Federico Uribe: “Me gané el lugar donde me tienen”

Updated: Mar 17


Federico Uribe. Foto Cortesía Embajada de Colombia en Japón




Me enteré de Federico Uribe a través de una conversación amical en casa. Conversación que fue adquiriendo mayor interés a medida en la que mis amigos describían parte de la vida de este artista colombiano, actualmente reconocido como uno de los más prestigiosos escultores de arte contemporáneo en el mundo. Emocionados, mis amigos hablaban de su infancia en particular su crianza, la manera cómo adquirió la visión del arte, su experiencia como pintor, su decisión para dedicarse a la escultura, su gusto por los audio-libros, su disciplina y dedicación al estudio, su laboriosidad sin límites, las esculturas que le han comprado el Rey de Arabia Saudita y los propietarios de la famosa joyería Bvlgary, entre otros, del material poco convencional que utiliza en sus esculturas, de su fama que es tema de conversación en restaurantes exclusivos de Londres, de sus exposiciones en el mundo pero de su tenue reconocimiento aún en Colombia, de su orientación sexual y también de su amor francés, Philippe. Definitivamente no podía quedarme inmóvil frente a este personaje que despertaba tanta atracción y es por eso que hoy con un gran gusto les comparto en esta entrevista corta en palabras pero abundante en alma, la personalidad extremadamente franca de Federico Uribe quién nos abre las puertas de su universo exótico para revelarnos toda la imaginación que interpreta a través de la magia con la cual nació en sus manos.



Por Germán Posada

G.P.: ¿En qué momento de su vida supo que su destino definitivo era ser escultor? F.U.: Siempre soñé con ser un buen pintor pero no fui el pintor que quería ser. Sin embargo jugando con algunos objetos mientras vivía en México, hace unos 18 años, encontré un lenguaje que me salía orgánico y sin gran dificultad.


G.P.: ¿Qué experiencia le dejó todo lo que pintó? F.U.: Bueno… espero que sea el manejo de el color! De una manera absurda sigo pintando con los materiales con los que trabajo, cordones, balas, lápices, libros, etc.…


G.P.: ¿Con cuál de estas 4 definiciones: Disciplina, creatividad, perfección o belleza, se identifica más en lo que hace? F.U.: Uno solo puede crear la belleza en la que cree. Yo muestro la que yo siento como tal. No es universal, es solo mía. Creo que la disciplina es lo que más define mi actitud con este oficio.


G.P.: ¿Exterioriza de alguna forma en sus obras sus vivencias difíciles de la infancia? F.U.: Creo que todos somos y hablamos de nuestra infancia. La mía no fue amable pero tuvo sus buenos momentos como siempre. Yo trato de evocar esos más que el dolor de la violencia y de la marginalidad.


G.P.: ¿Qué materiales utiliza para sus esculturas? F.U.: Todo lo que me cae en las manos en suficiente cantidad! Libros, lápices, llantas, balas, pianos, ganchos de ropa, muletas… Lo que sea. Todo tiene posibilidades plásticas si uno logra ver más allá de la función utilitaria del objeto.


G.P.: ¿Por qué se inspira en el cuerpo de la mujer para algunas de sus obras? F.U.: Porque los hombres tienen pene y si uno hace una escultura con pene todo el mundo, hombres y mujeres, ponen los ojos allí. El cuerpo femenino es una forma que se lee toda.


G.P.: ¿Le incomoda que en Colombia aún no se le reconozca como si lo hace el resto del mundo? F.U.: Nadie es profeta en su tierra. Parece que se me aplica. El medio del arte tanto en Colombia como afuera es politizado y para ser aprobado hay que politiquear. A mí no se me da. Me da pereza enorme gastar tiempo adulando gente en el poder que en lo profundo me aburren. Así que asumo me gané el lugar donde me tienen.


G.P.: ¿En la posición en la qué se encuentra como define su vida?

F.U.: Soy el dueño y el único responsable de mis actos y de mis palabras. Y me siento agradecido por poderlo vivir.


G.P.: ¿Si volviera a ser un niño cómo le gustaría vivir esa etapa de su vida? F.U.: No se puede contestar esta pregunta hipotética.

G.P.: ¿Se siente pleno o le falta algo para ser feliz completamente? F.U.: La felicidad son los instantes en que uno se ríe solo o con amigos. No anhelo lo que no tengo. Agradezco mis privilegios que siempre han sido muchos.


G.P.: ¿Usted como artista, admira a algún artista en especial? F.U.: A Caraballo, a Goya, a Tiepolo y a Rembrandt.

G.P.: ¿Y de los contemporáneos?

F.U.: Theo Jansen.

G.P.: ¿Le gustaría traer sus obras a Canadá? F.U.: Claro pero todavía no he recibido ninguna invitación.

G.P.: ¿Quién es Federico Uribe?

F.U.: Todas las definiciones mías o de otros son parciales, incompletas y poco acertadas. Cada día soy el que se despierta. El día siguiente soy otro porque el día es otro.

Federico Uribe


#Todos

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin