• German Posada

Andrés Escobar el Genio de la Renovación

Andrés Escobar es un reconocido diseñador comercial, propietario de una compañía de renovación, nacido y criado en Colombia, graduado con honores del Dawson College, un establecimiento educativo de Montreal y con una exitosa trayectoria en la ciudad de Nueva York.

Cuando estás a punto de entrar en el edificio en donde está ubicada la Compañía de Andrés Escobar en Montreal, tu curiosidad comienza a hacerse más aguda porque te encuentras al frente de uno de aquellos antiguos  edificios similares a los que ves en series policiacas de televisión con pasadizos enormes y a veces descuidados y que poco a poco te conducen a la entrada del lugar que buscas y te sorprendes cuando al abrir la puerta  te encuentras con una especial armonía y un ambiente acogedor  que tal vez jamás imaginaste encontrar.

Mientras observo el decorado y el ambiente muy intelectual de las oficinas de Andrés Escobar & Associes,  aparece el propio Andrés Escobar,  quien muy amablemente me recibe ofreciéndome una taza de café.

Por Germán Posada 

germanposada77@gmail.com

Hijo y nieto de ingenieros civiles. Su padre trabajó en los Ferrocarriles Nacionales de Colombia y  en Acerías Paz del Rio. En 1915 su abuelo se dedicaba a la importación de trenes desde Alemania hacia Colombia.

Viviendo en Boyacá, Andrés Escobar terminó su bachillerato y luego en Bogotá hizo aplicaciones en las  universidades  “La Javeriana” y la “Universidad del Bosque”  tratando de seguir el camino de la Ingeniería civil al igual que sus antecesores pero más por tradición familiar que por gusto propio.

Desde pequeño siempre tuvo la intención de salir y de conocer otras partes del mundo. En 1980 cumplidos sus 19 años escogió la ciudad de Montreal como su destino y todavía aún sin explicárselo, considera que lo que más le llamó su atención por esta ciudad fue su bilingüismo.

“Inicialmente entré a estudiar inglés en la Universidad Concordia y la idea era continuar una carrera clásica como la de mi papá y mi abuelo, pero yo no quería, desde niño hacía maquetas y dibujos, además tocaba guitarra, cantaba y bailaba, la parte artística siempre me atraía mucho. En el primer semestre de estar estudiando ingeniería civil me dí cuenta que no era para mí.  Una concejera me recomendó estudiar  algo más creativo y después de decirle a mi papá me inscribí en el departamento de diseño en el Dawson College  y aún con un nivel medio de inglés me convertí en el mejor estudiante en la parte creativa y me gradué con honores como el mejor del curso”, recuerda Andrés.

Andrés se siente afortunado porque no tuvo inconvenientes financieros para establecerse en Montreal y poder dedicarse por completo  a sus estudios ya que contaba con la ayuda de su padre.

La facilidad en Andrés para relacionarse socialmente le facilitó conseguir amigos dentro de la comunidad Judía en Montreal lo que le ayudó enormemente al cabo de los años y después de su graduación a incursionar y desarrollarse dentro de su profesión.

Después de graduarse comenzó a trabajar para la Compañía “Leonard Ostroff Design” (ya desaparecida) en donde rápidamente en sólo meses escaló posiciones importantes, cumplido un año ya tenía personal a su cargo y a los dos era prácticamente el sub-director de la Compañía.

“La pasión por lo que hago es tal que soy capaz de trabajar el doble de mi horario, recuerdo que trabajaba sin importarme las horas que permanecía allí, en este trabajo yo me sentía como en la universidad, con la diferencia de que me pagaban y podía aprender y adquirir experiencia en todo lo que desconocía”, comenta.

En este primer trabajo Andrés aprendió bastante en diseño y arquitectura de almacenes pero  sentía que debía especializarse en otros campos y decidió aplicar  a otra compañía que se dedicaba a la renovación de centros comerciales y supermercados grandes, de esta manera continuó adquiriendo experiencia dentro de su profesión y a los cuatro años de trabajar como empleado decide independizarse creando su propia Compañía “Andrés Escobar Asociados”.

Foto Cortesía: Andrés Escobar & Associes


Los primeros cinco años el noventa y nueve por ciento de los proyectos se desarrollaban en Montreal. Luego por medio de una Compañía francesa que ofrecía asesorías de renovación en Europa, Andrés tuvo la oportunidad de trabajar con ellos renovando la parte comercial del aeropuerto internacional Montreal-Dorval y esto le abrió puertas desarrollando proyectos en Bélgica, Ginebra, Francia y Gran Bretaña, empezando así a consolidar su nombre en el exterior.

El camino ascendente en el mundo de la renovación continuó cosechando éxitos para este emprendedor colombiano hasta el punto de llegar a conquistar la ciudad de los rascacielos.

“En el 2001 concursamos para un proyecto en las afueras de Nueva York en los alrededores de la ciudad de Brooklyn y ganamos. Fue un proyecto de los más aclamados en esta área y comenzaron a llamarnos y en corto tiempo participamos en la construcción del Centro Financiero Wall Street  de Manhattan, luego vinieron más contratos para centros comerciales, tiendas, bares, clubes, condominios  y mi  mercado de negocios en estados unidos comenzó a desarrollarse”, recuerda el genio.

Aunque una firma como la de Andrés Escobar  ya sea reconocida, generalmente se  empieza por  concursar  con la competencia y a veces no es fácil adquirir contratos, además, según Andrés, lo complicado de un proyecto es el inicio.

“Siempre hay una tendencia al principio de no saber cómo encaminar un proyecto, pero como director artístico de la Compañía  al hablar con el cliente entiendo muy bien la dirección a la cual él quiere llegar. La renovación del antiguo edificio del periódico New York Times ha sido el contrato hasta ahora más difícil de ganar pero felizmente logramos obtenerlo y culminarlo con excelentes resultados”, dice Andrés quien considera que están en un nivel muy alto, los proyectos más importantes en renovación los desarrollan en ciudades como Montreal y Nueva York  y actualmente su Compañía está conquistando la India con renovaciones importantes en Nueva Delhi.

Los contratos de Andrés Escobar Asociados  llegan por referencia y esto ha sido ganado de manera paulatina y creando una imagen de una Compañía creativa y seria. Cada proyecto que realizan lo asumen como  un reto diferente y son muy críticos antes de enseñar o vender un producto a un cliente.

“Mi filosofía es: Nunca vendas nada a alguien que no te apetezca a ti”, dice Escobar, quien ya ha tenido el gusto de ver su manera de pensar plasmada en artículos en los más importantes medios impresos en el mundo entre ellos el “New York Times”.

Actualmente Andrés Escobar tiene muy adelantado un codicioso proyecto a realizar con la construcción de una importante cadena de hoteles  de lujo de cinco estrellas en las “Islas Seychelles”  en el océano Indio, para un miembro  de la familia Zayed,  gobernantes de Los Emiratos Árabes Unidos.

Para  Andrés es vital el trabajo en equipo y el mutuo respeto entre sus empleados. La idea es que se sientan como una familia y que  no exista la competencia entre colegas. Cada uno tiene un sueldo de acuerdo a sus capacidades y por su aporte al equipo. Como director de la Compañía,  Andrés se encarga de identificar las fortalezas de sus empleados y encaminarlos en su área, además le gusta estar rodeado de culturas diferentes por lo cual trabajan en su firma personas de diferentes partes del mundo, entre ellos, ciudadanos de Persia, Austria, Colombia, Japón, Brasil, Portugal e Israel.

Foto Cortesía Andrés Escobar & Associes


Sus compromisos alrededor del mundo  no le permiten ir a menudo a Colombia pero mantiene un  contacto fuerte con sus familiares que viven en el país, por lo cual,  es un sentimiento más romántico como el mismo lo define. Andrés no descarta la idea de que en algún momento se diera una oportunidad de hacer conocer su trabajo en Colombia.

Andrés Escobar agradece los valores morales y el cariño que recibió en su casa y las enseñanzas de su padre quien siempre le inculcó trabajar duro y perseverar, aprovechar el tiempo, ser honesto y mantenerse siempre activo en la vida.

Como colombiano le gusta la manera como Carlos Vives interpreta el vallenato, escucha las canciones de Juanes y admite que siempre sintió  una especial admiración por el desaparecido Fernando González “Pacheco”.

Se siente muy afortunado en haber escogido Montreal como ciudad para vivir ya que su aspecto provincial le ha aportado mucho para vivir en familia con su esposa y sus dos hijos. Además considera que es una ciudad en donde ha aprendido a vivir y respetar aceptando gente de todo nivel, raza, género y religión.

Un hecho muy importante en la vida de Andrés Escobar es haber conocido a su esposa Anabela de nacionalidad portuguesa y quien ha estado durante todos estos años a su lado ayudándole y apoyándolo día a día con el desarrollo de su empresa.

La vida de este exitoso empresario colombiano  transcurre viajando entre Montreal y Nueva York en donde están localizadas sus oficinas.

La cotidianidad de Andrés Escobar  puede transcurrir de estar cerrando un importante negocio en un país árabe, luego tomarse una taza de café en Nueva York discutiendo de un proyecto con el famoso diseñador Karl Fisher  y al día siguiente disfrutar de su familia en Montreal, pero a pesar de sus éxitos y reconocimiento en el mundo, este exitoso colombiano, se considera un hombre sencillo como su padre.

En Norteamérica o en Europa, cuando estemos caminando por alguna de sus calles,  recorriendo algún centro comercial u hospedados en un hotel y nos quedemos perplejos al observar la majestuosidad y encanto de estos lugares, quizá sin imaginárnoslo, estaremos deleitándonos de la creatividad de un colombiano que con su ingenio, perseverancia y trabajo ya cumplió 25 años liderando su propia compañía que renueva y embellece cualquier lugar en el mundo.

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación(I.M.E).

En Medellín colaboró en el programa Buenos Dias Antioquia transmitido  por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d).

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y conducción de los programas radiales Escuchando América Latina (CKUT 90.3 fm), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280).

Su interés por los temas radiales le permitiron viajar a la ciudad de Quito, Ecuador (2010) al Seminario Internacional  “En Sintonía con los Nuevos Cambios Tecnológicos en la Radio Latinoamericana”. Seminario organizado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL).

Ha sido corresponsal para las páginas web: enrodaje.net  musicasdelmundo.org actualizada como (musicasdelmundo.comconexioncolombia.com  y soyperiodista.com  parte de este material fue seleccionado y publicado en la versión virtual del periódico El Espectador.

También colabora para las páginas Revista Enfoque boxeodecolombia.com portalvallenato.net  ypanoramacultural.com.co

CONTACTANOS O DEJANOS UN COMENTARIO
  • YouTube
  • Spotify
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin