top of page

Héroes de nuestra tierra. Jorge Torres, al rescate del Civismo


Luis Fernando Jaramillo Arias.




Por: Luis Fernando Jaramillo Arias



El Parque de los Fundadores cambió mucho desde que el alcalde Mario Londoño en 2003 decidió que la Sociedad de Mejoras Públicas dejara de hacer el mantenimiento y el ornato de la ciudad, que en épocas anteriores competía con Bucaramanga por el apelativo de “Ciudad de los Parques”.

Un pequeñísimo botín que no desperdician los mandatarios regionales para crecer la clientela o conseguir "coimas" con contratos aunque sean de menor cuantía.


Jorge Torres Velásquez es un empresario que tiene a Armenia en su corazón, aunque su trabajo principal está en Cali como gerente general de Colcadenas, una empresa que ya tiene 60 años de existencia y hasta una condecoración del Congreso de la República.


Él es hijo de Jorge Torres Uribe, un promotor de progreso de la segunda mitad del siglo pasado, que era propietario con su familia del Almacén Torres y Torres, una ferretería de primera calidad que funcionaba en la esquina de la carrera 15 con calle 21 donde hoy está la Torre Colpatria, y la atención al público de esa entidad bancaria.


Los años 50 y 60, eran tiempos del civismo que ha venido languideciendo en nuestra región.


La Catedral de Armenia, el edificio del palacio episcopal donde hoy funciona la Universidad La Gran Colombia, el seminario en las instalaciones y el lote que hoy ocupa la Universidad del Quindío, muchas obras más se hicieron los convites domingueros de empanadas con personas voluntarias que a punta de trabajo y de la colecta de centavos, lograban entregar a la comunidad unas obras que los llenaban de orgullo, que alimentaban su amor por la tierra, y que sostenían la llama de lo que en esas horas se llamaba con orgullo la “Ciudad Milagro de Colombia”, con una clase dirigente que luchaba por convertir la región en departamento a través de una gesta de independencia regional.


Del "Parque Fundadores, Armenia, Quindío",

Jorge Torres leyó que el civismo estaba vivo pero disperso entre las ramas de iniciativas cívicas muy meritorias pero ignoradas por los políticos.


La propia Sociedad de Mejoras Públicas, la Liga de Lucha contra el Cáncer, las Damas Rosadas, el Club Rotario, el Club de Jardinería, la Fundación Chocolate, la Academia de Historia, la fundación Alejandro Londoño, el Museo de la Música y muchas otras iniciativas más.


Se trataba de convocar, buscar ayudas, liderar las personas e instituciones dispersas, involucrar a los vecinos y al sector público.


Jaime Julián su hermano, le copió al instante y hoy es el líder más celoso del parque.

Se autodenomina “el parquero”, y día tras día está atento a poner su grano de civismo en la reconstrucción y reordenamiento de ese rincón emblemático de Armenia.


Ya Jorge y Jaime Julián ampliaron su labor cívica pues acabaron de resucitar el “sancocho esquinero” en el barrio Santander, y lograron con el mismo sistema de involucrar vecinos, pedir a sus amigos, congregar empresarios, unir voluntades, organizar un convite barrial que sirvió más de mil sancochos.


El empresario que también ha sido periodista, columnista, desarrollador de proyectos, estudiante de periodismo digital, funcionario público, candidato a la alcaldía y a la asamblea departamental,

se convirtió en el salvavidas del civismo armenio.

Con Jaime Julián y todos los que se han unido a esta cruzada de rescatar el civismo y el orgullo armenios, Jorge ha demostrado que sí se puede.


Un hurra por él!


(Esta columna es de estricta responsabilidad del autor y no representa la opinión de este portal)











52 views

Commentaires


DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page