La “Melodía Milagrosa” de Camila Castro

Updated: Mar 22

Por Germán Posada

Camila Castro


Hace ocho años cuando solo era una niña de cinco años Camila Castro llegó a Montreal con sus papás y actualmente a sus trece años cursa tercero de bachillerato y  ya ha ganado dos concursos de cuentos.


A Camila le gusta escribir porque puede expresar todo lo que siente y piensa y de esta manera le resulta más fácil contar en papel lo que quiere decir con sus palabras como sus sueños y sus fantasías. 


Y es precisamente por ese gusto de escribir y plasmar sus pensamientos en lápiz y papel que Camila está logrando que su talento llegue a aquellos devoradores de lecturas.

El año pasado participó y ganó la cuarta versión de un popular concurso de cuentos realizado por El Consulado Colombiano en Montreal.


“Melodía Milagrosa”, es el título del cuento con el cual Camila ganó el concurso y en el narra la historia ficticia de una niña huérfana que vive una vida normal sin nada en especial y que  un día atraída por un resplandor en un callejón se acerca y su ser se transporta a otro mundo  en donde conoce una mujer que le predice que ella formará  parte de una profecía y que tiene como misión salvar el mundo cantando y purificando todos los corazones de la gente.


“Esta era la segunda vez que participaba en este concurso, me puse muy feliz pero no lo podía creer, por segundos me quede paralizada y en ese mismo instante no reaccione, realmente estaba muy asombrada, además mi mejor amiga también participó y ella escribe muy bien y hasta pensé que ella iba a tener el premio”, comenta la joven escritora que a través de sus clases en la escuela ha comenzado a sumergirse en el mundo mágico de las poesías y de las fábulas de las cuales destaca “La Liebre y la Tortuga”.


“Escribo en la noche cuando todo está más tranquilo y cuando hay menos luz, esto me da más tranquilidad y puedo pensar mejor, además lo hago en momentos de inspiración”, dice Camila quien también ganó otro concurso de cuento realizado por una Institución Comunitaria de la ciudad que se llama Cafla, su cuento fue escrito  en francés y titulado “Chez moi, Chez toi, Chez nous” (“En mi casa, En tu casa, En nuestra casa”), allí narra la experiencia de su familia como inmigrantes en Montreal.


Para Camila escribir es transportarse a otros mundos y a otras facetas para poder expresarle a la gente mensajes por medio de su imaginación y de su escritura a través de personajes como el de Luna en su cuento Melodía Milagrosa.


Además de escribir, Camila también tiene el gusto por componer canciones y aunque su lista todavía no es muy numerosa, confía en poder seguir componiendo más.

“Las canciones que escribo me salen del corazón y las plasmo en un papel pero nunca he mostrado esto a nadie realmente. Hay una que la compuse hace mucho tiempo y mis papás me ayudaran a hacerla, pero solo he compuesto dos. La canción se llama “La Gaviota” y es una historia que habla sobre todo del cielo, de volar, de los horizontes y de la libertad, la otra no tiene titulo todavía”, dice Camila admitiendo que le gusta cantar pero que se siente insegura a la hora de hacerlo frente al  público.


Su gran responsabilidad es cumplir con sus tareas en el colegio, pero ir al cine y disfrutar de películas de ciencia ficción como “In Time” y leer historias combinadas entre fantasía, realismo, romance y guerra en “Mangas”, su revista preferida de dibujos animados japoneses ocupa parte importante de esta juvenil escritora que piensa que la amistad es una relación con varias personas con las que se puede tener confianza, colaborar, reír, disfrutar la vida y servirse de apoyo.


Y si la escritura es un placer para Camila, también disfruta escuchando géneros musicales como la bachata, el pop, el reggaetón y canciones de Cristina Aguilera, Juanes y algunas de Daddy Yankee.


Con la espontaneidad de su juventud Camila nos dice que Colombia siempre estará en sus planes y en sus sueños y que aun desde la distancia sus raíces y el español siempre serán muy importantes en su vida.


“Lo que más recuerdo de mi país es mi familia y la comida que es mucho más rica que acá, además la gente es más amable y más calurosa”, comenta Camila quien espera muy pronto visitar de nuevo a sus familiares que orgullosos disfrutan en Colombia de sus logros en Montreal.

4 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin