top of page

A Héctor Mora.

Updated: Jan 29, 2023



Héctor Mora. Foto tomada de Youtube.




A Héctor Mora.

Desde un cubículo de CM&.






Héctor nunca se imaginó que su pasaporte al mundo lo era también para el otro. Y lo injusto del otro mundo es que allá, en el más allá, no hay cómo hacer una cámara viajera o pasar por ese mundo, al vuelo. La muerte de Héctor llegó volando. Fue tan rápida que no alcanzó a informarle a sus amigos que se iba. E informar fue la pasión que lo puso frente a una cámara desde cualquier rincón del mundo.


El mundo tiene una infinidad de rincones y creo que a Héctor le sobró tiempo para estar en todos ellos. Su hijo, también Héctor, lo aseguró en una entrevista matinal de la radio. Héctor fue un turista satisfecho. Viajó por el mundo, conoció, se divirtió y, como diría Hozzman, le pagaron. Y llevó más turistas y acá trajo más turistas.


Tenía una memoria de elefante, como dicen. Y tiene que ser así porque si los elefantes tienen un disco duro y grande directamente proporcional a la monumentalidad de su cuerpo, en su memoria debe caber mucha información.


Héctor era capaz de traer a la memoria, todo el mundo que vivió y lo hacía de una manera festiva, coloquial, con palabras que se le deslizaban por la lengua sin ningún tropiezo y con las que formulaba sentencias al estilo de los refraneros chinos. Héctor se sentía chino. Le gustaba ir a la China y tenía un hijo en el territorio de Confucio. Pero, también era Espartaco.


Así se llamó en la clandestinidad de la farándula cuando la criticaba desde su columna y cuando, como el esclavo tracio, se rebelaba contra los formatos televisivos de la época. Por su rebeldía nació el programa de televisión que le mostró el mundo a los colombianos y lo puso más cerca.


El rebelde Espartaco, el abogado de una universidad que enseña desde la libertad, el notario de la ciudad de las acacias, el pionero del "enterprise" terrícola, el político "en sueños", el opita nostálgico con dos almas, una girardoteña y otra aceveduna murió hoy a los 77, en un mes 7, un día antes del 27 de 2017...si hubiera sido chino, se diría que su muerte estaba signada por el 7. Su nombre, Héctor, se escribe con 7 signos, incluida la tilde.


¡Adiós querido amigo, lo recordaré siempre!




(Esta columna es de estricta responsabilidad del autor y no representa la opinión de este portal)


84 views
DSC_0086.JPG

Germán Posada es natural de la ciudad de Medellín (Antioquia). Estudió Locución para Radio y Televisión en el Instituto Metropolitano de Educación (I.M.E). 
  
En Medellín colaboró en el programa Buenos Días Antioquia transmitido por la Cadena Colmundo Radio y participó en la animación y programación del programa Mirador Comunitario a través del Sistema Radial K (Armony Records). Ambos bajo la conducción y dirección del Periodista antioqueño Carlos Ariel Espejo Marín (q.e.p.d). 

 

Desde el 2001 reside en la ciudad de Montreal en donde ha participado en la realización y animación de los programas radiales Escuchando América Latina  (CKUT 90.3 FM), Onda Latina (CFMB 1280 am) y La Cantina (CFMB 1280). 
  

 

bottom of page