Una Palma de Oro para “Leidi”

Updated: Mar 22

Alejandra Montoya en la interpretación de “Leidi”.


Simón Mesa, un colombiano nacido en la ciudad de Medellín, ganó La Palma de Oro en la más reciente versión del  Festival de Cine de Cannes. Su filmación que lleva el título de Leidi  fue premiada en la categoría cortometraje y de esta manera, Simon Mesa, se convirtió en el primer realizador colombiano en ganar este prestigioso premio.

Mesa estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Antioquia y luego de terminar sus estudios quiso seguir aprendiendo y explorando en el cine, por esta razón viajó al Reino Unido con el objetivo de ampliar sus conocimientos en la Escuela de Cine de Londres.

Luego de ganar La Palma de Oro en Cannes y consciente del interés que suscitó su cortometraje –Leidi-  Simón Mesa piensa en su futuro como realizador y ya tiene en mente el proyecto de su primer largo metraje.




Por Germán Posada


 

G.P.: Qué quiso contar con Leidi?

S.M.: Me interesaba narrar una historia de ciertos personajes desde sus emociones, desde lo más humano sin hacer referencias de tipo político sino más bien de los códigos de las relaciones humanas, de los sentimientos. Leidi es básicamente la historia de una niña que busca a su novio.


G.P.: Cómo fue el proceso para la realización?

S.M.: Desde antes de irme para Londres siempre me llamó la atención el fenómeno de las madres adolescentes solteras, de los jóvenes en los barrios de Medellín, del acecho de los muchachos por estas jóvenes, hice como una especie de tratamiento y antes de enfrentarme a hacer un proyecto de grado saqué una escena del material realizado y junto a Diana Cristina Patiño la productora, nos lanzamos a buscar fondos y obtuvimos el apoyo del Instituto Distrital de Artes de Bogotá y en septiembre del año pasado me devolví a Colombia a hacerlo, en total fue una post- producción de unos cuatro meses y lo rodamos durante cuatro días hacia mediados de enero. Luego volví a Londres donde seguí trabajando en la post-producción y a finales de febrero enviamos una versión de prueba al Festival de Cine de Cannes en donde tuvimos una respuesta muy rápida y fue toda una sorpresa.


G.P.: Por qué le interesa este tema en especial?

S.M.: Leidi es un personaje que siempre tuve el interés de hacer, es de esos personajes que uno siempre tiene en mente. Siempre he mirado con especial interés este tema del entorno de los jóvenes viviendo el día a día con un futuro algo difuso en los barrios de Medellín entre una cultura muy católica. En Europa el aborto es muy común y dentro del cine es muy frecuente encontrar producciones que tengan que ver con el tema. La mentalidad en Colombia es diferente, hay que tener el bebé y es algo habitual verlo en los diferentes barrios de Medellín, para muchas niñas ser madre es una bendición y es quizá garantizar estar con alguien con mucho tiempo. Me parece que el sexo en la juventud es un tema que está en el aire, en realidad lo más importante no era ni siquiera la madre, era el trasfondo de los diferentes personajes.


G.P.: Por qué eligió el nombre de Leidi?

S.M.: Porque es un nombre muy común en Medellín y además era simplemente la historia de Leidi. No quería embellecer la historia con nombres más elaborados, Leidi es un nombre que a pesar de ser muy popular en Latinoamérica no pertenece tradicionalmente a Colombia, fue adaptado y se podría decir que fue a partir de la época en la cual la princesa de Gales murió y generó un -boom- impresionante y su nombre comenzó a ser visto como muy original pero a la vez también como una adaptación burda de un nombre sin pertenecía. Es como intentar con este nombre ser parte de algo de lo que no se es. Me parece que de alguna manera Leidi representa aquellas niñas que viven en las montañas, que son vulnerables, y que están aisladas del mundo.

Alejandra Montoya


G.P.: Cuales fueron sus reacciones cuando fue aceptado a participar y cuando fue elegido para La Palma de Oro?

S.M.: Una gran felicidad porque después de tanto trabajo, sufrimiento y alegría, el hecho de uno concursar en un festival tan importante y en el que uno tiene la duda si va a ser aceptado o no, es algo muy utópico. Son demasiados los concursantes y ser elegido es un honor, a los diez días tuvimos una respuesta positiva. El correo que nos llegó fue una cosa muy bonita, nos decían como lo habían captado, de la sensibilidad que les impactó, esto nos encantó porque percibimos que se conectaron con la historia, ese día de la respuesta yo estaba súper feliz. Algo muy importante es que Leidi fue seleccionado en dos categorías distintas, en el Festival Cine Fundación y para la Selección Oficial en Cannes.

El momento de recibir el premio es muy difícil describirlo porque estabamos muy nerviosos  y vivimos muchas cosas juntas. Al ver los otros ocho cortometrajes sentíamos que hacíamos parte de algo que el festival ve como prospectos de realizadores de cine en un futuro y era formar parte de esto como la nueva generación de realizadores. No era fácil ganar porque los otros cortometrajes eran de gran calidad.  En ese momento cuando el presidente del jurado anunció nuestro corto como ganador fue algo surreal, increíble, indescriptible. ¿Con el diploma en la mano uno se pregunta en que momento esto sucedió?


G.P.: Qué fue lo que le gustó de su corto al presidente del jurado Abbas Kiarostami?

S.M.: A él le gusto como se manejó la historia de Leidi y su personaje y me hablaba de escena especificas que le habían parecido muy bonitas, de la poesía que había en ellas, me parece que lo de él fue más la mirada de un espectador que se sensibiliza por la imagen. En realidad fue algo muy cotidiano el haber podido intercambiar palabras con él ya que es un referente muy importante en el cine, esto  ha sido muy enriquecedor.

Simón Mesa


G.P.: Por qué escogió a Alejandra Montoya y a Héctor Orrego para los papeles principales?

S.M.: Alejandra llenaba dos elementos básicamente que estaban en mente, no necesitábamos de ella una actriz sino su personaje mismo dentro de la historia de Leidi. Tenía los elementos que necesitamos, una madre joven que tiene a su bebé y con una relación entre amor y odio constante e inconstante con el padre de su hijo. Y del otro lado la habilidad que tenia de hacer la cámara invisible, hay personas que tienen esa habilidad como ella a pesar de no tener estudios al respecto. Creo que hay actores profesionales malos y personajes en la calle que tienen mucho talento y a veces sin saberlo. Alejandra tiene la habilidad de estar tranquila frente a la cámara.

A Héctor lo conocí en el lugar en donde el lavaba buses y me fijé en el porqué físicamente era el personaje perfecto, joven y muy delgado, con unos rasgos que visualmente llenaban el cuadro de belleza para mí objetivo con el cortometraje. El era más nervioso frente al hecho de actuar pero esto era secundario, porque la idea en esto es aceptar los códigos de ellos, lo más importante es ver que ellos físicamente enriquezcan la historia.


G.P.: Cual ha sido el impacto que ha causado este premio para Alejandra y Héctor?

S.M.: Desde que se supo la noticia se generó bastante tensión y expectativa sobre él mismo film y para ellos y sobre todo para Alejandra, ella está en un mundo muy mágico. Sin embargo sabemos que esto será transitorio y que hay que tener los pies sobre la tierra. Cuando hablo con ella trato de explicarle esto ya que es una situación delicada, es algo muy bonito lo que hizo pero es ella misma quien tiene que tomar esa decisión si quiere continuar o no, más que esperar a que le lleguen las oportunidades, es tomar la determinación de querer seguir en ese proceso de formación. Y esto es algo también para mí porque debo seguir trabajando duro e intentar sacar mis proyectos adelante.

Alejandra Montoya y Hector Orrego


G.P.: Y para usted en especial qué significa ganar La Palma de Oro?

S.M.: Para mi representa que todo el trabajo que he hecho previo de toda esa exploración y de aventura en el cine, de sufrir, de alegrías, de quemar neuronas, si funciona. Obtener un estimulo como este después de tanta insistencia es darte animo para continuar, es una carta de presentación muy fuerte para mí como para el equipo. De alguna manera nos abre el camino para poder financiar los proyectos que se vienen.


G.P.: Qué expectativas se han creado alrededor de Leidi?

S.M.: Desde el momento en que lo anunciaron oficialmente en competencia  hubo una carga de correos, de contactos, de gente interesada en distribuir el cortometraje en festivales, y después del premio se incrementaron mucho más y Diana Cristina como la productora es quien ha estado al frente de esta responsabilidad.


G.P.: Tiene algún proyecto en mente?

S.M.: En este momento estoy trabajando en una historia, desarrollando la estructura de un guión para un largometraje pero aun no siento la propiedad para hablar sobre el tema porque está en proceso de maduración y pueden haber cambios mas adelante.

Alejandra Montoya y Héctor Orrego


 Protagonistas:

Alejandra Montoya: Leidi

Héctor Orrego: Alexis

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin