El dilema de parar o seguir, una decisión crucial para Eleider Álvarez





Por: Germán Posada



A raíz de la más reciente pelea que tuvo Eleider Álvarez, alguien desde Colombia me preguntó qué cómo era que sabía tanto del boxeador, cuando él a duras penas conocía que había sido Campeón Mundial pero que ya no lo era. En realidad esa pregunta no me sorprendió. Más bien me hubiera sorprendido que esa misma persona hubiera estado mejor enterada de los pormenores de la carrera que durante once años viene desarrollando el oriundo de Turbo en la ciudad de Montreal.


Y es que los medios en nuestro país poco están enterados al respecto. Salvo hasta cuando Eleider Álvarez se hizo Campeón Mundial.


Ya por lo menos esta persona sabe que en su debut como profesional Álvarez le ganó a su oponente en tiempo record, que durante su carrera por situaciones adversas se le anularon algunas peleas con boxeadores reconocidos que opacaron en su momento su ascensión internacional, que después de que logró ser el aspirante obligatorio para pelear por título del mundo, el campeón mundial de aquel entonces nunca le dio la oportunidad y que por eso se vio obligado a hacer otras peleas exponiendo su posición. Sabe también que dentro de estas peleas que realizó y que ganó, dos de ellas fueron con dos ex campeones mundiales y que a uno de ellos prácticamente lo sentenció al retiro total. También le recordé su fenomenal triunfo el 4 de agosto de 2018 frente a Kovalev, victoria que le brindó ser reconocido como el Deportista del Año en Colombia y al mismo tiempo hacer historia dentro de nuestro boxeo como el primer Campeón Mundial en la categoría de los semi completos. También le conté que después de haber perdido su título un año después peleó con Michael Seals a quién derrotó con un espectacular nocaut el cual está nominado para ser elegido el nocaut del año 2020. Y para su asombro sabe que como inmigrante, Eleider Álvarez forma parte de un selecto grupo de los boxeadores más notables que ha tenido la historia del boxeo canadiense.


En este contexto y retomando el título que le di a la nota, debo decir que luego de un año de inactividad y regresar con su espectacular triunfo frente a Michael Seals, todos vimos, creo sin equivoco, que Eleider Álvarez estaba de nuevo para grandes cosas. La más importante, recuperar su título mundial, aquel que perdió frente a Sergey Kovalev.

Después del aplazamiento de su pelea contra Joe Smith Jr. finalmente la fecha para el combate se dio con el desenlace que ya todos de sobra conocemos. Inmediatamente salieron a relucir toda clase de especulaciones entre las que más peso tuvo fue la posibilidad de un retiro del ex campeón.


Posteriormente a una derrota de esta magnitud los sentimientos afloran y las ideas son bastante confusas al punto que se puede llegar a tomar decisiones que de alguna manera alcanzan a ser precipitadas. Sin embargo hay acciones que evidencian claramente el desempeño de un deportista y esta vez no podemos ser ajenos a decir que presenciamos la pelea más difícil que dentro de su carrera ha tenido Eleider Álvarez. Ni siquiera cuando perdió su título frente a Kovalev. En aquella oportunidad Álvarez fue capaz de terminar la pelea, boxeo cuerpo a cuerpo con su adversario y el resultado en su contra fue por decisión de los jueces.


En la carrera de un boxeador hay ciertas personas que juegan un papel determinante en su éxito o en su fracaso y en este entorno su entrenador y sus apoderados son piezas claves dentro de esta sociedad.


En este sentido cualquiera se preguntaría que clase de entrenamiento fue el que recibió Eleider Álvarez para esta pelea ya que difícilmente fue capaz de asimilar el combate que estaba viviendo. Sorprendidos quedamos cuando Marc Ramsay, su entrenador y mentor de toda su carrera profesional, quizás en una postura comprometedora para él, confesó a los medios locales que su apoderado ya había comenzado a mostrar en los entrenamientos aquellos síntomas que describen cuando el fulgor en un deportista de alto rendimiento comienza a desaparecer.


Demos el caso de que la fractura en el tabique de Eleider Álvarez le haya ocasionado aquella falta de oxigeno para poderse sostener durante el combate. Tal vez si esto no se hubiera dado, la pelea hubiera tomado un rumbo distinto, recordemos que aún en dificultades, Álvarez fue capaz en el octavo asalto de propinar un fuerte derechazo que tambaleó la humanidad de Smith y que pudo haber terminado en nocaut, pero esa no fue la historia y la realidad fue otra en la que vimos sufrir a nuestro campeón.

El boxeo es un deporte pero también es un negocio y como tal hay intereses de por medio en los que ganar es la prioridad. Para un apoderado o representante la consigna es ganar y mientras un boxeador esté activo los porcentajes subsisten. Dadas las condiciones actuales, para Yvon Michel, apoderado de Eleider Álvarez, resulta muy apresurada que este último tome la determinación de no continuar peleando y por eso estratégicamente ha buscado la manera de que una decisión crucial como esta no se haga todavía oficial. Seguramente vendrán reuniones y conversaciones en las que las palabras de aliento brotarán y el símbolo de dólares alumbrará.


Es evidente que nos resulte relativamente fácil decir: ‘Dale tú puedes, todavía tienes madera, puedes lograrlo’. Pero es que fuera del ring la cosa es a otro precio muy distinto al que se paga dentro de él. Sabroso estar cómodos frente a un televisor a sabiendas que no recibirás ninguno de esos golpes que duelen hasta lo más profundo de tus entrañas y más aún, que así pierda tu boxeador, igual ganas.


Creo que una de las etapas más difíciles en la existencia de cada ser humano es no aceptar que cuando llegamos a un nivel en el que por más que insistamos la vida te indica que se necesitan cambios. Me parece que esa incertidumbre de si parar o seguir, solo la resuelve cada uno, con su interior más sincero, con las palabras de aquellos que nos aprecian de verdad, con aquellos que quieren disfrutar de nuestra presencia.


Las señales llegan y hay que estar lo suficientemente atentos para captarlas porque las circunstancias de una persona son my distintas a las de otra. Todo tiene un principio y por tal un final y saber entender que hacer cambios en nuestras vidas también es crecer y evolucionar en este ratico que tenemos.


Uno siempre va a querer lo mejor para quién aprecia y cualquiera que sea la determinación del Campeón ahí estaremos presentes para apoyar.

¡Buena decisión Eleider!

111 views

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin