top of page

Hugo Enrique Osorio: "Siempre mi motor y mi enfoque es Colombia."

Updated: Jan 18


Hugo Enrique Osorio. Congreso de la República de Colombia. Julio 2022



Si bien, tomar la decisión de inmigrar, resulta a veces muy difícil, vivir y soportar el proceso de adaptarse al nuevo destino de origen, resulta más complicado aún. Unos claudican en el intento y se regresan, y otros en cambio tienen más aguante y se estabilizan.

 

En el caso de la familia de Hugo Enrique Osorio, fue el de aguantar y establecerse en Europa. Hugo, era tan solo un bebé cuando sus padres decidieron vivir en otro país. Tal vez haber llegado a una corta edad, le sirvió para aclimatarse a una cultura completamente desconocida.

 

Lo que resulta bastante especial en la experiencia de vida de Hugo es la pertenencia que ha desarrollado por Colombia, su país natal. Pese a haber crecido y formarse como profesional en el exterior, Colombia ocupa un lugar muy valioso en su ser, al punto que su vida gira en torno al desarrollo de proyectos que aporten positivamente al progreso de otros colombianos que viven en circunstancias menos favorables.

 

Graduado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, Hugo sigue trabajando con mucha pasión y dedicación en pro de las nuevas generaciones de colombianos, aprovechando su último año como Embajador de Juventudes en la Asamblea Mundial de Juventudes AFS International, cuya sede es en la ciudad de Nueva York.

 

A través de esta entrevista, conozcamos un poco más de Hugo Enrique Osorio, un joven colombiano que está realizando una ejemplar tarea social, la cual desarrolla directamente en Colombia, alejado quizás, de las comodidades que pudiera brindarle su país de adopción.   

 

 

 

     

Por: Germán Posada

 

 

¿De qué parte de Colombia es su familia?

Mi madre es de la ciudad de Pereira y mi padre es de Cartagena de Indias. Yo nací en el año 1993 en la ciudad de Pereira. Tengo esa mezcla del eje cafetero y la costa caribe. 

 

 

¿Hace cuanto emigraron a Europa?

Inmigramos al Reino Unido en el año 1995, como muchas familias y personas en ese entonces en busca de un mejor futuro y más oportunidades, la idea era solo estar por un tiempo y regresar a Colombia, pero el destino y Dios tenían otros planes.  

 

 

¿En dónde vivieron y finalmente en donde se instalaron?

Al llegar nos ubicaron en albergues que el gobierno de la ciudad tenía previsto para inmigrantes que no tenían alojamiento, en estos lugares había personas de todas partes del mundo.  

 

 

¿A qué edad llegó usted?

Tenía 2 años cuando llegué, no tengo muchos recuerdos de este momento ni recuerdos de Colombia durante mi infancia, pero a partir de los 3 o 4 años si recuerdo mucho los desafíos que enfrentaban mis padres para estabilizarse en la ciudad. 

 

 

¿Cómo recuerda aquel proceso de adaptación en su nuevo país de acogida?

Recuerdo mucho que para mis padres fue extremadamente difícil este proceso. En los años 90 la comunicación con Colombia no era la mejor así que se sentían muy lejos de sus familiares. El tema económico era también difícil, y el estar en un país sin hablar el idioma lo hacía aún más complicado. El buscar aceptación en la sociedad y abrirse camino era sin duda alguna un reto. 

 

 

¿Desde su óptica personal como veía ese cambio de país?

Yo era muy niño durante este tiempo, y tenía muchas confusiones, mis padres hablaban siempre de manera positiva de Colombia, lo describían como un paraíso, un país hermoso lleno de gente alegre. Entonces se me hacía difícil entender qué hacíamos ahora en otro país donde día a día los veía pasar tantos momentos de angustia y dificultad. 

 

 

¿Cómo se dio en usted el gusto e interés por servir a la sociedad?

En esos procesos de mis padres los vi muchas veces ser humillados por no hablar inglés, comentarios racistas y comentarios negativos en contra de los colombianos. Esto me motivó a que un día tenía que representar de la mejor manera a mi país Colombia y demostrarles no solo a los ingleses sino a todo el mundo la buena cara de los colombianos, que éramos honrados, trabajadores y muy perseverantes.

 

También vi en muchas ocasiones a mis padres luchar por conseguir un lugar donde nosotros vivir, los vi trabajar a horas muy temprana de la mañana hasta horas muy muy tarde de la noche, pero lo que es más sorprendente es que en muchas ocasiones habían activistas sociales y líderes de la comunidad Latina que nos ayudaban a movernos de un lado a otros con maletas, que les traducían a mis padres en la reuniones con los consejos o citas médicas y con una temprana edad podía notar el impacto positivo tan grande que los líderes en la comunidad podían causar en una familia. Ciertamente eso me motivó a querer seguir ese camino. 

 

 

¿Alguna personalidad que lo inspirara en sus actividades sociales?

Mis padres han sido claves en mi desarrollo tanto personal como profesional en todo, son ellos mi mayor inspiración.  Mi fe en Jesús también ha sido clave en todo este proceso, entender que tengo un propósito en la tierra de su parte y que debo usar mi vida como instrumento de bendición para otros, ha ayudado a orientar cada decisión que he tomado.  

 

En muchas ocasiones le pregunto por qué me dio tanto amor por Colombia y no obtengo respuesta, pero entiendo que esta pasión y amor viene de parte de él para así trabajar con entrega por mi país Colombia y ayudar a traer cambios sostenibles. 

 

 

¿Cómo y cuándo fue nombrado Embajador de Colombia en la Asamblea Mundial de Juventudes?

Fui nombrado Embajador de juventudes en el 2019, esto fue un sueño hecho realidad, era no solo la oportunidad de hablar a favor de los jóvenes de mi país, sino también de representar a Colombia desde una plataforma internacional.

 

Lo que siempre había soñado se empezó a cumplir. Este nombramiento llegó debido al trabajo que venía llevando a cabo en Londres con los colombianos y la comunidad Latina. Desde la adolescencia comencé a hacer voluntariado en diversos temas como la traducción y hablar en estancias políticas y sociales acerca de los derechos de la comunidad y los jóvenes migrantes.

 

 

¿Cómo quiere ayudar a través de este importante nombramiento?

Este ya es mi último año como Embajador de Juventudes, ha sido un honor poder hablar desde Nueva York, Estados Unidos, acerca de las oportunidades que los jóvenes colombianos necesitan tanto en temas educativos y pedagógicos como en emprendimiento y oportunidades laborales. 

 

En este tiempo he podido conformar 4 delegaciones cada año que ha representado a el país desde esta plataforma compuesta de jóvenes de diversos lugares del territorio nacional y en el 2023 brindar una beca a el primer joven afrodescendiente de Colombia en llegar a este evento. 

 

 

¿Hasta cuándo durará su periodo?

 Este es mi último año.

 

 ¿Y luego?

Soñar y trabajar por poder seguir representando a Colombia en plataformas internacionales y mirar la manera de seguir generando impacto social de diferentes maneras.      

 

 

"Mis padres son mi mayor inspiración."

Hugo Enrique Osorio. Conferencia Sueña e Impacta. Gira Norte de Santander, Universidad Libre. Agosto 2022.

 

¿Qué experiencia le ha dejado recorrer varias ciudades de Colombia en sus actividades sociales?

Me ha dejado mucho conocimiento de las realidades del país y de que tenemos mucho por trabajar para que cada vez los jóvenes puedan lograr sus anhelos desde sus regiones. A la vez me ha dejado gran satisfacción porque a cada lugar que llegó encuentro jóvenes con gran potencial de liderazgo, con muchos sueños, pero también con el profundo deseo de ser agentes de cambio para sus comunidades. Son ellos inspiración en este trabajo y en este proceso. 

 

 

¿Qué considera ha sido lo más preocupante y apremiante a solucionar que haya encontrado en este recorrido?

Me preocupa mucho, que los jóvenes encuentren dificultades laborales en el país, yo también regresé a Colombia y atravesé un camino arduo en este tema para lograr un anhelo de trabajar desde el sector público. Colombia está lleno de jóvenes con muchos talentos y en la actualidad muchos buscan salir del país debido a esta situación. 

 

Recalco que me ha llenado de mucha alegría, encontrar donde voy, a jóvenes que también poseen el deseo de aportar a su país y a sus territorios y usar sus emprendimientos como mecanismos de ayuda social. 

 

 

Como conferencista expone un discurso que tiene como título SUEÑA E IMPACTA. ¿Qué pretende con esta exposición?

A través de este proyecto basado en conferencias, capacitaciones y seminarios, el objetivo es poder apoyar a los jóvenes en sus liderazgos brindando pedagogía y asesoría en dichos temas. Nuestro enfoque es siempre llevar un mensaje de positivismo sobre los sueños, pero también que podemos impactar por medio de nuestro trabajo.  En los últimos 4 años hemos hecho más de 300 conferencias a nivel nacional y 2 giras departamentales; La Guajira y Norte de Santander. 

 

 

¿Hace cuanto fundó GKC? ¿Qué significan sus siglas y a qué se dedican? 

GKC nació en el 2019. Generation Kingdom Culture, (Generación cultura de Reino). Creo firmemente en una generación con mentalidad de Reino y liderazgo que se levanta con convicción a querer trabajar, a favor de sus comunidades.   

 

 

¿Ha encontrado apoyo en Colombia en sus objetivos sociales?

La verdad el apoyo que he encontrado en Colombia ha sido por parte de otros jóvenes con el mismo deseo de aportar a sus comunidades. Es muy difícil muchas veces acceder a entidades gubernamentales, mucho más cuando es para pedir apoyo. Pero unidos hemos encontrado grandes resultados. 

 

Yo estuve viviendo en Colombia hasta abril del año pasado, pero por cambio de gobierno me quedé sin trabajo. En casos como estos es en donde muchos jóvenes comienzan a pensar en salir del país por falta de oportunidades y se pierden talentos. Yo tenía mucho interés en poder permanecer en el país, pero fue muy difícil. La verdad, es que los salarios que me ofrecían en trabajos que encontré, eran muy bajos y tuve que optar por regresarme a Londres, pero siempre con el enfoque en Colombia porque es en donde está mi corazón.

 

En febrero regresaré a hacer algunas giras y capacitaciones con jóvenes de cinco ciudades. Siempre mi motor y mi enfoque es Colombia.

 

 

Ahora con el uso de las redes sociales, las plataformas y demás, muchos jóvenes ni trabajan ni estudian, están dedicados con esto para ver si les suena la campana y se hacen millonarios y la cosa es que a algunos si les suena. Usted, por ejemplo, se dedica a algo muy distinto, pero a veces con resultados como los que acaba de mencionar. ¿Qué piensa al respecto?  

Pienso que todo es un reto. Uno muchas veces quizás se desanima porque ve que personas simplemente por hacer un video contando un chiste o haciendo alguna locura en un video, se hacen virales en redes. Aquí hemos hecho conferencias gratuitas para jóvenes, hemos trabajado en el tema educativo y más, sin recibir un peso a cambio, solamente por vocación social y nos toca lucharla más.


Trato de mantenerme motivado es sabiendo que el trabajo tiene grandes recompensas y en todas las plataformas que hemos utilizado hemos visto la retribución de ese esfuerzo y cuando se obra bien se ven los beneficios.


Siempre trato de enseñarles a los jóvenes que el dinero, los seguidores, las plataformas, quizás algún día se van a extinguir y de que, en un momento de ansiedad o depresión, los seguidores no van a traer soluciones pero cuando uno tiene un propósito por generar un impacto positivo en otras personas eso si va a perdurar por siempre.


Muchas veces yo lo he experimentado y en momentos de ansiedad a mí lo que me ha dado vida ha sido saber que tengo un propósito que va más allá de mí mismo. Enfocar mi vida no solo en mí, sino en otros, me ha dado mucho sentido y me ha ayudado a combatir esos momentos de dificultad emocional. Creo que debemos usar nuestra vida como instrumento de bendición para otros.        

  

 

 

Lamentablemente se está volviendo a observar cómo con frecuencia como están asesinando a líderes sociales en Colombia.  ¿Qué opina al respecto?

Creo firmemente que debemos levantar nuestras voces ante este suceso, somos responsables de usar todas las plataformas a nuestro alcance para permitir que tanto a nivel nacional como internacional encontremos apoyo para erradicar tan terribles acontecimientos. 

Me duele profundamente también como activista social saber que la vida de mis compatriotas corre riesgo por levantar su voz y ser agentes de cambio. 

 

 

¿Cómo colombiano inmigrante cuál es su percepción de nuestro país desde el exterior?

Sigo viendo a Colombia como un país potencia en muchos aspectos, turismo, agricultura, deporte etc. Debemos seguir trabajando en materia de seguridad y oportunidades. Es triste pensar que muchos colombianos desean regresar al país y por falta de oportunidad no lo pueden hacer. 

Por lo que a mí respecta seguiré usando todo a mi alcance para aportar al desarrollo de mi país Colombia y trabajar para dejar un legado en esta generación. 

 

 

Muchas gracias.

A usted muchas gracias por esta oportunidad de compartir nuestra historia y de motivar no solo a los colombianos que están en Colombia, sino a los colombianos que viven en diferentes partes del mundo, que están soñando en grande pero siempre queriendo impactar nuestras comunidades a través de esos sueños. 

 

"Un día tenía que representar de la mejor manera a mi país Colombia y demostrarles no solo a los ingleses sino a todo el mundo la buena cara de los colombianos."

Hugo Enrique Osorio. Asambles de Juventudes Apertura en las Naciones Unidas. Agosto 2023.

 

 

233 views

Comentarios


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page