top of page

Cristian Kamilo Trujillo: “La radio es espectacular.”


Cristián Kamilo Trujillo.



Como dicen por ahí, que algunas cosas llegan para quedarse, en la vida de Cristian Kamilo Trujillo, la locución llegó y se apoderó de él, quedándose en su ser e instalándose de una manera tal, que es su fuente de inspiración en su diario vivir.


Para este profesional del periodismo, la radio es un elemento esencial para la sociedad, y como tal, él forma parte de una nueva generación de locutores, que aporta desde su pasión, conocimiento y entrega, para seguir avanzando y creciendo en ella.


Por su juventud, las nuevas tendencias para informar no están alejadas de su actividad profesional, el desarrollo tecnológico es parte fundamental de su caminar en el mundo de las ondas hertzianas, pero pese a todo esto, Cristian Kamilo considera que es de suma importancia aplicar en tiempos modernos y en las nuevas maneras de comunicar, aquel legado del arte del buen hablar que dejó toda una generación de precursores de la historia de nuestra radio.


Cristian Kamilo Trujillo, está continuamente estudiando y preparándose más, porque también quiere dejar su propio legado de conocimiento y experiencia a las nuevas generaciones que, como él, encontraron en la locución, una manera útil y apasionada de vivir.




Por: Germán Posada



¿Qué llevó a Cristian Kamilo Trujillo a la radio?

Yo soy de profesión Comunicador Social Periodista y vengo desempeñándome en medios televisivos nacionales y en radio desde hace aproximadamente 10 años. A mi corta edad, puedo decir que esta experiencia la he ido adquiriendo de manera muy accidental porque mi propósito era estudiar sociología en la Universidad del Valle, pero por cosas de Dios terminé estudiando Comunicación Social y Periodismo en mi tierra, Ibagué. Me fui enamorando de la carrera, pero en especial de la radio y de la locución.



¿Qué recuerdos tiene de su debut como locutor?

Mis primeros pinos fueron en una radio comunitaria local en mi ciudad en donde me dieron la oportunidad de ser locutor y gracias a mis inquietudes comencé a organizar formatos de radio universitaria en la UNAD. Allí implementé un formato de radio juvenil y así comencé a explorar nuevos campos adentrándome a la radio comercial. Un día en medio de esta búsqueda vi un comercial de una marca de carro y aunque no recuerdo el nombre del locutor que hacía la narración, me inspiró mucho al punto de querer meterme también en ese campo.



¿Y ya ejerciendo y adquiriendo experiencia cómo se siente?

Un hombre que se siente feliz con la locución. En este inicio de 2023 realizando la planeación de mis labores me he permitido explorar muchas facetas de mi carrera. Reitero, yo soy periodista, pero he podido explotar esa faceta de locutor para los medios en los que he trabajado directa e indirectamente. He podido darme a conocer a un nivel profesional y desarrollar ciertas cualidades que ni yo mismo conocía. Hoy puedo decir que estoy listo para mi propio emprendimiento. Actualmente me dedico fuertemente al entrenamiento de voz hablada para locutores que quieren fortalecer su parte vocal y de dicción. Asisto constantemente a talleres y congresos de la voz, preparándome y formándome, no solo como un pedagogo, sino, además, para ejercerlo como locutor.

Finalmente ha sido una carrera muy versátil, siendo corresponsal para Noticias RCN a nivel nacional. También a nivel nacional he colaborado como comunicador estratégico para campañas políticas, igualmente como asesor y consultor. He ido llevando el periodismo y la locución de la mano, pero siempre mi sueño apuntando a la locución comercial, y en particular al voice-over. Mi voz ha estado presente como voz en off para la narración del Noticiero Nacional.

He tenido la oportunidad de narrar en diferentes piezas de audio libros para Colombia y el exterior. Tuve la fortuna de ser el primer narrador al grabar la serie en audio libro de una de las obras cumbre del escritor colombiano Antonio Caballero, titulada SIN REMEDIO. No me he quedado en una sola cosa y he podido explotar mi voz en muchas otras facetas dentro de la locución y la comunicación.


¿Retrocediendo el tiempo recuerda si hubo muestras de que lo suyo era la locución?

Yo creo que sí. Indirectamente y con el paso de los años me he dado cuenta de que tiempo atrás hacía cosas que me gustaba en ese sentido y que se estaba forjando parte del camino. Yo soy muy amante del género salsa de colección. No me considero un melómano sino más bien un aficionado y mis comienzos tienen que ver con un tío que era animador y melómano y manejaba años atrás las discos móviles, y ambos, compartíamos esta actividad. El poder programarle música a la gente y hablar a través de un micrófono poco a poco me fue atrayendo más a este medio. Duré un buen tiempo en estas andanzas, aprendí más sobre salsa, pero todo esto fue muy inconsciente.


Viví el momento con mucha pasión, pero hasta ese entonces sin pensar en la radio. Aunque me decían que mi voz registraba bien y que podía explotar esto, yo siempre era apático a esta idea. Siempre he dicho que Dios es el único que sabe a dónde ponerlo a uno y en el momento y lugar exacto, y así fue como encontré el camino.


¿A quién considera sus referentes en la locución?

Uno siempre tiene sus referentes que son los que marcan nuestra carrera y por supuesto nuestra forma de ver la vida desde muchas percepciones y conceptos de esta labor.


Para mí un referente no sólo por lo que hace sino como gran profesional por lo que es como persona, es el chileno Fernando Solís. Además de su gran voz, es muy humano. Cuando hablas con él, te da una cátedra desde su sencillez y como persona es muy valioso. Lo conocí en un encuentro nacional de locutores hace algunos años en Bogotá, en donde él estaba invitado como exponente y allí hablamos como con cualquier persona en la calle y departimos acerca de las veces que lo he escuchado en diferentes piezas comerciales, entre ellas, como la voz de W Radio. Poder compartir con él ha sido muy gratificante. Fernando Solís, es un foco para tener en cuenta en esta vocación tan bonita.


En esta gran pasión por aprender, indefendiblemente tengo que mencionar a otra de mis mentoras, Adriana Serna Ruiz, gran referente como entrenadora de voz.


Se ha dedicado desde muy temprano a impartir catedra, a formar. ¿Por qué?

Uno siempre termina haciendo un proceso de aprendizaje en el cual va creciendo y creo que nunca terminamos de aprender todo en absoluto. Recuerdo que mi primer acercamiento en los congresos de la voz fue uno que hizo años atrás la ACL en Bogotá, para presentación de noticias de televisión y radio. Mis bases como comunicador social me han permitido tener esa habilidad de poder analizar un poco el lenguaje de las personas desde su voz hablada. De ahí que esté buscando las herramientas para fortalecerme y prepararme y todo esto me llevó a participar en el Festival Iberoamericano de la Voz, en México a nivel virtual.

Se me ha facilitado desde la parte de comunicación estratégica para empresas. Desde mi aprendizaje y experiencia la idea es aportar a los demás desde su lenguaje aplicado desde lo actoral también. Actualmente soy mentor en una escuela de actuación en mi ciudad. He sido invitado por Caracol Escuela en Bogotá para compartir mi experiencia con estudiantes de Comunicación. Compartir con ellos es seguir creciendo al paso de las nuevas generaciones.


“Para mí la radio está más viva y transformándose.”

Cristian Kamilo Trujillo.



Ahora se está haciendo bastante énfasis en el uso de la voz natural en la locución comercial, algo distante de aquellas voces engoladas y preferidas años atrás. ¿Qué nos dice al respecto?

Recientemente hablaba con un colega al respecto. Si bien es cierto que aquellas voces de antaño nos dejaron unos imaginarios muy importantes en la radio marcando un precedente, creo que hoy en día la voz también ha tomado una relevancia desde lo emocional y desde lo natural. Hablamos de un tono de voz que viene inmerso en cada uno de nosotros. Pero hay que comenzar a mirar el contexto interno, que es como generar una emoción. Posiblemente al escuchar una voz aguda no guste en una primera impresión, pero igualmente puede mover una emoción y una intensión.


Me parece que -este boom de la voz natural es muy importante- porque de hecho nos lleva a aquellos orígenes de reconocer nuestra voz tal cual es y aceptarla. En el trabajo de la voz he aprendido que es un proceso de aceptación. He conocido casos de personas que he acompañado en charlas y entrenamientos que les cuesta mucho aceptar su voz. De hecho, a mí me pasa. A veces grabo algunas piezas y me toca escucharlas una y otra vez, precisamente por eso, porque nos cuesta aceptar nuestra voz, aquella tan cotidiana y coloquial que hace que realmente podamos conectar con nuestra esencia.


Creo que nos acostumbramos a hablar tan bien y bonito, que no nos permitimos encontrar ese tono natural. Me parece que esta tendencia en el mercado de la voz natural es un espacio para volver a reconectar con nuestra verdadera voz y lo que podemos transmitir a través de ella.



¿Qué les dice a aquellas personas que tal vez no tengan un tono de voz radiofónico pero que quieren trabajar en locución?

Pienso que así la persona no tenga el tono de voz, es muy importante la preparación, esto nos va a permitir tener bases muy cimentadas para poder decir voy a dar el primer paso. Usted me hace recordar mi primera anécdota cuando todavía no estaba en esos albores de la locución y tuve la oportunidad de presentarme en mi ciudad para pasar una prueba en Caracol Radio y a pesar de tener un tono de voz que goza del privilegio de ser radiofónico, el locutor de antaño de aquella época me dijo: “Hermano usted para esto no sirve, usted puede tener una voz muy bonita, pero prepárese mejor, es más, debería dedicarse a otra cosa porque esto no es solo voz.”.


Estas palabras hoy en día resuenan mucho en mi porque también me dejaron una gran enseñanza. Primero de que uno debe estar muy seguro de sí mismo, pero antes que eso, y lo digo con toda la tranquilidad del mundo, de que uno debe disponer sus talentos y sus herramientas al creador, él es quien dirige para donde y el propósito de nuestros talentos. Claro que es importante abalanzarse y tomar riesgos, pero es importante hacerlo con una previa preparación también. Debemos lanzarnos al vacío, pero con un paracaídas porque uno nunca sabe.



Actualmente algunos profesionales de los medios gozan de tener un alto índice de audiencia utilizando expresiones y palabras que en años anteriores nunca hubieran sido aceptadas por el Ministerio de Comunicaciones. Un ejemplo, es Alejandro Riaño "Juampis" ¿Qué piensa al respecto?

Pienso que esa es una de las tantas cosas bonitas que ha perdido la radio. Quienes crecimos con esa radio bien hablada, los locutores no sólo eran unos caballeros por su tono de voz sino por sus expresiones lingüísticas, por el glosario en las palabras y el lenguaje que utilizaban, aportaron muchísimo a la historia de la radio en Colombia.

Creo que actualmente hemos pasado al otro extremo, es decir, la radio se ha vuelto de alguna manera escueta. Creo también que son estilos de formatos. En el ejemplo directo de Alejandro Riaño, se utiliza un lenguaje coloquial, más suelto, pero opino que no debemos llegar al extremo porque parte de la radio es una responsabilidad social de construcción del lenguaje y de lingüística con una sociedad.


¿Qué piensa de la salud de la radio?

Para mí la radio está más viva y transformándose. La radio no ha muerto. La radio está vigente y seguirá estando vigente durante muchísimos años. La radio está teniendo una transformación en los imaginarios, donde ya difícilmente no nos imaginamos a los locutores en una cabina porque ahora los vemos a través de una cámara. Yo valoro mucho los formatos, especialmente el de los noticiarios que todavía conservan esa mística de la radio, que todavía no han dejado meter sus cámaras de streamming o Facebook Live para que los oyentes puedan seguir jugando con su imaginación. Ahora, no está mal para quienes lo hacen, en definitiva, es una transformación innegable en la radio.

Hace algunos meses en compañía de alguien, tuve la oportunidad de recorrer la zona rural del departamento del Tolima, por la zona vía al Nevado del Tolima, y nos encontramos con una señora que vivía en una casa muy humilde y alejada, aproximadamente a unas 10 horas de la zona urbana, y su único medio de comunicación con el mundo exterior, era una radio que conservaba intacta como si la hubiera comprado ayer en un almacén.



¿Definitivamente en la jugada con las redes sociales y el auge de las plataformas?

Lo que es Instagram y Tik Tok se han convertido prácticamente en dos plataformas de interacción en donde me he permitido comunicar y otras personas se sientan identificadas. Es una manera de apalancar estos conocimientos y aportar un poquito a quienes tienen la oportunidad de seguir esos procesos de formación para que se inspiren también.



¿Cuál es su definición de radio?

La radio es un elemento esencial para la sociedad. Para mí la radio es espectacular. La radio me ha permitido no solo conocer sino enriquecerme de muchas maneras, pero más allá de lo que ha sido la radio de antaño, lo que es actualmente y lo que será en un futuro, la radio nos ha permitido transformarnos de muchas maneras. No es gratuito y pareciera apocalíptico que cuando uno ve en las producciones de Hollywood, las catástrofes que se avecinan y que van a acabar con el mundo, lo que siempre termina superviviendo como medio de comunicación, casi siempre es un transistor, una radio.

Desde que estaba en la universidad es una costumbre estar informado a través de la radio, la casera y la del celular. Ojalá la radio no acabe nunca y nos permita seguir viviendo con ella.



¿Las nuevas generaciones de locutores que van a aprender de Cristian KamiloTrujillo?

Yo quisiera aportarle al cambio de las nuevas generaciones de la Comunicación Social. Siento que las facultades actualmente, específicamente las de comunicación, al dictar la materia de radio, lo hacen de manera muy efímera, nos quedamos a medias con muchas cosas que pudiéramos explotar a nivel de este medio tan bonito.

Ha sido muy valioso el poder estar invitado con algunas Facultades de comunicación y aportar desde el área de radio a esos estudiantes que hoy en día están creciendo con las nuevas tecnologías, pero que no se imaginan todo el poder que tiene un medio de comunicación como es la radio. Las nuevas generaciones de comunicadores deben tener una visión muy integral de lo que es la radio y no dejar perder esa valiosa herramienta con la que crecieron nuestros papás y nuestros abuelos.



Muchas gracias.

Te agradezco inmensamente por este espacio para hablar de estas cosas tan bonitas que uno conversa en la cotidianidad, pero no de esta forma. Pienso que cada entrevista, reportaje o acercamiento, tiene su razón de ser y que, a través de esta charla, podamos intercambiar conocimientos, experiencias y nuevos aprendizajes.


“Ojalá la radio no acabe nunca y nos permita seguir viviendo con ella.”

Cristian Kamilo Trujillo con su radio transistor de colección.

159 views

Comentários


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page