TIZONES DE VIERNES SANTO (Fernando Calderón España)




Por: Germán Posada



Desde que descubrí la manera de escribir de Fernando Calderón España me impactó considerablemente su estilo. Me he fascinado en especial la combinación que ejerce entre lo poético y lo real en las líneas que se propone describir. Algunas de sus composiciones están impresas en esta página web, las he seleccionado y publicado con su debida autorización a manera de colaborador.


Cuando me enteré de su primera novela me causó curiosidad desde su título: Tizones de Viernes Santo, y supe también que en algún momento emprendería el camino para leerla.


Varias décadas atrás, mientras la juventud afloraba, causó en mí un encanto muy especial cuando en las labores de colegio tuve como asignatura leer Cuentos de Tomás Carrasquilla. El gusto que despertó en mí esta clase de lectura costumbrista fue casi que amor a primera vista.


Por lo antes dicho, no me sorprende entonces que desde el momento en el cual comencé a leer Tizones de Viernes Santo, no quise parar de leer y en medio de algunas pausas breves, terminé de sumergirme en medio de una historia que al mejor estilo de su creador, nos lleva a reencontrarnos en lo más profundo de aquel terruño en el cual nacimos y en el que por muy lejos que estemos alejados de él, siempre tendremos impregnado.


Sin duda alguna, algo de lo que más me llamó la atención del autor, es aquello que dentro de su presentación describe así: …Con una narrativa sencilla y sin obsesiones literarias…”.


Y es que precisamente es aquella manera de escribir del autor que hace que uno se involucre en su estilo, de tal forma que aquellas vivencias que a lo largo de nuestra existencia y desde que comenzamos a crear conciencia, hemos podido guardar en nuestra memoria, la manera como una gran mayoría de colombianos, nacimos, crecimos y hemos sido parte de nuestra sociedad.


“Tizones de Viernes Santo” es un viaje a nuestro origen, es un tributo a nuestra idiosincrasia, es una descripción fantástica y colorida en donde cuatro personajes: Emigdio, Pastor, Lucía y Pastorcito, nos ambientan y nos ubican en el escenario más cercano de nuestra realidad, aquella en la cual fuimos engendrados y de la que aún con sinsabores nos sentimos orgullosos.

La novela “Tizones de Viernes Santo” nos sorprende con un final, uno que en lo personal y tal vez para muchos de los que la lean, desearíamos que el autor no hubiera elegido, pero que irremediablemente encaja a la perfección en una historia de ficción, que poco o casi nada, dista de la realidad.


Fernando Calderón España, inició su aventura en el mundo de escribir libros y con su primera novela, ha despertado un interés inusitado en sus futuros lectores que ya esperamos su segunda inspiración.







100 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).