¡Entre desafíos, retos, filantropía y huevonadas!

Por Germán Posada

Bill Gates


Definitivamente el poder de las redes sociales es arrollador y para la muestra un botón.

Ultimamente el efecto que ha causado el reto de moda conocido como “Ice Bucket Challenge” y  traducido como “El desafío del cubo de hielo” ha sido no menos que impresionante.

Cientos de personas y celebridades a través del planeta se vienen uniendo cada día mas a la práctica de esta actividad que dura tan solo algunos minutos y que consiste en vaciarse encima una cubeta de agua con hielo con el fin de ayudar a la causa benéfica para la lucha contra la enfermedad llamada: Esclerosis Lateral Amiotrófica, (ALS) conocida más comúnmente como “La enfermedad de Lou Gehrig”.

Todo parece indicar que la iniciativa comenzó en Nueva Zelandia y la propuso una mujer llamada Vicki Moses, madre de un niño de cinco años y víctima de cáncer, la idea de Moses era pretender que la persona que se vaciara encima la cubeta de agua con hielo, tuviera la misma sensación que siente un paciente de cáncer cuando se somete a un tratamiento de quimioterapia.

Fue tal el éxito que causó dicha iniciativa que al parecer un tiempo después la Asociación que combate el ALS decidió copiar la propuesta con resultados sorprendentes que hoy desde un completo desconocido hasta Bill Gates, el hombre más rico del planeta se baña en agua fría, los fondos recaudados para esta causa ya suma millones de dólares y al parecer los fondos destinados para las organizaciones que luchan contra el cáncer como lo propuso en su momento la señora Moses quedaron en el limbo.

Alguien en algún momento me habló que se preparaba para ejecutar el “Ice Bucket Challenge” y debo admitir que en un principio creí que se trataba simplemente de una broma desafiante, poco a poco y en la medida en la que esto tomaba fuerza pude comprender más a fondo el famoso desafío.

Mark Zuckerberg


Curiosamente al mismo tiempo en que esto ha venido avanzando, las noticias alarmantes en el mundo por la sequía y los estados de emergencia decretados por los diferentes gobiernos pidiendo a sus ciudadanos que tomen las medidas necesarias para ahorrar agua son realmente desoladoras. Es claro que contra los fenómenos de la naturaleza el hombre poco ha podido hacer, ojala mediante cánticos, rituales y rezos pudiéramos hacer que la preciada lluvia cayera del cielo pero lamentablemente hasta ahora no dejan de ser solo supersticiones y creencias.

Muy seguramente la señora Moses a quien se le atribuye la iniciativa del famoso desafío nunca se le pasó por la mente hasta donde iba a llegar su idea y que otros iban a lucrarse mucho mas copiándola.

En mi caso en particular, opino en que toda idea encaminada por el beneficio de la humanidad  debe ser bien percibida, quizá muchos me tilden de inconsciente o quizá más aun, desenfocado de la realidad, de estar por fuera del show mediático, y  peor aún, hasta de un ser insensible.

Lo cierto es y así lo siento, no estoy en contra de la recaudación de fondos para causas humanitarias siempre y cuando estos dineros si cumplan realmente sus objetivos y no se desvíen del camino trazado (otro tema en particular) en lo que no estoy de acuerdo es en la forma como folclóricamente cantidades de agua potable se están desperdiciando y la gente sigue entrando en el juego, creo, sin detenerse a reflexionar por lo menos un instante en la escasez del agua en el mundo y por la cual mueren millones de personas.

En estos momentos si no te bañas con un balde de agua fría, estas “out” de las redes sociales, el circo está montado, es la moda, ya se juega con esto, la gente se divierte, no puedes quedarte atrás de Barak Obama, Bill Gates, Selena Gómez, Justin Bieber, Thalía,  Justin TimberlakeDemi Lovato, Adam Levine, Jimmy Fallon, Mark Zuckerberg, Juanes, Cristiano Ronaldo, Jennifer López, en fin, perdí la cuenta.

En el show de Jimmy Fallon


Creo que no me equivoco al decir que con el agua utilizada para el “Ice Bucket Challenge” no se salvarían los millones de personas en el mundo que la necesitan pero creo que tampoco me equivoco al pensar que millones darían lo que fuera por tener la dicha de saborear por lo menos uno de estos cubos de hielo en sus bocas y que se desvanecen hasta desaparecer completamente después de haberlos tirado.

0 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin