• German Posada

Luis Ramírez: “Si no pinto todos los días no soy feliz”

Updated: Mar 22

Maestro Luis Ramírez


Hace cuarenta  años y desde la ciudad de Santiago de Chile, luis ramírez  salió de su país y en 1986 se instaló en la ciudad de Toronto.

En su infancia aprendió las bases de la pintura y la música y el destino lo llevó a formar parte de agrupaciones musicales enfocadas  en el folclor latinoamericano con trasfondo social.

Antes de instalarse en Canadá recorrió Venezuela con la agrupación musical Araucara en donde logró alternar con artistas y cantores populares como Ali Primera y Víctor Jara.

Actualmente dedicado de lleno a la pintura complementada a la vez con su implicación social,  Luis Ramírez ha logrado explorar su arte tan intensamente a tal punto de ser reconocido como uno de los inmigrantes latinos más influyentes de Canadá.

Inmerso en su más reciente proyecto autobiográfico que reúne diversas experiencias a lo largo de su carrera artística, el Maestro Luis Ramírez,  nos dedica en esta entrevista unos valiosos minutos de su apreciado tiempo para pintarnos con sus palabras, un trozo de su vida.


Por: Germán Posada



G.P.: Usted habla de una rigurosa formación empírica en el arte. Qué podemos entender por rigurosa?

L.R.: Es el tipo de formación que va desde lo más simple y básico a lo complicado y que no tiene una instrucción formal dirigida. Es decir, que no está impartida por una escuela o una universidad, por eso los artistas empíricos son los que no han estudiado una carrera académica pero que han aprendido por su cuenta y quizá han estudiado más que los que han pasado por una educación formal.


G.P.: Maestro por qué razón le atrajo más la pintura que la música? 

L.R.: Yo comencé a los once años a incursionar en el dibujo, me gustaba y era muy bueno en la escuela haciendo dibujos y pinturas y adquirí una experiencia en la música al mismo tiempo porque a esa  edad también aprendí a tocar la guitarra y de ahí en adelante me vi envuelto en actividades musicales paralelamente con el dibujo. Con la experiencia de la vida me di cuenta que cuando una persona hace muchas cosas y todo lo hace más o menos entonces la energía se dispersa mucho y de todas las cosas que hace ninguna la hace completamente como debería hacerlo. Al final yo decidí solo dedicarme a la pintura.

Obra: School Bus Cortesía: Luis Ramírez


Dejé la música y los grupos porque vi que con esto no era mucho lo que podía hacer.  Pienso que con el arte podemos ser más efectivos y que podemos sembrar una semilla con él. Últimamente estoy haciendo unos talleres populares y voy a los países de Centroamérica y hago mis talleres en los barrios, en el campo, con la población. Pienso que todo esto es mucho más efectivo que el canto y además en realidad me parece que tengo más dote como pintor que músico.


G.P.: En Toronto fue el fundador de Fundarte Latinoamérica. Parece qué dió muy buenos frutos?

L.R.: En el año 2004 fundamos esta organización sin fines de lucro para incentivar y promover el arte latinoamericano con el canadiense. Los siete primeros años dieron un resultado excelente pero del 2011 hasta el presente los objetivos planteados cambiaron.

En Canadá existe la  facilidad para desarrollar proyectos por las subvenciones gubernamentales pero como comunidad no hemos podido superar eso de la competencia, de querer superar algo. Cuando un proyecto va caminando bien, lamentablemente comienzan a aparecer actividades paralelas que debilitan la organización y los objetivos de dicho proyecto.  Eso de estar andando detrás de las ayudas gubernamentales a veces no trae buenos resultados. Porque más bien no unirnos y hacer una cosa grande, ese es el problema de no salir adelante. Nunca llegamos a la cumbre ni superamos cosas.


G.P.: Por qué es tan importante en su pintura la relación obra-espectador?

L.R.: El artista debe llegar al espectador, debe establecer esa comunicación silenciosa a través de la sensibilidad, esto quiere decir que la obra debe decir algo que le llame la atención al espectador. Cuando estás en una exposición y de repente ves algo que te interesa y te detienes y te acercas a una obra es porque esa obra te atrapa, significa que algo te atrajo, esa es la relación obra espectador. Si usted logra hacer eso como artista está bien, esta en lo suyo. Hace falta la sensibilidad a través de la obra.

Obra: Jesús Cortesía: Luis Ramírez


G.P.: Es inquieto por las teorías de la espiritualidad. Cuál de ellas practica?

L.R.: Con todo el recorrido que he hecho yo pienso que la espiritualidad es parte del crecimiento del ser humano y eso no viene así no mas, esto llega con la experiencia, con el conocimiento y el desprendimiento del pensamiento material. La felicidad no está en lo material aunque este sea necesario para la existencia. La sencillez y la humildad son en realidad elementos necesarios para este camino. Yo practico el Reyke Universal.


G.P.: Maestro hábleme de sus libros….

L.R.: Escribo algunas cosas, canciones, poesías, cuentos, en los últimos años he escrito un par de libros didácticos relacionados con la enseñanza del dibujo y la pintura, uno de ellos se llama el Método I como dibujar y pintar al acrílico y el otro se llama Método II como pintar al óleo. Estos libros han servido de base para un importante proyecto llamado  “Masificación del Arte en Latinoamérica”. 

Actualmente estoy terminando de escribir mi tercer libro que se llamará “Por Siempre la Naturaleza” que es como mi biografía y que contiene más de 100 páginas a color y será la base de mi retrospectiva, es decir va a ser el catálogo de mi exposición para finales de este año en noviembre. Hace cinco años que lo vengo preparando. La biografía va a ser una parte del libro y la otra es contenido basado en la naturaleza, que es la base de mi trabajo, de mis pinturas, de mis escritos. En una parte del libro varios artistas escriben comentarios acerca de mi obra,  de hecho hay una opinión de Fidel Ponce Ccana,  un pintor peruano que vive en Montreal.


G.P.: Se imagino qué iba a andar tanto en el mundo con su arte?

L.R.: En realidad no. Todo esto se debió a que yo formé un grupo aquí en Toronto llamado JIRART y viajamos a Europa y a Latinoamérica haciendo exposiciones pensando en que íbamos a ser famosos con esto. Pero al final me di cuenta de que esto no hace famoso al artista. Tratar de vender caras las obras y exponer en los mejores sitios no es lo que hace al artista. Hay algo más importante, es su trabajo, su constancia pero con un enfoque inmerso en la sociedad.

Se hace reconocido sembrando una semilla y si esta germina así no estemos vivos ni siquiera nuestros propios hijos,  lo importante es que esa semilla de frutos y genere un cambio cultural en nuestros pueblos. Ese es realmente un artista, no sé si este equivocado.

Obra: Horses Cortesía: Luis Ramírez


G.P.: Su arte lo ha hecho ser reconocido entre los latinoamericanos más influyentes de Canadá. Qué piensa de esta distinción?

L.R.: Bueno, esos reconocimientos se entregan cuando la comunidad ve que el artista está vigente haciendo actividades y apareciendo en público y en los medios de comunicación. Pero repito, el artista verdadero es aquel que está comprometido con causas para la sociedad. Cuando estos frutos se dan, el artista queda indeleble en el tiempo.

Obra: Moseñor Romero Cortesía: Luis Ramírez


G.P.: Cuál o cuáles son los mejores momentos para usted pintar?

L.R.: La pregunta parece sencilla pero es bien complicada porque por la experiencia mía cualquier momento es bueno para pintar pero si tiene que haber algo muy importante que es la inspiración. Es increíble, a veces uno quiere pintar y pasa mucho tiempo y el artista no puede hacer su obra y las cosas no salen. Antes yo no creía en esto, pero cuando llega la inspiración no hay momento especial.


G.P.: Cuales pintores  ha sido fuente de inspiración en sus obras?

L.R.: Miguel Ángel y Rembrandt, para mí son los más grandes que han existido, en el caso de Miguel Ángel he tenido el privilegio de confrontar sus obras directamente en el sitio en donde están como es el caso de la Capilla Sixtina en Roma, en cuanto a Rembrandt estuve en Holanda  al frente del caballete y la paleta que usaba.  Con respecto a la inspiración que me dan estos  grandes maestros es solamente respecto a la técnica y  la maestría como  ejecutaban  sus obras, la cual  he aprendido y  he conocido  en parte. De ahí poder usar esas técnicas para ejecutar mis  propias obras.  Porque algunos artistas que se sienten  muy  inspirados al final se dedican  solo a copiar las obras de esos grandes maestros.


G.P.: De las tres áreas (figura humana, retrato, paisaje) qué trabaja con cual se identifica más?

L.R.: Yo me dedico a las tres. La verdad no tengo preferencia y en las tres está plasmada mi inspiración y mi sensibilidad. En ellas siempre el espectador se detiene a mirar y a preguntar.  Los murales con contenido social también forman parte de mi obra.


G.P.: Tiene algún proyecto que haya querido desarrollar y el cual todavía no haya comenzado?

L.R.: He comenzado algunos proyectos y por algunas razones no se han dado, algunos por circunstancias ajenas a las mías, pero hay uno que algún día cuando este más reposado quiero realizar y es escribir mis memorias es decir dejar plasmada toda esa experiencia desde el primer día de mi existencia hasta los días que vislumbren mi partida. Este será el último proyecto antes de partir de este mundo.

Obra: Fishing Time Cortesía: Luis Ramirez


G.P.: Maestro, dígame para usted qué es pintar?

L.R.: Bien, de acuerdo a mis prácticas de la espiritualidad, pintar para mí es una necesidad. Todas las cosas en la vida se transcriben en necesidades que tienen que ser satisfechas, si usted tiene sed toma agua,  se satisface y está contento, si tiene hambre come, mi necesidad es pintar, he llegado a esa conclusión de que yo tengo que pintar todos los días porque si no lo hago no soy feliz.

PROYECTO MASIFICACION DEL ARTE EN LATINOAMERICA

“El proyecto -Masificación del arte  en  Latinoamérica– es un  proyecto  que está en mi  por largo tiempo  y  que hoy  por hoy  se está cristalizando. He probado  en  distintos países en  forma espontánea y  los resultados son  asombrosos, entonces ahí decidí  escribir  un  par de libros guías como  base fundamental  para la enseñanza más formal de las técnicas del  dibujo  y  la pintura.  Se llama así,  porque  creo  que es el  único  instrumento  más efectivo  de preparar y concientizar a las mayorías en el buen camino, es decir en la cultura principalmente,  pues un pueblo educado es mas difícil  de engañar y  de utilizar.  Es así  que  estos programas llegaran no  a los sectores donde ya existe y ya está programado con  otros fines (de lucro, academias particulares,  universidades , college etc), sino  a los sectores mas desposeídos,  donde la cultura  no  tiene acceso por diferentes razones (nivel socioeconómico principalmente) , a los sectores de los barrios,  del campo, de la población. La idea es formar en  cada sector donde se impartan  una organización  legal sin fines de lucro ante los gobiernos imperantes, consiguiendo los recursos a nivel de auspiciadores y  autogestión. Ya tenemos el ejemplo  de El  Salvador, empezamos  en  un  pueblito  rural (Santa Cruz Michapa),  luego  iremos a otros pueblitos cercanos  en  esa provincia,  mas tarde a otras provincias y finalmente en todo el  país.  Al  cabo de algún  tiempo se sabrá de este proyecto  y  entonces iremos  a otros  países y  haremos lo mismo hasta cubrir  toda nuestra Latinoamérica.  Parece un sueño  imposible,  pero  no  lo es, esto  es posible.  Lo  más importante es darle continuidad  a esto y  para ello  en  cada lugar donde voy,  estoy  preparando  monitores e  instructores  para que ellos sean  los protagonistas de este maravilloso  cambio”. (Maestro Luis Ramírez).

Taller de Pintura en El Salvador (Santa Cruz Michapa). Foto Cortesía: Luis Ramírez.


CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin