yo apoyaba mucho los eventos en el municipio y en el colegio en donde se necesitaba un animador.

A inicios de los 80s, un sacerdote, Gonzalo Muñoz, ya fallecido, le dio por meterse en una aventura y fue crear una emisora, sin autorización, en se entonces, del Ministerio de las Comunicaciones. Esa emisora la administraba el sacristán de la parroquia, Jesús María Arenas, quién me pidió apoyarlo. Así nació Voces de Heliconia y de esta forma comencé a tener una empatía y fascinación por la radio. Además de que escuchaba mucha radio. En la noche era una especie de radioapasionado y me gustaban mucho los programas deportivos.

Cuando terminé mi bachillerato le dije a mis padres que quería estudiar periodismo en la Universidad de Antioquia. Mi padre me acompañó a la inscripción. En la taquilla de admisión y registro me preguntaron a qué me iba a inscribir y yo respondí que a Geología. En realidad, yo he tenido más afinidad con las ciencias exactas. La persona que me atendió me dijo que esa carrera no la tenían y yo me decidí de una por periodismo. En aquel entonces era el voceador del periódico El Colombiano en Heliconia y gracias a esto, me mantenía muy enterado de las noticias.

En medio de mis trabajos, que a propósito también era mesero, yo estaba siempre atento a los listados que salían en el periódico de las personas que habían sido aceptadas en la universidad. Un día vi que mi credencial 83165 estaba en la lista. Mi alegría fue inmensa y salí de mi casa gritando porque había pasado a la Universidad de Antioquia de la cual egresé a finales de julio del 89.

¿Antes de iniciarse en RCN en donde trabajó?

Colaboré un año en el famoso Radioperiódico Clarín, muy famoso en la de los 70s, propiedad del extinto exalcalde de Medellín, Guillermo Hincapié Orozco y lo dirigía Fernando Vera Ángel, recientemente retirado de los medios.

El 10 de julio del 88, aún sin terminar la carrera, comencé a trabajar en RCN hasta el año 2007.

¿Cuándo comenzó en RCN, llegó directamente como Director Regional de Noticias RCN?

No. El 10 de julio de 1988, llegué como periodista de Las Noticias de Radio Paisa trabajando de una de la tarde a nueve de la noche, pero casi siempre esos turnos se me iban hasta las doce de la noche. Eran aquellos años difíciles y complejos de los inicios de la lucha del Estado contra el Cartel de Medellín que incluía a Los Extraditables. Pero además estaban los grupos guerrilleros como Las Farc, que aún desmovilizados todavía quedan disidencias, estaban el EPL y el ELN, que no han desaparecido del todo y el apogeo de los llamados grupos paramilitares. En 1989 me nombraron Coordinador de este noticiero.

En 1990 pasé a ser el periodista de Orden Público de Radiosucesos RCN con Juan Gossaín. Por aquellos días el director de este noticiero se retiró y mis colegas, el gerente y Juan Gossaín, juzgaron que yo podía dar ese paso y me nombraron Director Regional de Radiosucesos RCN en Antioquia.

Comencé el 1 de diciembre de 1991 y trabajé hasta diciembre de 2007.

¿A quién admira en esta profesión?

Yo siempre tuve una fascinación por la manera de entrevistar de Yamid Amat. Siempre he creído que Yamid Amat es el periodista que mejor sabe preguntar en Colombia y Juan Gossaín el mejor Cronista. De hecho, yo estaba convencido de que en algún momento iba a trabajar con Caracol Radio y curiosamente no he trabajado en esta compañía.

Si lo hice con Caracol Televisión, dueña de Blu Radio en donde trabajé dos años.

¿Cuál es el resumen de sus dos décadas en RCN?

Fueron dos décadas llenas de lecciones. Dos décadas aprendiendo de un estupendo maestro, que aún vive, que fue Juan Gossaín.

Dos décadas en las que quise convertirme en un alumno para aprender y ser un buen periodista de radio y sobre todo de hacerlo con responsabilidad, disciplina, mucha ética, con una mirada, digamos que intachable, de lo que debe ser este ejercicio repleto siempre de honestidad, de veracidad, siempre en ese camino y esa búsqueda de poder dar las versiones posibles de las noticias.

Todo esto me ha hecho a mi muy feliz como periodista porque nunca nadie ha tenido quejas de que yo haya sido irresponsable, de que haya cobrado dinero para publicar una noticia, que me haya vendido o cambiado formas o maneras de enfocar una noticia solo por beneficio propio.

Desde esa óptica, soy un hombre completamente feliz de lo que he hecho en el periodismo.

¿Cómo fue haber trabajado con el periodista Juan Gossaín?

Fue y será una experiencia irrepetible en la vida. Yo luego tuve la experiencia de haber trabajado en Blu con Néstor Morales y lo digo con respeto: no aprendí nada con él. Nunca tuve una lección.

Con Gossaín fueron 20 años siempre llenos de lecciones, instrucciones y recomendaciones. Gossaín era un director que regañaba, pero con bases, fundamentos y argumentos. Más que un director fue un maestro y eso lo llevo en mi memoria y diré siempre que no hay un periodista igual a él, como jefe, profesor, maestro u orientador, de lo que debe hacerse en el periodismo.

A propósito del periodista, Néstor Morales, director de Las mañanas BLU Radio, Antonio Pardo García lo cita en su reciente libro, argumentando que este último opina que la chiva ya es irrelevante y que lo hecho por Gossaín en los años ochenta y los cambios a las ciudades para informar, no sirven en radio. (Páginas 524-525) ¿Qué opina al respecto?

Esto es muy salido de contexto. No es que en el periodismo no exista la posibilidad de dar una primicia. Lo que pasa es que eso ya no es posible hacerlo con las redes sociales porque cualquiera te puede dar una primicia y no necesariamente ser un periodista. Me parece que Néstor Morales no es un buen maestro del oficio y hay muy pocas cosas que aprenderle a él. El problema no es dar la primicia. El problema radica en no decir bien las cosas. Más que dar una noticia en primer lugar, es darla bien.

Ese concepto de que las primicias son irrelevantes me parece que no puede plantearse de esta forma.



A propósito, su estadía como jefe de noticias de Blu Radio Antioquia, fue relativamente corto. Dos años. ¿Por qué?

Yo llegué a BLU en el año 2014 y me encontré con varias cosas que me parecieron muy irregulares.

Se me pedía que rectificara noticias que yo no había divulgado. Yo no podía ponerme a rectificar noticias que no había divulgado porque es un atentado contra mi credibilidad y yo siempre he tenido claro que la credibilidad es el patrimonio más grande que tiene uno periodista. Esa es una lección que debe tener claro una persona que trabaje en este oficio.

Obligarme a rectificar una noticia que yo no he revelado, no tiene presentación. Esto no lo leo bien yo y no lo lee bien nadie. Yo dejé esto muy claro en BLU y lo cierto es que después de dos años mejor tomé la decisión de irme y vivo tranquilo y feliz.

A propósito de este mismo libro su autor, lo referenció como personaje importante de un hito en nuestro país, por haber sido el primer periodista en anunciar a través de RCN, la primicia sobre la muerte del narcotraficante Pablo Escobar. ¿Qué piensa?

Creo que lo primero es que Antonio Pardo García es uno de los símbolos más importantes de la radio colombiana que aún vive. Con él, la radio es, ha sido y será lo que conocemos hoy. Antonio Pardo García es uno de los pioneros más importantes y grandes que ha dado la radio en Colombia.

Que él escriba un libro donde relaciona 280 hitos de la radio de Colombia y que incluya entre estos, una historia relacionada conmigo, en donde en el año de 1993 tengo la oportunidad de darle la primicia al mundo de la muerte de Pablo Escobar, digo, que yo no me lo creo. Ni siquiera me lo esperaba, me sorprende y lo considero un acto muy grande generosidad de don Antonio.

Sin alardes de nada, creo, que este hecho va a quedar marcado en la historia de la radio colombiana y esto le genera a uno una felicidad inmensa, pero no para saltar del piso y menos subirse al cielo, si no para satisfacción personal y profesional.

En todos estos años de estar al frente de las noticias debe haber una gran cantidad de hechos que lo hayan marcado especialmente en su carrera. ¿Acaso la noticia de la muerte de Pablo Escobar es uno de ellos? ¿Nos cuenta de otros más?

Así es, son incontables los hechos que lo marcan a uno como periodista. Uno de ellos, obviamente haber sido el primer periodista que le dio la noticia al mundo de la muerte de Pablo Escobar. Pero también hay otros hechos que a mí me marcaron mucho como periodista.

La muerte originada por un atentado con explosivos del exgobernador de Antioquia Antonio Roldan Betancur. Eso a mí me marcó tremendamente porque yo no me esperaba nunca tener que cubrir ese atentado y menos desde el lugar de los hechos.

La muerte de Andrés Escobar. Yo lloré cuando mataron a Andrés Escobar. Recuerdo que sobre las 4:30 de la madrugada de ese sábado me llamaron para avisarme de su asesinato, y entre sábado y domingo, esas horas fueron muy largas trabajando sobre lo ocurrido. Ese sábado, toda la mañana, clamamos desde los micrófonos de RCN la búsqueda de las personas implicadas porque teníamos las placas de sus vehículos y sus colores. Le pedíamos colaboración a la ciudadanía. A mí me llamaron de una inspección de Medellín para decirme que acababa de llegar un señor de nombre Humberto Muñoz Castro que decía ser el conductor del vehículo en el que se movilizaban los supuestos asesinos de Andrés Escobar. Inmediatamente escuché esto, llamé al director seccional de Fiscalías de Medellín, a quién mataron luego. Esta persona me dijo que devolviera la llamada a esa inspección para que no dejaran salir a ese testigo. Así lo hice, y la cuestión fue que ese señor, era quien supuestamente, había disparado contra Andrés Escobar. De esta manera fue capturado y en la tarde hubo rueda de prensa para contar todo lo sucedido. Esto a mí me marcó muchísimo.

También un atentado en un Miércoles Santo y lo recuerdo por varias cosas. Primero porque mi mamá me había enviado desde Heliconia un almuerzo envuelto en hoja de plátano, cuando ya me disponía a comérmelo, escuchamos una explosión, pero no sabíamos de donde procedía. Al rato nos dijeron que la explosión había sido al lado del puente El Pandequeso por Itagüí.


Como en ese momento no estaban todos los periodistas en la Redacción, entonces yo dejé el fiambre servido, nunca supe quién se lo comió, y arranqué en el transmóvil de RCN con un conductor y cuando llegamos al lugar de los hechos, nos dimos cuenta de que no habíamos llevado equipos. Nos habíamos ido sin micrófonos, cables, sin nada. Utilizamos entonces el radio teléfono del vehículo que tiene un sistema interno para poderse comunicar con el máster y así gracias al ingenio de los técnicos se pudo dar el reporte de la noticia. Esto aparte de la crueldad del atentado, me impactó mucho por lo recursivos que fuimos en ese momento el conductor y yo para transmitir la noticia de este lamentable hecho, que dejó varios policías muertos.



“Nunca nadie ha tenido quejas de que yo haya sido irresponsable, de que haya cobrado dinero para publicar una noticia, que me haya vendido o cambiado formas o maneras de enfocar una noticia solo por beneficio propio.

Berenice García Duque (esposa) y Jorge Eusebio Medina.


¿Qué palabras tiene para el ya fallecido Orlando Cadavid Correa, antiguo director de Radio sucesos RCN?

Yo conocí a Orlando Cadavid no como director de Noticias RCN, si no como director de noticias de Caracol Medellín en donde hizo un excelente papel. Era la competencia nuestra. Con él vivimos grandes momentos de periodismo, él desde la otra orilla y yo en RCN. Era un hombre muy entregado a su oficio, en su labor como director de Noticias en Medellín.

Y aunque me dicen que era muy malgeniado yo siempre tuve la mejor percepción de él y me sostengo en decir que fue un excelente periodista y director. A veces la radio tiene esa particularidad que genera mucha irascibilidad por esos asuntos propios de la inmediatez por las que a veces hay que informar.

Entre sus galardones está haber sido premiado con el de ‘10 periodistas con calidad humana y profesional’. ¿Qué representan los premios para Jorge Eusebio Medina?

Bueno, en realidad, yo soy muy apático a ese tipo de reconocimientos. Ese premio fue en el 2016. Me lo dio la Universidad San Buenaventura y que me sorprendió y a la vez me fascinó. Por supuesto que sí.

Sin ser yo un aficionado a los premios, en ese mismo año también el Club de Prensa de Medellín reconoció mi ejercicio en la radio y me dio el Premio Manuel del Socorro Rodríguez en Radio y ya había ganado en el 2002 el Premio de Periodismo Simón Bolívar en Crónica y Reportaje.

Digamos que son los reconocimientos que he recibido. Pero mi más grande reconocimiento, que me permite a mi ser feliz, es haber hecho siempre en el oficio y en la profesión, un periodismo ético. Siempre he tenido esa convicción y esa lucha personal, por no desviarme de esos objetivos y esa ha sido mi gran batalla siempre.

Su esposa es la periodista Berenice García Duque. ¿Cómo es estar casado con una periodista?

La verdad nunca esperé casarme con una periodista y resulté casado con Berenice, que es un regalo de Dios, porque me dio una excelente esposa que ha sido como mi mano derecha en este oficio. Es la que a veces me ajuicia cuando no hago las cosas bien, la que me llama la atención.

Ella también es una mujer muy entregada al ejercicio del periodismo y las comunicaciones. Es jubilada de la Federación Nacional de Cafeteros como líder de comunicaciones en Antioquia y hoy es la presidenta del Club de Prensa de Medellín, que es quizás, la Corporación de periodistas más importante que tenemos en Antioquia y una de las más efectivas que hay en el país.


Usted es un hijo destacado del Municipio de Heliconia, cuna de su nacimiento. ¿Cómo se siente?

No sé si sea un hijo destacado de Heliconia. Eso yo no lo podría decir. Pero lo que sí le puedo asegurar es que yo quiero mucho a mi pueblo. Heliconia fue el pueblo que me vio nacer. Allí crecí y me disfruté los años de la juventud hasta que en el año 83 me vine a estudiar a Medellín.

Sé que no lo visito con tanta frecuencia, pero allí todavía conservamos la casa en donde vivimos, en donde murió mi mamá. Siempre guardo en mi memoria las palabras de mis padres (mi papá sigue vivo), que nos recalcaban el amor por el pueblo. Yo tengo un amor muy grande por Heliconia y sé que tengo muchas cosas grandes por hacer allí.


Parece que Federico Gutiérrez se perfila como próximo alcalde de Medellín. ¿Cuáles son los próximos retos para el próximo alcalde de Medellín?

Para cualquier persona que quede como alcalde de Medellín es un reto fortalecer ese liderazgo con las distintas agremiaciones y distintos actores de la sociedad y en conjunto trabajar con ellas en beneficio de los ciudadanos.

Lo otro, es en términos de gestión. Tiene que solucionar problemas de seguridad, porque son muy graves. Debe trabajar en asocio con los demás alcaldes del Valle de Aburrá, así cada uno de ellos tenga autonomía en su propio municipio.

Definir si el pico y placa es la solución para garantizar la movilidad no solo en Medellín, sino en los distintos municipios del Valle de Aburrá. Trabajar mucho para mejorar la calidad del aire y en general del medio ambiente. Apostarle a nuevas formas de transporte masivo porque son las maneras en que la gente tiene que movilizarse a futuro. No sé qué va a hacer para mejorar las vías, porque literalmente ya no cabemos, ya suman 2 millones de vehículos que transitan por este territorio. No parar en lo que se ha hecho en trabajo social y no dejar de hacer cosas nuevas porque aquí hay unas comunas que están muy abandonadas y requieren de más presencia estatal.

Que no se baje la guardia con la matricula cero. Ojalá y algún día aplique para todos los estudiantes universitarios. En salud se requiere un trabajo inmenso. No sabemos qué va a pasar con las reformas en este sector en la actual presidencia y esto genera expectativas.

Según encuesta reciente hecha por la Universidad del Rosario y publicada en el periódico El Colombiano, solo el 46 por ciento de personas entre 18 y 32 años en Colombia tienen una imagen favorable del presidente Petro. ¿Qué síntoma puede ser este cuando en esta población tuvo tanto apoyo Gustavo Petro para ser elegido presidente?

La verdad, esa encuesta no la conozco, pero si resulta muy especial que estas personas no tengan la misma credibilidad en el presidente Gustavo Petro, cosa muy distinta cuando él se lanzó como candidato.

En realidad, esto tampoco me sorprende. No recuerdo bien si esta misma universidad, o si fue la Universidad de La Sabana, recién hizo una encuesta con nuestra población joven preguntando cual era el personaje que más odiaban en Colombia y su respuesta fue contundente al elegir a Álvaro Uribe Vélez.

Estas mediciones con reserva del sumario sirven para tomar decisiones, pero otra cosa es cuando los jóvenes tienen unas posiciones radicales frente a ciertos líderes de la nación, en este caso el expresidente Uribe Vélez.

Con respecto al presidente Petro, también hay que admitir, que ha sido algo terco con su gestión y esto tiene que ver mucho con que no es fácil gobernar un país que siempre ha estado en manos de presidentes de centro o de derecha. Salvo el gobierno de Alfonso López Pumarejo que ha sido catalogado como el primer presidente de izquierda que tuvo este país.

Independientemente de un color político, yo siempre he creído que un gobernante debe dedicarse a gobernar el país de la mejor manera, honesta y responsablemente, y siento que la mayoría se ha equivocado con esto.


¿Cuál es la temática de su programa ‘Meridiano Antioquia’ en Munera Eastman Radio?

En Múnera Radio he hecho dos programas. Meridiano Antioquia que está suspendido actualmente, pero lo vamos a reactivar.

Ahora soy director del programa Panorama que se emite todos los días de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche. En Panorama lo que hacemos es dar a conocer a nuestra audiencia el -panorama noticioso de Antioquia- que procuramos sea muy actualizado y complementamos con entrevistas en directo.


¿Siendo un comunicador experimentado y forjado en radio cómo visualiza el porvenir de esta industria, en donde algunos insisten en decir que está en sus últimos capítulos?

Ahí, hay una mirada interesante. Lo primero es que desde que nació la radio se ha dicho que se va a acabar y todavía sigue viva. Yo diría que la radio va a seguir existiendo, que ha sido y seguirá siendo una herramienta muy poderosa para el desarrollo de las comunidades sobre todo en lo local.

En las nuevas generaciones creo que no es un medio que tenga mucha cabida, pero que ha sido el soporte de lo que se conoce como la radio virtual, en especial de lo que ha sido la estrategia comunicacional como el podcast que se perfila como una herramienta para la radio del futuro. Allí la libertad es absoluta para crear contenidos de toda clase.

¿La docencia forma parte de sus actividades, sigue activo en ella?

En este año he hecho una pausa en la docencia. Justamente hay que replantearse la manera de enseñar, por lo que acabo de decirte.

La radio ya no es vista de la mejor manera en las universidades, de hecho, tengo que decirte que, de la Facultad de Comunicación Audiovisual del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, la acabaron como asignatura.

En las demás universidades está en crisis, por ejemplo, en la Universidad de Antioquia ya no existe una asignatura que se llame Radio, si no que se llama Podcast.

En la Universidad Medellín, los estudiantes no ven en la radio una herramienta que les permita el consolidarse como profesionales de las comunicaciones, porque entre otras cosas, lo dicen expertos, la comunicación es una profesión que va camino de su desaparición y quizás ya no sea necesario estudiarla para poder trabajar en los medios de comunicación poderosamente manejados por un mundo digital.

También ha hecho el ejercicio de escribir y publicar ¿Al respecto, tiene algo en mente?

Sí, tengo en mente dos libros, que espero con mi esfuerzo y la ayuda de Dios, terminarlos. Uno tiene que ver con el proceso mismo de la radio, es contar lo que ha sido, con ejemplos puntuales y lo que hay a futuro en este medio.

Lo otro es contar de la mejor manera como fue esa primicia de la muerte de Pablo Escobar en el año de 1993, de lo cual ya publicamos un texto con pequeñas historias en donde una de ellas, es esta en particular.

No sé si este o el próximo año, la Universidad Eafit debe publicar un libro con historias de periodistas de los 90s y allí vuelvo y cuento, pero más detalladamente la historia de cómo fue el hecho de la muerte de Pablo Escobar.

Muchas gracias.

Me parece importante añadir diciéndole a las nuevas generaciones que ellos, los jóvenes, serán las que nos ayuden a replantear este oficio del periodismo y de alguna manera, quienes nos darán las luces para los medios del futuro, que nos ayuden a entender y a aprender sus cambios, que como medio, por ejemplo, la radio no desaparezca y siga vigente en el planeta.

Muchas gracias a ti. Fue rico haber hablado contigo, además de ser un paisano que hoy se nos fue del país, pero que espero algún día, regrese a hacer esto mismo que hace en Canadá, pero en Colombia.



Mi más grande reconocimiento, que me permite a mi ser feliz, es haber hecho siempre en el oficio y en la profesión, un periodismo bastante ético.

Jorge Eusebio Medina

299 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page