top of page

Orlando González Payares: "Chinú necesita un nuevo amanecer."




Orlando González Payares nació en 1951 en el caserío de Aguas Vivas perteneciente al corregimiento El Reparo del Municipio de Chinú en el departamento de Córdoba. Posteriormente en plena juventud, empacó sus maletas y lleno de sueños, inmigró a la capital, Bogotá, para estudiar y hacerse profesional.


En Bogotá cumplió su objetivo y sobrepasando los inconvenientes que traen la carencia de medios económicos, se graduó como economista y abogado, pero sus aspiraciones eran más grandes y además se especializó. Gracias a sus estudios ha podido desempeñar importantes labores intelectuales y administrativas como docente en universidades y ejercer en su momento, como alcalde de Ciudad Bolívar.


Después de mucho tiempo, Orlando González Payares, se ha lanzado de nuevo a la actividad política porque quiere ser el próximo alcalde del municipio de Chinú, la tierra que lo vio nacer. Su campaña está avalada por el Partido de la Colombia Humana.


Orlando González Payares, es entonces uno de los protagonistas que pretende en estas próximas elecciones regionales en Colombia, ser elegido como uno de sus alcaldes municipales y para él, en especial, en su tierra natal, Chinú.





Por: Germán Posada




¿Hasta qué edad vivió en Chinú y cuando emigró a Bogotá?


Junto a mi familia vivimos en una finca llamada El Raisero. Allí vivimos aproximadamente cinco años. Luego pasamos a Palmital otro corregimiento de Chinú y posteriormente vivimos en otro corregimiento llamado Flecha Sevilla.

Mis dos primeros años de bachillerato los hice en el Seminario Menor de Montería. Luego me fui al Colegio San Francisco de Asís en Chinú y terminada mi secundaria me fui a estudiar a Bogotá la carrera de Economía, después estudié Derecho en la Universidad Autónoma de Colombia y luego me especialicé en Derecho Penal en la Universidad Nacional de Colombia. Hice un Magister en la Universidad Libre de Colombia en Criminología y Derecho Penal. He permanecido durante 30 años dictando clases en Derecho Penal en varias universidades, entre ellas, Universidad Autónoma, Universidad Libre y Universidad de Sucre.



¿Cómo Economista y Abogado en cuál de sus profesiones se ha desempeñado más?


Como Economista me desempeñé bastante cuando estuve de alcalde en la localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá. Como abogado especialista en Derecho Penal me he desempeñado últimamente asumiendo la defensa de muchas personas incluso mucho más en comparación cuando trabajé en la Defensoría del Pueblo como defensor público.



¿Por qué quiere ser alcalde de Chinú?


Porque quiero ofrecerles trabajo y atacar la corrupción y la pobreza.



Tremendo desafío hacer campaña avalado a través del partido del gobierno actual, 'Colombia Humana', a sabiendas de todo ese salpicón que está viviendo este mandato. ¿Confía en que saldrá ganador?


Yo aspiro a salir elegido alcalde en Chinú dado que he diseñado un programa tanto para el sector agrario como para el sector citadino. Eso nos va a permitir alcanzar la alcaldía porque es un programa que se ajusta a las necesidades de la población.



Uno de sus objetivos, el cual me parece bastante loable es que prácticamente su salario vaya a una cuenta especial en donde se consignará para ser guardado y posteriormente obsequiado a estudiantes para que puedan estudiar una carrera profesional. ¿Está en condiciones de poder cumplir con esto?


¡Claro que sí! Así va a ser y así lo he conversado con mi familia y con todas las personas que me rodean. La idea aquí es que no se repita lo que yo hice de irme de la costa a estudiar a Bogotá y entrar a padecer toda una serie de necesidades para poder hacerlo. Cuando yo llegue a la alcaldía es mi objetivo construir y constituir una universidad para que estudien todos los bachilleres que quieran hacerlo en carreras afines a las necesidades del sector urbano como del sector agrario.


Yo no aspiro a recibir un peso en mi desempeño como alcalde porque mi interés es que la juventud se pueda capacitar.



De acuerdo con su programa, otra de sus grandes pretensiones, es que los poco más de 50 mil habitantes que tiene Chinú se conviertan en empresarios. ¿Cómo va a erradicar la corrupción y la pobreza dos enemigos terribles que impiden que la comunidad de Chinú sea emprendedora y próspera?


Siempre ha sido una característica de todos los pueblos de la costa la pobreza y la corrupción. Pienso yo que con el programa de comprar una serie de tractores o un banco de maquinaria para ararle la tierra a todos los campesinos se puede contribuir a atacar esa pobreza que ha venido acabando con el campesino y con toda la población del municipio de Chinú.


Además, si un campesino que demuestre que no tiene tierras, es buscar a través de mecanismos con los que se pueda arrendar tierras y entregárselas a ese campesino de manera que pueda trabajar y producir. La única forma de reducir los precios altos o de bajar la inflación es a través de una producción dinámica y constante. Y eso vamos a hacer.



Según expertos en economía las mejoras en este sector a nivel nacional son bastante optimas, poniendo de ejemplo adelantos en el desempleo. ¿Usted como alcalde no pretende conceder contratos en las obras públicas del municipio a particulares, esto deberá favorecer a sus ciudadanos con fuentes de empleo verdad?


Exactamente. Porque cuando estuve de alcalde en Ciudad Bolívar tuve la experiencia que le asignamos contrato a particulares y estos lo que hacían era comprar los contratistas. En otras palabras, compraban su vehículo y dejaban la obra tirada sin realizarla. Ahora he pensado que todas las obras públicas como la pavimentación de las vías del casco urbano de Chinú y sus corregimientos los vamos a construir con la Junta de Acción Comunal obviamente dirigida por los ingenieros y arquitectos de la alcaldía de Chinú.


Debemos constituir fondos financieros de desarrollo municipal para prestarle dinero a todas las personas del municipio que tengan capacidad de trabajar. Tenemos que combatir el foco de corrupción tan impresionante que existe en Chinú. Acá los votantes lo primero que preguntan es cuanto me vas a pagar por el voto y yo siempre he sostenido que no estoy para comprar votos ni en capacidad de decirle a alguien que le voy a comprar su voto. Esto es una forma de comprar la conciencia de los ciudadanos o de engañarlos. Es como si yo ofreciendo dinero o comprando el voto pretendiera acabar con la pobreza, así como también pretendiera acabar con la ignorancia regalando cartones porque pienso que esa es la forma de acabar con la ignorancia.



Cecilia López Montaño, ex ministra de Agricultura del gobierno del presidente Petro, quiere exponer en una importante Cumbre de Economía en Europa que los países latinoamericanos, Colombia incluida, están más preocupados por mejorar el medio ambiente, que por hacerle frente a la pobreza. A lo mejor usted se está saliendo de este contexto porque su principal objetivo es generar riqueza y bienestar en Chinú. ¿Es así?


Toda política que este desarrollando el gobierno a favor del medio ambiente es bastante plausible y pienso que todas esas políticas del presidente Petro las vamos a apoyar, pero también se requiere profundizar en el empleo, en el trabajo y el emprendimiento social. Porque esa será la única forma de combatir la pobreza y la corrupción que son los problemas fundamentales del Municipio de Chinú. Mi idea es que, impulsando el fondo municipal de desarrollo financiero, creando conocimiento a través de una universidad, la construcción de pozos de agua potable en todas las veredas, corregimientos y caseríos, se pueda mejorar las condiciones de vida de la población.


"Hay que orientar a la población a producir riqueza para que con ello se puedan tener mejores niveles de vida y mejores niveles de convivencia pacífica."

De izquierda a derecha, Orlando González Payares (4).



¿Seguramente su experiencia de haber sido alcalde en Ciudad Bolívar deberá aportarle significativamente a sus pretensiones y propósitos a la alcaldía de Chinú?


Siempre fui una persona transparente en mis actividades que realizaba públicamente. Nadie podría hoy decir que haya tenido problemas en la alcaldía o en cualquier entidad pública. Terminé mi mandato en la alcaldía de Ciudad Bolívar y pude presentar todo el programa que habíamos diseñado.



Una de sus frases de campaña es: "Nunca votes por el que te desconoce, humilla y maltrata. Vota por aquel que siempre te reconozca y aprecie." ¿Cómo va a lograr convencer a aquellos escépticos en Chinú, que, incluso como yo, muy poco le apostamos a la política y a los políticos?


La compra de los votos en Chinú es algo generalizado, pero a mí lo que más me preocupa es como convencer a las comunidades de no vender su conciencia. Es cierto que en algún momento todas esas personas que aspiran a vender su voto puedan entender de que no están actuando de la mejor manera.

La venta del voto permite al que lo compre trabajar a sus anchas, es vender el presupuesto, porque todo el que compre el voto obviamente tiene una pretensión y es llegar a la alcaldía para sacar, sea el doble o el triple, de lo que invirtió. Por eso yo pienso que debo evitar todas esas suspicacias y toda esa posibilidad de comprar el voto. Yo no pienso que todas aquellas personas que practican esa actividad van a salir adelante.

Cuando estuve de alcalde en Ciudad Bolívar siempre acostumbraba los domingos acudir a los barrios a enterarme y compartir con los habitantes las problemáticas que los afectaban. Todo eso mismo pienso hacer en Chinú. Ir a los corregimientos, caseríos y veredas para hablar con sus habitantes y poner en marcha el plan de desarrollo municipal que debe ser elaborado conjuntamente.



Otra de sus frases es: "Chinú necesita un nuevo amanecer". ¿Pueden depositar los habitantes de Chinú la confianza en Orlando Ezequiel González Payares, cómo su nuevo amanecer?


¡Si, claro! Y lo importante no es solamente la frase sino realizarlo con el programa que hemos previsto y diseñado pensando que Chinú puede tener un nuevo amanecer en la medida en la que vamos a atacar el precapitalismo que afecta a todos estos pueblos. Acá lo que se produce es pobreza, no se produce riqueza. Hay que orientar a la población a producir riqueza para que con ello se puedan tener mejores niveles de vida y mejores niveles de convivencia pacífica. La paz puede venir en la medida en que la gente produzca. En la medida en que nosotros podamos tener una producción adecuada y una realización del mercado de esos medios de producción en el sector agrario.



Usted fue vendedor ambulante, mensajero y obrero de construcción a inicios de los 70s en Bogotá, pero también docente en varias universidades, alcalde, conferencista y empresario. ¿Qué se siente trajinar en polos tan opuestos y cómo le ha servido estos cambios en su vida?


En la vida nosotros debemos enfrentarnos a los avatares que se nos presenten. Eso me ocurrió a mí. Para poderme sostener en Bogotá me vi obligado a trabajar en algunos oficios como mensajero, carpintería, construcción y todo eso lo hice. Pero mi interés más que todo era poder estudiar y no dejarme sacar de la ciudad porque la ciudad te saca si no tienes una estabilidad económica en donde vivir, dormir y de que sostenerte. Yo no podía regresar a la costa porque no podía desarrollar lo que yo había previsto para mi vida como profesional



¿Cómo observa los medios de comunicación con la información del acontecer nacional y ahora con las elecciones que se avecinan?


Para mí es claro que los medios de comunicación respaldan algunos dueños que son los propietarios de los medios de producción y comunicación. Su objetivo es la ganancia. Los medios de comunicación no quieren perder la posibilidad que un nuevo gobierno exponga sus programas y los ejecute porque va en contra de esos intereses. Nuestros medios de comunicación también son clasistas y de alguna manera también tienen que sostenerse así sea diciendo mentiras o modificando las noticias.


Aquí afortunadamente tenemos unos medios de comunicación locales que han venido difundiendo nuestro programa. No hemos utilizado los medios masivos como la televisión y la radio porque no tenemos la forma económica de solventarnos. Hemos recurrido a los medios sociales que implican las directivas de La Colombia Humana de Chinú.


Usted como personaje ilustre de Chinú, tiene la posibilidad de ser su alcalde y ayudar a su comunidad. ¿Qué mensaje les quiere enviar?


A veces soy idealista. Piensa uno que el programa que está proponiendo se ajusta a las necesidades y muchas veces resulta lo contrario, porque ese programa la gente no lo quiere y quieren otra situación.

Invito a todos los habitantes del municipio de Chinú para que nos acompañen con su voto para las próximas elecciones para alcalde. Yo jamás me venderé ni ingresaré a practicar la corruptela que siempre ocurre en estas actuaciones desde las alcaldías con todos los organismos del estado. Aspiro a que la gente pueda confiar y pueda entender, que siempre contaran conmigo como una persona que trabaja para manejar los recursos públicos de manera transparente.



Muchas gracias.

A usted muy amable.







353 views

Comentarios


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page