• German Posada

Víctor Manuel Salamanca: “Soy un enamorado de la voz humana”

Updated: Mar 24

En época de infancia, aquella cajita mágica en la cual la imaginación hacía creer que por dentro hablaban muñequitos y que conquistó el corazón de todos quienes sentimos pasión por las ondas hertzianas, se convirtió prácticamente en el descubrir que la radio, sería la razón de vivir para muchas reconocidas personalidades de la locución.

El locutor y periodista, Víctor Manuel Salamanca, también es parte de este selecto grupo de personas que vibra y siente intensamente la pasión por la radio, una profesión a la que le ha dedicado más de cuatro décadas de su vida.

Por su dedicado y laborioso trabajo, Víctor Manuel Salamanca, fue recientemente galardonado con el Premio Gacetas de Colombia como Periodista Regional, un estímulo que según su opinión recibió con alegría y mucha humildad.

En más de cuarenta años dedicados a una profesión se podrán contar innumerables anécdotas e historias difícilmente de condensar en una entrevista, pero por lo menos en esta, el hombre de medios, se sintió muy bien recordando los inicios y el desarrollo de su carrera.


Víctor Manuel Salamanca. Foto: Archivo Personal.

Por: Germán Posada


G.P.: ¿De dónde es Víctor Manuel Salamanca?

V.M.S.: Nací en Pacho, departamento de Cundinamarca. Soy de Sopó, ya que mis padres se trasladaron por motivos de trabajo a este municipio cuando yo tenía tres años.

G.P.: ¿Hace cuánto está dedicado al ejercicio de la locución?

V.M.S.: Hace 43 años me dedico a este bello oficio de la locución.


G.P.: ¿Cuál fue el primer impacto que usted recuerda por el cual dijo o decidió la locución es lo mío?

V.M.S.: Siendo muy niño, en la finca donde vivíamos, mi padre adquirió un radio transistor, de pilas, puesto que no había energía eléctrica. Para mí fue algo mágico la llegada de este aparato que me trajo historias y personajes fantásticos.

Creía a mis 4 años que dentro del radio había hombrecitos que contaban esas historias maravillosas y desde entonces quise hacer lo mismo. Por eso gracias a Dios soy locutor.

Antiguo Radio Transistor en el cual comenzó a escuchar radio Víctor Manuel Salamanca.

G.P.: ¿Voces que lo hayan marcado, que usted haya dicho “yo quiero ser locutor por esa voz?

V.M.S.: Inicialmente fueron las historias, los deportes, las noticias de actualidad, las radionovelas, los programas de humor los que llamaron mi atención.

Las voces de Carlos Arturo Rueda C, Gabriel Muñoz López -que luego fue mi maestro y tuve la fortuna de trabajar con él en la Cadena Cadena Sutatenza-, Alberto Piedrahita Pacheco, Pastor Londoño, Efrén Yepes Lalinde, Fabio Becerra Ruiz Jorge Antonio Vega Eucario Bermúdez Juan Caballero (yo oía Radio Tequendama por escucharlo a él, más que la música), Gonzalo Ayala Armando Plata Camacho La lista sería interminable.

G.P.: ¿Alguien se opuso a ese deseo suyo? ¿Le dijeron algo así como ‘eso no deja plata’ dedíquese a otra cosa?

V.M.S.: Afortunadamente, en aquel momento no se pensaba tanto en el dinero. Conté con el apoyo incondicional de mi madre y de toda la familia.


G.P.: ¿En su carrera a quién agradece porque considera fueron sus maestros en el arte de la locución?

V.M.S.: A Gabriel Muños López, mi maestro, un hombre de grandes valores humanos y profesionales que me inculcó el respeto por el micrófono y por los oyentes y un amor inmenso por la profesión.

Jorge Antonio Vega, el lector de noticias, animador, maestro de ceremonias, Alfonso Sarmiento, director de Radio Sutatenza, Ernesto Rojas Ochoa, una voz muy bella y un gran productor, Julio Nieto Bernal, un maestro de la voz y de la buena conversación.


G.P.: ¿En dónde despegó su carrera de locutor?

V.M.S.: Inicié en Nuevo Continente con un programa llamado DEPORTERAMA en 1976, en 1978 llegué a Radio Tequendama en RCN y ahí inicié una nueva etapa con mucho éxito.

G.P.: ¿Por qué fue maravillosa la época de radio en Radio Tequendama?

V.M.S.: Fue una linda época porque esta emisora era líder en música moderna con una combinación de baladas y música norteamericana, así como europea. Era una radio lanza discos, promotora de éxitos y con inmensa audiencia juvenil. Fue la número uno.

Conocimos personalmente a muchas de las grandes figaras de la canción, vimos nacer nuevas estrellas. Fue muy bonita esa época.

G.P.: ¿Cómo describiría cada una de las emisoras en donde le dieron oportunidad de ejercer la locución?

V.M.S.: Nuevo Continente: la oportunidad, la puerta de entrada.

Radio Tequendama: La música del mundo, la oportunidad de conocer a los ídolos de la canción, un mundo de color y sonidos.

Radio Sutatenza: La cultura hecha radio, amor por el buen uso del idioma y la potencia del pueblo colombiano.

Melodía Stereo: La música más linda del mundo, los ejecutivos, la audiencia culta del centro del país.

G.P.: ¿Noticias para Ejecutivos de qué se trataba?

V.M.S.: Noticias para ejecutivos: Una muy bella selección de música instrumental con notas cortas de actualidad, cultura, ciencia, entretenimiento, dirigida a los ejecutivos y empresarios del centro de Colombia.


G.P.: La lectura de noticas fue una actividad que hizo reconocidos y famosos a varios locutores en Colombia. Usted fue lector de noticias. ¿Esta actividad si tenía que desaparecer de la locución?

V.M.S.: La lectura de noticias, una de las modalidades más difíciles de la locución, marcó una época muy importante en la radiodifusión en el mundo y por supuesto en Colombia. Con perfecta dicción y en un tono amable era narrarle al oyente en forma precisa los detalles de un acontecimiento importante, previamente investigado, analizado y escrito por un periodista. Creo que su eliminación, forma parte de la evolución en la forma de comunicar que han experimentado los medios de comunicación. Fue muy bonita e importante, pero hoy hay formas distintas de contar los acontecimientos, las noticias.



“Mi premio lo comparto con mis colegas que han entregado su vida a esta linda profesión y no han tenido una voz de estímulo.”

Víctor Manuel Salamanca acompañado de José Gámez López, presidente Gacetas de Colombia

G.P.: Locutores famosos perdieron protagonismo porque no se acomodaron con la nueva ola tecnológica ¿Cómo le ha ido a usted con estos cambios tecnológicos?

V.M.S.: Soy un estudioso permanente de las comunicaciones y sus formas.

Las nuevas tecnologías han facilitado nuestro trabajo. Hoy podemos hacer cosas que antes era imposible; algunas inconcebibles.

Los dispositivos móviles han convertido a cualquier persona en comunicador de su realidad y los acontecimientos de su alrededor y lo más importante lo puede hacer en tiempo real desde cualquier lugar del mundo. Adaptarse es la única posibilidad de mantenerse vigente.


G.P.: Los Podcasts están siendo una salida para hacer una radio más personalizada ahora con los altos costos que requiere la manutención de una emisora. ¿Qué opina del Podcast?

V.M.S.: El podcast es una tendencia formidable, ya que permite la producción de contenidos que luego serán consultados, de acuerdo con el gusto por determinado tema, la disponibilidad de tiempo, es decir ya no hay que correr para llegar a la hora exacta, porque si no se pierde el programa. La consulta se hace por demanda y el oyente tiene la posibilidad de tomar el programa, oírlo por partes, a la hora que quiera, adelantarlo, repetir. Lo tiene a su entera disposición. Eso le da al podcast una gran ventaja sobre cualquier otra forma de comunicación.

G.P.: Recientemente premiado con la distinción Gacetas de Colombia como Mejor Periodista Regional. ¿Qué significa este premio en este momento de su carrera profesional?

V.M.S.: El galardón Gacetas de Colombia lo asumo como un reconocimiento al trabajo constante al servicio de la comunidad que ha tenido la deferencia de permitirme llegar a sus vidas en diferentes momentos de mi carrera como locutor. Lo comparto con mis colegas que han entregado su vida a esta linda profesión y no han tenido una voz de estímulo. Lo recibí con alegría y mucha humildad.

G.P.: ¿Qué considera ha sido dentro de su carrera lo que lo ha hecho un hombre de medios con reconocimiento?

V.M.S.: Trabajar con mucha constancia, investigar, actualizarme, ejercer la profesión con amor y con el corazón, más que con la garganta, tratando de interpretar las necesidades de los oyentes.

G.P.: ¿Cómo enamoraría la radio a las nuevas generaciones?

V.M.S.: Recuperando la magia de la comunicación, contando buenas e interesantes historias, haciendo programas con contenidos nuevos en los que se vean reflejados los oyentes y sus comunidades, mostrando muchas facetas de la vida de barrio, de pueblo, de región, de Colombia, buen sonido y voces educadas para comunicar.

G.P.: ¿Quién es Víctor Manuel Salamanca en la locución colombiana?

V.M.S.: Soy el fruto del sueño de un niño con un transistor de radio en una finca del municipio de Sopó, que logró su meta de ser locutor profesional. Un enamorado de la voz humana y sus maravillosas posibilidades de comunicar.

G.P.: ¿Cómo vislumbra el futuro de la Radio?

V.M.S.: El futuro de la radio, como el de todos los medios tradicionales, es incierto. Desde el momento en que la tecnología nos puso el mundo en nuestras manos a través de un pequeño dispositivo, el panorama cambió radicalmente.

El lenguaje es otro, la información corre vertiginosamente por las redes sociales y estas particularmente han adquirido una fuerza y protagonismo insospechados; las plataformas se apoderaron de la información y el entretenimiento.

El usuario tiene poder de decidir que oye o ve, y cuándo, él mismo programa, selecciona y disfruta.

Por el contrario, en los medios tradicionales se le impone al oyente la información; la interacción es muy poca y esta circunstancia ha llevado a los usuarios de esos medios hacia las nuevas formas de comunicación que ofrece la era digital.

Los medios deben crear contenido para internet, que no es lo mismo que simplemente migrar del sistema tradicional a la red. Si así fuera todos lo tendrían resuelto y no habría la preocupación que hoy muchos advierten.

Creo que los contenidos de audio y video, así como escritos continuarán, pero el medio para difundirlos y el lenguaje utilizado, ya no serán los que hasta hoy conocemos.

G.P.: Muy amable.

V.M.S.: Muchas gracias por la deferencia. Ha sido muy interesante recorrer nuevamente mi historia como locutor.

“Soy el fruto del sueño de un niño con un transistor de radio en una finca del municipio de Sopó.”

Victor Manuel Salamanca


14 views
CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin